FORO CERRADO. comentarios y aclaraciones thunderstruck@hispavista.com
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse


Guia rápida
Reglas del Foro
Ayuda al usuario
Registro de avatares
Crea tu ficha
Aventuras disponibles
Razas
Compendios de Habildades
Afiliaciones

El contenido de este foro esta bajo registro de derechos, cualquier uso de este sin autorización del completo staff administrativo del foro esta prohibido, así mismo las creaciones de cada usuario son propias de ellos y queda prohibido hacer uso de estas obras particulares sin autorizacion del autor. El foro se reserva el derecho de admision.

Comparte | 
 

 Mas allá de una mirada felina...[Privado]

Ir abajo 
AutorMensaje
Hannibal King
Honor Felino
avatar

Cantidad de envíos : 274
Edad : 24
Localización : Detrás de ti...
Fecha de inscripción : 19/01/2011

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas: 0

MensajeTema: Mas allá de una mirada felina...[Privado]   Mar Feb 01, 2011 9:07 pm

Llevaba media mañana corriendo por el bosque. Solamente estaba siguiendo un rastro. Concretamente, creo que se trataba de un ciervo joven, que se había separado de su madre. Seguro que estaría sabroso a la brasa, pero eso dependía de que consiguiera atraparlo, y cazarlo. Pero lo cierto es que se resistía el condenado, ya que seguía corriendo, y parecía que no le faltaban las fuerzas precisamente. En ese momento acababa de internarme en un buen tramo de bosque, y pensaba que le había perdido, cuando encontré la muestra de que seguía en ruta, ya que encontré un poco de pelo enganchado en unos arbustos, además de unas pisadas que aprecían muy recientes. Sonriendo, emprendí de nuevo la carrera.

Tras unos minutos, pude llegar a un punto elevado. Miré alrededor, y encontré la orilla de un río, donde se encontraba el ciervo que estaba persiguiendo. Su pelaje estaba bastante revuelto debido a la carrera, y en ese momento, estaba con el morro levantado, buscando mi aroma en el aire. Por suerte para mi, el viento soplaba en dirección contraria, por lo que mi aroma no llegaba al ciervo, pero el suyo si que me llegaba a mi. Respiré el aroma del animal, y noté como había sudado bastante durante la carrera, por lo que seguramente estaría al borde de sus fuerzas. En ese momento supe, que era la ocasión perfecta para derribar al animal.

Saqué el arco del carcaj, y enganché la parte de la cuerda superior en la parte superior de la madera, con lo que me aseguraba que el arco estuviera perfectamente tenso para alcanzar la distancia necesaria. Calculé a ojo, mientras sacaba una flecha, cual sería la distancia, y deduje que serían unos 50 metros. Con un blanco en movimiento, sería difícil, pero el blanco estaba fijo, por lo que era un disparo sencillo para alguien como yo, que había estado toda mi vida en los bosques. Justo en ese momento, el ciervo se agachó para beber agua del río, y supe que esa era al ocasión perfecta de disparar. Cargué la flecha en el arco, y apunté al ciervo. Apunté justo entre las costillas, directo al corazón. Me aseguré de que todo era correcto, y solté la cuerda, esperando haber acertado el disparo.
Volver arriba Ir abajo
Linx
美人侍
avatar

Cantidad de envíos : 292
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Mas allá de una mirada felina...[Privado]   Vie Feb 04, 2011 5:21 am

Había estado en búsqueda de un animal para servirme de mi comida matutina, cosa que por alguna razón de la suerte no había podido lograr alcanzar. Parecía que hasta los pájaros se habían esfumado, y que las libres se habían ocultado, que todo estaba en paz, como la noche, aunque bien de día que era. El sol pegaba fuerte aunque la brisa lograba apaciguar ese ardiente calor. Lo que mejor se me había ocurrido, para así no gastar ni energías ni cazar una presa difícil de alcanzar era ocultarme entre los arbustos, árboles y rocas, para, pacientemente esperar a algún animal, grande o pequeño, que se dignara a tomar agua cerca del río. Me había ocultado, tapándome con barro y otras cosas, muy cerca del río, tras un arbusto justo a mi medida. ¿Si me molestaba ser Kittan y estar cubierta de suciedad? Si, lo hacia, pero era algo que en verdad no me importaba. Además, con el pasar del tiempo, lo feo se vuelve soportable.

Ahí me encontraba, bañada en barro y hojas, esperando alguna presa, si quiera un animal pequeño, cuando olí un ciervo acercarse. Lógicamente, mi olor era extraño, una mezcla de mi propio olor con el del barro y hojas, aunque estos últimos aromas lograban ocultar mi presencia bastante bien, puesto que el ciervo solo se paro para oler un momento y no logro ni oler ni ver mi presencia, ni sentir mi asechadora mirada. Lentamente fui tomando el mango de mi katana, para, con toda la paciencia del mundo, irla desenfundando, y ocultando su brillo en las sombras. Estaba lista para el ataque, aunque no sabia que alguien más también tenia su mirada en la que consideraba “mi presa”.

De un momento a otro vi como una flecha, salida de la nada, se introducía entre las costillas del animal, haciendo que este saltara sorprendido y dolorido. Era el momento justo. Como un haz de luz, salte a la carga y tome el cuello del animal con una mano, usando la otra para con mi katana cortar parte del cuello de este animal y así asegurar que su muerte fuera lo más rápida posible y hacer que este se quedara inmóvil. Pero no me detuve ahí, observe con velocidad el terreno, y sin haber terminado mi inspección más que rápida, fui arrastrando con fuerza el animal hasta volverme a introducir entre los arbustos y árboles de la zona, para así asegurar mi protección del arquero. No sabia si era aliado o enemigo. Aunque bien segura estaba de algo, protegida en mi escondite y con mi aroma opacado, era más fácil que yo lo descubriera antes que él o ella ami.


Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Hannibal King
Honor Felino
avatar

Cantidad de envíos : 274
Edad : 24
Localización : Detrás de ti...
Fecha de inscripción : 19/01/2011

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas: 0

MensajeTema: Re: Mas allá de una mirada felina...[Privado]   Mar Feb 08, 2011 1:22 am

No pude contener una expresión de satisfacción cuando vi como la flecha se clavaba entre las costillas del animal. Estuve a punto de gritar algo, cuando de repente, y sin previo aviso, alguien o algo apareció de entre unos matorrales, y le cortó el cuello al ciervo, para luego meterlo en los matorrales de nuevo. Yo no me podía mover del sitio, debido a que mi presa se había escapado justo cuando la había matado...Y parecía que se la iba a comer alguien que no era yo, la verdad. Y eso no me hacía mucha gracia, ya que tenía algo de hambre.

Bajé corriendo la ladera, observando el lugar donde había abatido al ciervo. Cuando llegué allí, vi que la sangre se había juntado en un gran charco en el punto en el que habían cortado el cuello al pobre animal. El rastro del líquido carmesí seguía un poco, hasta detrás de los arbustos. Me imaginaba que el causante del robo estaría hay detrás, pero no quería que el me cogiera a mi, así que me alejé un poco, hasta donde no se me veía en ese matorral, y emprendí una carrera, hasta que llegué a la parte trasera de ese matorral. Desenvainé un poco la espada, pero la guardé de nuevo, y saqué una de las flechas de mi carcaj.

De la manera mas silenciosa que pude, me acerqué poco a poco hacia el matorral. Me paré a pocos metros para olfatear el aire, y pude notar el olor a sangre, además de olor a barro, y un olor muy escondido, que no conseguía encajar. Poco a poco, me fui acercando a los arbustos, y pude ver lo que pensaba que era una de las astas del ciervo que había cazado. A medida que me acercaba mas, el olor se hacía mas fuerte, pero no conseguía notar nada raro...Salvo un pequeño arbusto, del que salía algo rojo. ¿Acaso se escondería hay el ladrón? Solo había una manera de saberlo...

Por la espalda, me acerqué todo lo que pude para mantener la seguridad. Cuando estuve a una distancia optima, acerqué la punta de la flecha al matojo. Cerca, pero sin llegar a tocarlo.-Vamos a ver-Dije hablando hacia el arbusto que pensaba que era escondite.-Lo primero, a un cazador no se le roba la presa cuando ya la ha acertado. Lo segundo, es que si me lo hubieras pedido, podría haberte invitado a cenar ciervo. Y lo tercero, es que si te quieres esconder, no lo hagas justo al lado de la presa.-En ese momento, acerqué la punta de la flecha lo suficiente como para clavarla donde tendría que estar el cuerpo.

_________
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Linx
美人侍
avatar

Cantidad de envíos : 292
Fecha de inscripción : 17/01/2011

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Mas allá de una mirada felina...[Privado]   Dom Feb 13, 2011 11:49 am

Me había ocultado lo más rápido posible con mi presa y todo, detrás de los matorrales y arbustos de la zona, rodeada un poco de árboles que ayudaban más a mi intención de hacerme un escondite en plena luz del sol. Conociendo bien mi situación y presintiendo que seria ahora yo la cazada, analice las posibilidades que tenia se salir con vida de ahí y plañe un par de opciones por si acaso el arquero me intentaría atacar, o de sorpresa o de frente. Sabia que seguramente no seria tan bobo como para ir contra un enemigo desconocida y oculto de una manera “heroida”, por así decirlo, y que seguro intentaría encontrar un mejor punto para poder asentarse y esperar el momento a que yo saliera o asomara mi cabeza para volver a disparar una de sus flechas. Debía estar atenta a esta posibilidad, y a que mi estadía en aquel escondite podría prolongarse más de lo debido; quizás no podría esperar a hacer una fogata para cocinar bien la carne del siervo y que sin eso tendría que comer como se encontraba el siervo. No había que desperdiciar la carne que en cualquier momento podría encontrarse invadida por gusanos o alguna otra alimaña.

Pero grande fue mi sorpresa cuando escuche como alguien se acercaba, parecía estar usando botas y algún que otro abrigo, poco adecuado para un ataque sorpresa. Aun así me sorprendió que los sonidos que hiciera fueran tan sutiles, como los de un verdadero cazador; pero rápidamente reconocí el porque de esto, al reconocer el aroma del arquero: era un felinus. Sin pensarlo dos veces, tome mi katana y la coloca en el piso, con funda y todo, comenzando a desenfundarla ahí mismo para dejar el filo de esta al aire y enterrarlo apenas en la tierra y el pasto. Había planeado una jugada arriesgada, pero no dejaría al siervo solo, aunque existiera la posibilidad de que pudiera usar este como una carnada.

Tan solo me quede ahí, escondida lo mejor que podía en el arbusto más cercano a mí, aunque estuviera totalmente cubierta de suciedad y tierra, a corta distancia se podría notar la forma de mi cuerpo y el lugar en donde estaba. Tenía una mano y una rodilla apoyada en la tierra, dejando un pie recogido como para poder saltar si era necesario, la otra mano la tenia algo separada, sosteniendo unas ramas y hojas sin quebrarlas que podrían servirme como distracción. Claro, la mano que apoyaba en el piso realmente no se apoyaba en este, sino en el mango de mi katana, sosteniendo esta con fuerza y tensionando los músculos de mi brazo, lista para todo.

Sentí como aquel felinus se acerco más y más hasta llegar a quedar detrás mío, no sabia que iba a hacer o que utilizaría para ello, pero si sabia su posición, su distancia a mi. Escuche con atención y paciencia lo que decía, pero quede en silencio, hasta el momento en que pronuncio “Y lo tercero…”. No podía aguantar más. Levante con tierra y todo, para molestar la vista del felinus, mi katana, llevándola hasta el pecho de él, sin preocuparon de lastimarlo o no. No había agarrado comúnmente mi arma, sino al revés, como si fuera un cuchillo, esto me facilito mi tarea de sacar el arma y desplegar tierra con esta, también el poder amenazarlo con esta sin tener que hacer más cosas que tan solo levantar mi espada. Ahora era yo la que lo tenia amenazado, mi espada era lo suficientemente larga como para, llevándola hacia atrás, atravesarle el pecho sin gran problema. Ahora era mi turno de hablar…… Girando mi rostro para por fin poder ver como era el arquero felinus, lo observe con mis afilados ojos marcando no odio sino ferocidad.


El siervo es y era mío… Nose quien eres, pero si quieres podemos compartirlo, no lo comeré entero, y desperdiciar una comida no es de mi gusto. Baja tu arma y yo luego la mía, haz un movimiento que considere malo y muere.

PD:
 
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Hannibal King
Honor Felino
avatar

Cantidad de envíos : 274
Edad : 24
Localización : Detrás de ti...
Fecha de inscripción : 19/01/2011

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas: 0

MensajeTema: Re: Mas allá de una mirada felina...[Privado]   Miér Mar 23, 2011 11:53 pm

No supe como ni por qué, pero en unos segundos, pasé de ser el cazador a presa, y de asaltante a asaltado. Cuando me quise dar cuenta, tenía al culpable de que el ciervo que YO había cazado fuera a alimentar el estómago de otra persona. Estaba en una situación muy incómoda, ya que al mínimo movimiento que hiciera, o que el cazador, su espada me rebanaría pro al mitad sin ninguna clase de problemas, y la idea de que se hiciera filete de Hannibal King no es que me agradara mucho, precisamente. Miré a mi espada, que reposaba en mi cinto, pero era imposible que la alcanzara en tal posición como la que me encontraba en ese momento.

Y entonces, dijo que podíamos compartir el ciervo...Durante unos segundos, me quedé de piedra, ya que no me esperaba semejante reacción. ¿Compartir? ¿El ciervo?...¡¿SU ciervo?! ¡Ese ciervo le había cazado yo, y es conocida la regla de que, entre cazadores, se respeta el hecho de que, quien aplica la primera herida mortal, es quien se lleva la pieza, y mi flecha había causado una herida mortal, así que debería de ser mi presa, no la suya...Pero lo cierto era que la posición en la que me encontraba no invitaba a negociar quien era el legítimo dueño del ciervo ni nada de eso. El asaltante podía matarme en cualquier momento, y demasiado que había hecho al no matarme aún.

Fue entonces cuando reparé en un ligero detalle, en el que aún no me había fijado...Que era una mujer, y era una felian, igual que yo. ¿Desde cuando los felian nos dedicamos a matarnos de manera mutua por un ciervo? Desde luego, es una idea a la que no estoy acostumbrado, la verdad. Normalmente, entre los Felian hay apoyo, no una espada en el vientre...Pero de cualquier manera, no era el mejor momento para pensar en cosas como esa. Estaba a punto de que una espada me dividiera en dos, así que sería mejor dejar el hecho de que ambos compartíamos especie de lado, y centrarme en la idea de que debía sobrevivir a aquello. Lentamente, y con un suspiro, solté la flecha que, hasta entonces, había agarrado. Cuando esta golpeó el suelo, levanté la mirada, y centré mis ojos en los suyos, para que también se diera cuenta de que compartíamos algo de sangre -Yo ya he cumplido mi parte...ahora, cumple tu la tuya, y levanta el arma.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Mas allá de una mirada felina...[Privado]   

Volver arriba Ir abajo
 
Mas allá de una mirada felina...[Privado]
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Hospital Privado
» La mirada que lo cambia todo (Nos duele que te duela)
» Choque en el pasillo... [Privado]
» de paseo por el bosque (privado con sakura hime)
» La calentura de una sola noche. +18 (Privado Myrna y Atsuko)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Utopia Medieval :: Bσsqυє Eтєяησ-
Cambiar a: