FORO CERRADO. comentarios y aclaraciones thunderstruck@hispavista.com
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse


Guia rápida
Reglas del Foro
Ayuda al usuario
Registro de avatares
Crea tu ficha
Aventuras disponibles
Razas
Compendios de Habildades
Afiliaciones

El contenido de este foro esta bajo registro de derechos, cualquier uso de este sin autorización del completo staff administrativo del foro esta prohibido, así mismo las creaciones de cada usuario son propias de ellos y queda prohibido hacer uso de estas obras particulares sin autorizacion del autor. El foro se reserva el derecho de admision.

Comparte | 
 

 Blitzkrieg

Ir abajo 
AutorMensaje
Renji Karnage

avatar

Cantidad de envíos : 201
Fecha de inscripción : 05/04/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
50/1000  (50/1000)
Coronas: 25

MensajeTema: Blitzkrieg   Jue Abr 08, 2010 5:07 am




Una fina lanza de plata, mi aliada y mi enemiga....



**************


El sol se oculta, la última gaviota del día se posa sobre el mar y las estrellas hacen acto de presencia.

Me hallo en el puerto de la gran ciudad comercial de Port Avalon . Mi viaje hasta aquí ha sido largo e incómodo, un cazador no tiene que hacer en el mar de modo que me siento aliviado por caminar al fin sobre el firme muelle de madera.

Por desgracia, no vengo cargados de oro; ni tan siquiera de plata. El "Viento Rojo", el navío mercante que me reclutó, se ha visto obligado a despedirme sin paga alguna, después de que su carga de alimentos se malograse durante el trayecto. Se suponía que ibamos a viajar a puertos más lejanos, tal era mi propósito, aunque al parecer debo buscarme la vida aquí, en Port Avalón, al menos por un tiempo.

A pesar de la nocturnidad, la agitación en los muelles era frenética. Habia barcos procedentes de todos los rincones de cargando y descargando todo tipo de mercancías exóticas. Marineros y mercaderes faenan en los desembarcaderos, al igual que las fulanas, y el dinero cambia de manos tan rápidamente que apenas se podìa seguirlo con la mirada.

Los ruidos y las imágenes son apabullantes, tanto que ni siquiera me habia percatado del grupo de hombres que casualmente se han colocado a mi alrededor, cerrándome el paso.

Son un puñado de tipos duros, Nueve marineros malolientes armados con porras y navajas de filo mellado.


-Vaya, vaya... Mirad qué no has traído el Viento Rojo.


La pregunta procede del líder de los camorristas, un hombre desdentado con los nudillos tatuados. Tras sus palabras, se limita a clavaros la mirada para luego dirigirse en voz alta a los de su grupo.

-Chicos, ¿cuánto creeís que nos pagarán por este?

Ya no hay duda, se trata de una ronda de enganche en busca de cuerpos fuertes y sanos con los que traficar, perros viejos en el dudoso negocio del "reclutamiento forzoso". El desagradable individuo sonríe vilmente, escupe sobre el muelle, y luego da un paso firme hacia mi..

Espero que alguien viniera a ayudarme..
Volver arriba Ir abajo
Gina Kazuma

avatar

Cantidad de envíos : 90
Fecha de inscripción : 02/10/2008

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Blitzkrieg   Vie Abr 09, 2010 12:48 pm

Desde una alta azotea, Gina observaba el horizonte con melancolía. Tantas cosas que se escapaban de su mente, tantos años en blanco, vacíos, con la sola voz de aquella mujer cuya sola mención de nombre la hacía temblar.
Aprieta los dientes con violencia y golpea una pequeña chimenea con la mano.
"¡Maldita seas, Paulette!"
No podía dejar de pensar últimamente en ella. Es consciente de que pronto irán de nuevo a por ella, no la dejarían hasta acabar con su vida o llevársela de nuevo...No, ni hablar. No volverían a tenerla bajo su control. La sola idea oscurecía esa nueva parte de su mente.

Había jugado con ella en los últimos meses, con ese espacio mental que antes no poseía. Había comenzado a ponerlo de nuevo todo en orden...como quien entra en su vieja casa después de largo tiempo y encuentra los muebles llenos de polvo...en ese tiempo Gina se había ocupado de limpiar su cuarto interior, de poner cada cosa en su sitio...Pero aún había demasiados espacios oscuros donde temía mirar...lugares donde aún escuchaba su nombre...

El sonido de una gaviota la despierta de su ensimismamiento. Sacude la cabeza y se asoma al puerto con cuidado, pues ha oído ruidos. El sol ya se está escondiendo y se acerca la hora de moverse...cuando unas voces atraen su atención.

-Esos marineros prepotentes parecen actuar de nuevo...-susurra para sí misma al ver la curiosa escena. El grupo de hombres parece centrarse en alguien nuevo...

Gina ladea la cabeza y agudiza su vista para apreciar mejor los matices de la situación...su mirada se dirige como una flecha al chico al que acosan. Gina sonríe, para su personal sorpresa, al ver los rasgos del joven. Torso tatuado, exótico aspecto...¡vaya contraste con los demás marineros! Viejos, desdentados y nauseabundos...

-Eso no está bien...-susurra con voz juguetona. Entonces una punzada en la sien la hace retroceder el borde del tejado, maldiciendo por lo bajo.

"¿Qué me pasa?" Su mente se debate...ayudar al extraño...o simplemente observar la masacre y éste se negaba a cooperar con los marineros...¿Qué debe hacer? "Me voy...este no es lugar para mí" concluye.
En ese preciso instante, otra punzada de dolor la recorre por dentro. "¿Qué demonios?" No tiene ninguna lógica. Furiosa y agobiada decide saltar desde el tejado con su característica agilidad felina y plantarse entre el chico de pelo color del fuego y el desagradable marinero.

No es consciente de lo hecho hasta que mira a éste último a los ojos, dándole la espalda al chico. Gina abre la boca para decir algo...pero las palabras no salen de su boca. Contrariada consigo misma comienza a balbucear improperios por doquier. A ojos de cualquier transeúnte y de los mismos presentes, Gina debe parecer una demente...cuando se percata de ello, recobra la compostura y se decide a hablar al viejo.

-Aquí no se les ha perdido nada, señores. - Espetó en el tono más correcto posible.
Volver arriba Ir abajo
Renji Karnage

avatar

Cantidad de envíos : 201
Fecha de inscripción : 05/04/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
50/1000  (50/1000)
Coronas: 25

MensajeTema: Re: Blitzkrieg   Vie Abr 09, 2010 8:04 pm

En todos mis múltiples andanzas, no he visto nada parecido. Es como si todo fuera... horrible. Nada de la majestuosidad y belleza de los grandes puertos con navíos atracados y marineros descargando con la felicidad en sus rostros de haber completado una travesía y poder recibir la paga... Nada del fresco aroma a agua salada mezclada con el verde olor de la hierba de la costa...

Aquí todo es tristeza y decepción... ¡Y encima esos tipos! Apenas si he puesto los dos pies en tierra firme y ya estaba en líos

La luna de Jade se asomaba tímidamente detrás de su albina hermana

Ponía mi posición de defensa, mientras retrocedida o buscaba alguna salida viable amaba. las peleas mas que nada en el mundo, pero eran una pelea desigual, el cazador estaba siendo cazado

No había nada en el ambiente que me pudiera ayudar un cazador fuera de su elemento

De la nada descendiendo desde las alturas apareció una guerrera con ropas llamativas tal vez para provocar al enemigo y hacerlo impulsivo, queda de espaldas a mi, provocando con su espectacular anatomía que yo pierda la concentración. Su estampa en general era altanera arrogante, soberbia. Pero inconfundible e inequívocamente femenina, una presencia que jamás olvidaría, sus botas azules hasta las rodillas, era muy sensual

-Aquí no se les ha perdido nada, señores.


Cuando hizo su inesperada y hasta cierto punto espectacular aparición, otros dos marineros salieron detrás de ella, nos tenían rodeados, ahora eran siete. Yo volteaba hacia todos lados pero nos había acorralado a Ambos

Renji: Caballeros, la dama tiene razón aquí no se ha perdido nada, no creo que haya que llegar a tal extremo. ¿qué le parece si calmamos los ánimos con una cerveza en la taberna más cercana?

Sabia que conseguir nada, pero todo sea intentarlo... y ganar tiempo.

Jefe bandolero: No se ha perdido nada, al contrario se ha ganado mucho. Acabáis de presentaros voluntarios para una apasionante vida como marineros. ¿Deseáis hacerlo por las buenas o por las malas?

Esos perros no se dejarán convencer tan fácilmente, tan solo el oro o la espada torcerían sus planes. Y apenas poseia oro.

Con cautela dirigí mi mano hacia la empuñadura de mi machete, no había espacio para usar la boleadora y la cerbatana siempre la usaba para atacar a traición mientras, lentamente, me sitúo enfrente de la violeta fémina

Renji: Atrás, señorita. Nos tienen rodeados

Mi tono de voz es tan bajo que las palabras solo pueden ser oídas por ella. Y mientras hablaba ellos se aproximaban lenta pero peligrosamente

Un extraño silbido del desdentado y todo su grupo se moviliza. Los marineros alzan sus porras, exhiben sus navajas y cautelosamente estrechan un comprometido círculo rodeándonos alrededor. Parecen lo suficientemente estúpidos como para resultar peligrosos.

Jefe bandolero -¡No toquéis a la chica! Solo captúrenla. Pagarán mucho más por ella si mantiene intacta su belleza.

La multitud del muelle no tarda en dispersarse al pronosticar el inminente combate.

Los atacantes han sabido escoger muy bien el sitio de la emboscada, ya que las cajas descargadas y la propia limitación del muelle dificultan los movimientos de ambos.

Me adelante a la joven violeta del traje azul haciéndole un ademán de complicidad, y me lance con una estocada frontal hiriendo a uno de los marineros, y los demás se abalanzaron sobre nosotros

El combate había comenzado..
Volver arriba Ir abajo
Gina Kazuma

avatar

Cantidad de envíos : 90
Fecha de inscripción : 02/10/2008

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Blitzkrieg   Dom Abr 11, 2010 2:07 am

-Atrás, señorita. Nos tienen rodeados

Aún sin mirar al chico a los ojos, asiente casi imperceptiblemente y clava la mirada en el que pronuncia las palabras mágicas, "Pagarán mucho más por ella si mantiene intacta su belleza"...

Sus ojos se entrecierran y sus labios se tuercen en una maquiavélica. Ladea la cabeza y aún con la sonrisa en los labios detiene ese pequeño impulso que tiene de sesgar la testa de ese deshecho humano dando un paso hacia atrás y rozando durante una milésima de segundo el hombro del que se acababa de convertir en su compinche.

¿Qué hacía metida ahí? Apenas le dio tiempo a ser consciente de su situación cuando el joven se abalanza como lobo salvaje hacia uno de los marineros, machete en mano e hiriéndole gravemente.

El shock apenas le dura un segundo, el tiempo que tarda Gina en sacar con una facilidad pasmosa la katana de la vaina y asestando un ataque a otro marinero que intenta llegar hasta el chico.

¡¿En qué te estás metiendo?!, dice una voz en su cabeza. Estaba confusa, no sabía del todo porqué actuaba así. Estaba en su sangre, la nota hervir de emoción ante tal riesgo...y de momento no piensa dar marcha atrás. El movimiento está hecho.

P.D: el post no es muy largo, pero en mitad de un combate en el que espero ver el resultado de mi golpe no puedo hacer nada más Smile
Volver arriba Ir abajo
Renji Karnage

avatar

Cantidad de envíos : 201
Fecha de inscripción : 05/04/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
50/1000  (50/1000)
Coronas: 25

MensajeTema: Re: Blitzkrieg   Dom Abr 11, 2010 2:38 am

Pese a mis indicaciones la misteriosa chica, se pone cerca de mi a mi lado, a la mar y desenvainado una katana asesta un golpe a un ode los marineros hiriéndolo en su hombro. Su lenguaje corporal era sobre confiado, a la vez que nitidamente femenino pero no me da tiempo de hacer mas apreciaciones puesto que la pelea comenzaba

Los malditos marineros resultan más ágiles de lo que su apariencia pronosticaba. Como monos salvajes se abalanzan sobre nosotros, saltando y esquivando un sin fin de cajas, redes y aparejos portuarios que impiden realizar un pleno y conveniente movimiento en el combate.

Dos misteriosos jóvenes salen de entre las cajas abruptamente, vestidos los dos con un desgastado judogui tipo kimono de brocato de seda gris y una hakama de varios pliegues como pantalón, sandalias de tiras armado espada de bambú acolchonada, de esas que usan para entrenar kendo, las desenfunda y combate contra los marineros emparejando la pelea

La joven de cabello morados por su parte peleaba bien esquiva bien los golpes y devolvía las estocadas Poco a poco los bandidos sucumbían ante las habilidades de estos cuatro guerreros y algunos empezaban a huir

Uno de los bandidos huye y el otro misterioso guerrero corre tras de el, perdiéndose los dos a lo lejos

La gran mayoría de los espectadores básicamente comerciantes, marineros, rateros y prostitutas aplauden a la Chica Violeta y al misterioso guerrero

Otros se limitan a resoplar en un nada disimulado desdén o a murmurar algo entre dientes. A los pocos segundos la multitud se dispersa para, sencillamente, dedicarse de nuevo a sus quehaceres.

El misterioso guerrero de la espada de madera con la tranquilidad del mundo, limpia sus espada con la ropa del bandido que se encuentra desmayado en el suelo antes de colocarlas de nuevo en sus funda

Yo mientras tanto me dispuse a escudriñar entre los marineros desmayados o muertos dispersados por todo el muelle en busca de cierta información relevante o, en su defecto, alguna pieza de oro que les pudiese servir de sustento.

La noche empezaba a ser fría y la ciudad no esperaba a nadie.

El misterioso guerrero joven se nos acerca. Su rostro es delgado y atractivo, enmarcado por una afilada perilla, y sus ojos poseen el mismo color que las nocturnas aguas. Sus manos permanecen ocultas en los pliegues de su vestimenta para, con gesto cordial, inclinar únicamente la cabeza a modo de saludo.

Guerrero: -Parece que estos sucios marineros no tenian nada en su contra realmente sus motivaciones son o, mejor dicho, eran, la simple y clásica avaricia. Únicamente el oro gobernaba sus acciones. Una soterrada tristeza empaña el tono de sus palabras. -En esta ciudad... No existe nada más.

Hay cierto cariz religioso en el misterioso jovencito de la espada de bambú, hasta el punto de que casi podríais asegurar que pertenece a algún tipo de secta o congregación. El joven se aproxima con elegante caminar hasta nuestra posición para golpear levemente y con la punta de su bota el cuerpo inconsciente de uno de los malhechores.

Guerrero : -Os felicito, peleas muy bien eso enseñará a los demás villanos a no meterse con los forasteros, dijo riendo.

Pero, ¿dónde están mis modales? Permanente que me presente. Soy el hermano Egil, y aquel que se fue corriendo tras el bandido es Megil y precisamente estaba buscando a un par de personas como ustedes, que sean capaces de resolver situaciones comprometidas como ésta. Si me permiten invitarles a una copa, me gustaría hablarles acerca de un trabajo. ¿Qué me dicen?


Yo por mi parte mire con recelo al extraño intentando buscar algún símbolo en sus ropas que le mostrara el Dios al que seguía. y luego volte a ver a mi salvadora a ver que decía ella.
Volver arriba Ir abajo
Gina Kazuma

avatar

Cantidad de envíos : 90
Fecha de inscripción : 02/10/2008

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Blitzkrieg   Lun Abr 12, 2010 11:01 am

El golpe que asesta Gina da en el blanco y por fin comienza el combate. Rápidos movimiento que van y vienen. La joven deja de tener conciencia de todo excepto de sus dos manos en el mango de la afilada katana, cuyo paso por los cuerpos oponentes siembra el caos.

Volteos sobre sí misma con gran soltura y sólo algunos roces de los filos en sus brazos. La lucha parece cada vez más difícil a pesar de los movimientos de ambos y la chica se percata de dos nuevas ayudas venidas de quién sabe donde. Dos jóvenes vestidos con amplios uniformes de seda. Sus golpes son precisos y metidos con fuerza.
Aún así no pierde de vista ni un segundo a la chispa de fuego que lucha a su lado.

A la katana y al machete se les unen dos espadas más de kendo, movidas con una fluidez fría y precisa. El combate entonces se iguala, siendo para Gina como un baile en la que las luces son la poca sangre que deja derramar por los bandidos antes de que otro golpe les desmaye. Con un último salto en el aire como movimiento final aterriza en el suelo junto a sus espontáneos compañeros de batalla y ve cómo uno de los marineros huye, pronto seguido por uno de los misteriosos chicos de gris.

Su pecho sube y baja al ritmo de una respiración que se va calmando por momentos. Imita el gesto del otro enigmático chico, limpiando el filo de la espada en las ropas de los vencidos y guardándola con delicadeza en su vaina. Ignora los aplausos y centra su atención en los dos hombres que hay ante ella. Se aparta el pelo del rostro y entrecierra un poco los ojos, aún sin decir palabra alguna. Su ceño se frunce involuntaria y ligeramente y entonces uno de los chicos habla.

-Parece que estos sucios marineros no tenian nada en su contra realmente sus motivaciones son o, mejor dicho, eran, la simple y clásica avaricia. Únicamente el oro gobernaba sus acciones. En esta ciudad... No existe nada más.

La chica escudriña primero el rostro de este. Sus movimientos y su forma de hablar hacen desconfiar a Gina, pues bien podrían ser seguidores de...sacude la cabeza de repente y aparta esos pensamientos.
"No tienes ninguna prueba. No puedes empezar a volverte una paranoica. Suspira imperceptiblemente y observa con cautela que tiene sus manos ocultas.

Permanece a cierta distancia del chico de pelo de fuego pero no demasiada. Las palabras del otro estaban teñidas de un ligero pesar, parecía apenarse del camino que algunas personas tomaban...y Gina se preguntó si esa tristeza era real y circunstancial o tan inculcada que le era incuestionable...pero esa tristeza le duró bien poco

-Os felicito, peleas muy bien eso enseñará a los demás villanos a no meterse con los forasteros, dice riendo. Pero, ¿dónde están mis modales? Permanente que me presente. Soy el hermano Egil, y aquel que se fue corriendo tras el bandido es Megil y precisamente estaba buscando a un par de personas como ustedes, que sean capaces de resolver situaciones comprometidas como ésta. Si me permiten invitarles a una copa, me gustaría hablarles acerca de un trabajo. ¿Qué me dicen?

Eso pilló algo desprevenida a Gina que, tan inmersa estaba en la seriedad y fe que emanaba del que se acababa de presentar como hermano Egil, no esperaba algo tan natural como "ser invitados a una copa". Mira entonces al chico del pelo rojo y ve que él también la está mirando a ella.

La chica tuerce un poco los labios y se decide a hablar.

-Os doy las gracias por vuestra ayuda en la lucha, quién sabe lo que hubiésemos tardado en vencerles los dos solos...Es un entero placer conocerle, hermano Egil y lo mismo diré a su compañero cuando regrese. Mi nombre es Violet y...será divertido acompañarle.

Sus palabras han salido con bastante soltura, a pesar de que sus pensamientos no son del todo esos. Aún está confusa por su forma de actuar y dirige una sonrisa, sincera, al chico de pelo rojo y añade...

-Además, aún no sé nada de este chico al que he pretendido ayudar...
Volver arriba Ir abajo
Renji Karnage

avatar

Cantidad de envíos : 201
Fecha de inscripción : 05/04/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
50/1000  (50/1000)
Coronas: 25

MensajeTema: Re: Blitzkrieg   Mar Abr 13, 2010 12:06 am

El sacerdote observó detenidamente a la joven purpurea con un brillo de esperanza en sus ojos. Cuando esta se presenta y asiente el chico de cabellos rojos asiente tímidamente a diferencia de la chica que hablaba desenfada y fluidamente, pero eso no fue todo el pináculo de aquella escena fue cuando le sonrió y le repuso de forma bastante cromática
-Además, aún no sé nada de este chico al que he pretendido ayudar...

Le daba pena el saber que había necesitado que lo ayudasen y le costaba trabajo agradecer que las palabras salieran de su boca, la chica tenia razonen hacer el recordatorio, había incluso arriesgado su vida por un desconocido, le gustara o no, estaba en deuda con aquella misteriosa joven y era una total falta de respeto que solo se limita ha hacer contacto visual

Renji : Yo… Debo de agradecerle señorita Violet, no se que hubiese eso sin su ayuda y sin la de usted


La voz del cazador algo monocorde y tímida era secundada con un lenguaje corporal similar que solo asentía

El misterioso monje opta por llevaros a una taberna cercana, llamada La Rata de Agua.
Efectivamente se trata del típico tugurio portuario, tan sucio y desagradable como su propio nombre auguraba, aunque la cerveza, el vino y las camareras y mesoneras son mejores de lo que uno podría esperar.
En una de las paredes esta un viejo oleo sobre un viejo lienzo de un pergamino
Spoiler:
 

Se sentaron sentamos en una mesa colindante a la cocina y lo suficientemente próxima al fuego del hogar, donde el hermano Egil les invitò a una primera ronda.

Habia figuras de brujas, demonios, cazadores de brujas y elementos de tortura por todas partes, intercaladas entre las mesas y el mobiliario del local.

El monje casi no bebe, apoyado con los codos sobre la mesa, solo dio un pequeño sorbo a su bebida, se limita a observar meditativo las llamas de la chimenea. Llamaba bastante la atención que hasta hace unos minutos en el muelle, se había mostrado bastante parlanchín, ahora en cambio estaba en silencio, como ahogado totalmente en sus pensamientos, en medio de aquel bullicio de la taberna.. hasta que de pronto, por fin hablo...

Egil: -Hace un par de días, un antiguo un hermano bibliotecario de mi templo Lucius,envio una carta diciendo que solicitaba ayuda de la orden a la que pertenezco
Por razones que resultan un tanto complejas, nuestro sumo sacerdote ha declinado investigar este asunto. El hombre en cuestión, Lucius, es un buen amigo mío, y me temo que algo terrible este ocurriendo. Estoy dispuesto a ofrecerles 300 lunares de plata a cada uno, 50 ahora y 100 al entrevistarse con el y el resto al finalizar el trabajo, si pueden ir a ayudar a Lucius, yo por cuestiones de fe y obediencia a mi iglesia no puedo salir de Port Avalon pero creo a ustedes nada los ata a esta ciudad…

Les proporcionaré toda la información que pueda, y les dispensaré curaciones si lo necesitan. ¿Están interesados?

Volver arriba Ir abajo
Gina Kazuma

avatar

Cantidad de envíos : 90
Fecha de inscripción : 02/10/2008

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Blitzkrieg   Mar Abr 13, 2010 6:45 pm

La voz que sale de los labios del chico de pelo rojo es algo tímida y seca, piensa Gina, que relaja las facciones, sonríe y asiente con la cabeza a sus palabras.

Dirige de nuevo la mirada hacia el sacerdote y sin más palabras comienzan a andar hacia una taberna cercana. La noche se cierne sobre ellos los pasos de los zapatos de la joven hacen eco por las callejas hasta llegar a la puerta de La Rata de Agua.

"Oh, la, la..." piensa Gina para sus adentros torciendo los labios y sentándose frente a Egil, a la vez que pide una jarra de cerveza y observa al ahora callado monje.
El chico pelirrojo tampoco emite palabra alguna...La chica se dedica a beber de la jarra mirando a todo el que pasa por su lado...y debe admitir que las camareras tienen un buen cuerpo. Suelta un suspiro curioso y no se le escapa de la vista el pergamino que cuelga de la pared...se dispone a preguntar por él cuando entonces el monje comienza de nuevo a hablar, sobresaltando un poco a Gina.

-Hace un par de días, un antiguo un hermano bibliotecario de mi templo Lucius,envio una carta diciendo que solicitaba ayuda de la orden a la que pertenezco
Por razones que resultan un tanto complejas, nuestro sumo sacerdote ha declinado investigar este asunto. El hombre en cuestión, Lucius, es un buen amigo mío, y me temo que algo terrible este ocurriendo. Estoy dispuesto a ofrecerles 300 lunares de plata a cada uno, 50 ahora y 100 al entrevistarse con el y el resto al finalizar el trabajo, si pueden ir a ayudar a Lucius, yo por cuestiones de fe y obediencia a mi iglesia no puedo salir de Port Avalon pero creo a ustedes nada los ata a esta ciudad…

Les proporcionaré toda la información que pueda, y les dispensaré curaciones si lo necesitan. ¿Están interesados?


"Hum...esto parece más interesante...¿Y cómo sabes que no es una trampa de Pau...?¡Shh!¡No menciones ese nombre, pedazo de gafe!¿Pero cómo podemos estar segura de que no es nada relacionado con los Halcones?Deja de discutir contigo misma y di algo de una maldita vez..."

Gina abre los ojos más de lo normal y mira a la mesa intentando no captar la atención de los muchachos.¿Qué le está pasando? Parecía que en los huecos oscuros de su mente habían emergido dos versiones de sí misma que discutían en voz alta dentro de su cabeza...pero no es el momento de averiguar el porqué de aquello...Sacude la cabeza y mira algo más seria de lo normal al sacerdote.

-Se...sería todo un honor, hermano Egil...siempre y cuando no sea un trabajo que deba desempeñar sola- voltea su mirada sutilmente hacia el chico al que había ayudado- ¿qué opina al respecto?

"Lo acabas de conocer...¡no!¡ni siquiera le conoces!" El ceño de Gina se frunce con algo de irritación hacia su propia (propias, quizá) conciencia, esperando las respuestas de ambos.
Volver arriba Ir abajo
Renji Karnage

avatar

Cantidad de envíos : 201
Fecha de inscripción : 05/04/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
50/1000  (50/1000)
Coronas: 25

MensajeTema: Re: Blitzkrieg   Mar Abr 13, 2010 10:53 pm

La ninja emite una contestación suave trasparente cálida, era demasiado bueno para el cazador, se voltea y se dirige hacia el preguntándole su opinión y el estaba mas que satisfecho con sus dotes de luchadora

Renji: Puede contar con ello creo que sera muy interesante trabajar juntos

El hermano Egil por su parte parecía mucho más sereno ahora que se hubo sincerado. La historia que le atormentaba había sido revelada y, aunque tan solo eran un par de desconocidos, aquellos extranjeros le escucharon, mostrando mucho más interés y respeto por la desaparición de Lucius que cualquier otra persona en días sobretodo el máximo sacerdote de su propio templo

Renji: No me lo perderia por nada del mundo Cuente con nosotros hermano Egil

Dicho esto el hermano Egil toma la palabra de nuevo

Egil: Lucis vive en las altas cordilleras atravesando las llanuras de Drasnia, ahí hay un pequeño pueblo llamado, Villa Matea situado en la falda del volcán Vesubio, al inico de los montes helados pregunten por Maria sabina en la única posada del pueblo. Ella lo llevara con Lucius

Hace una pequeña y estudiada pausa, para bajar de nuevo la vista a la mesa

Egil Un noble corcel azabache esta amarrado junto a la fuente de los faroles en las afueras de este puerto tómelos y diríjase hacia su nuevo destino.

El hermano se llevo la mano al bolsillo de su vieja gabardina café y saco un pergamino, saco dos morrales con algunas monedas de plata.

Egil : Cuando se encuentre con lucius el les pagara el resto tomen esto como un “pequeño adelanto” Co neste dinero les alcanzara para ir hasta Drasnia

En una esquina, en el rincón más oscuro de toda la taberna se observaban tres drows serios y observadores, que se susurraban a la oreja. La taberna en sí, estaba llena de gente, que caminaban de un lado a otro esgrimiendo sus jarras de cerveza y derramándola por todas partes.

Renji: Bien.. Acepto el trato- supongo que tendremos que compartir ese caballo.. Dijo mientras tomaba su morral. Conozco esa aldea y se como llegar sera mejor que no perdamos tiempo..

El hermano Egil pide la cuenta y Renji se voltea hacia la hermosa Ninja

Renji: Y bien Violet ¿ Nos vamos?
Volver arriba Ir abajo
Gina Kazuma

avatar

Cantidad de envíos : 90
Fecha de inscripción : 02/10/2008

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Blitzkrieg   Jue Abr 15, 2010 12:34 pm

La chica violeta sonríe al oír las palabras del hermano y la contestación del chico pelirrojo...
El viaje promete, piensan al unísono las dos partes de esa mente que de la noche a la mañana se había dividido.

Se acaba de un trago lo que quedaba de la jarra de la jarra de cerveza, sacude la cabeza y se levanta tras las palabras de su nuevo compañero.

-Bien.. Acepto el trato- supongo que tendremos que compartir ese caballo..-dice mientras toma su morral del suelo. Conozco esa aldea y se como llegar sera mejor que no perdamos tiempo..

Al menos ahora nos mira a los ojos...¡calla de una vez! Es normal que no tenga confianza con nosotras Gina suspira e imita al chico, cogiendo también su morral y apoyando su mano en la empuñadura de la katana por comodidad.

La mirada de Gina llega entonces de pasada hacia un grupo de elfos oscuros, sentados al final del bar. En cuanto sus ojos se topan, ellos apartan la mirada con rapidez y la chica frunce el ceño y los labios, algo confusa.

-Y bien, Violet ¿Nos vamos?

La pregunta la pilla desprevenida y voltea su mirada hacia él con rapidez.

-¡Sí!- se apresura a decir. Mira por última vez al hermano Egil del que se despide alzando la mano y sonríe.- Después de ti, compañero.

Avanza hasta la puerta de la taberna dispuesta a que le enseñase el camino, pues en dos días en esa ciudad, Gina apenas se había movido del puerto.
Volver arriba Ir abajo
Renji Karnage

avatar

Cantidad de envíos : 201
Fecha de inscripción : 05/04/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
50/1000  (50/1000)
Coronas: 25

MensajeTema: Re: Blitzkrieg   Jue Abr 15, 2010 9:27 pm

La chica de azul e índigo como que volteaba a otro lado, el humano no lograba dicernir ya que miraba con soslayo y a distintos puntos de forma evasiva, la pregunta la había tomado un poco por sorpresa, al joven Karnage cada vez le interesaba más lo que pensaba aquella ninja


-¡Sí!- Después de ti, compañero.


Compañero... si sonaba bien, si eso es lo que eran, compañeros
al joven le agradable había sido muy afortunado como habían cambiado las cosas tan rápido se sentía frustrado por su mala suerte y de buenas a primeras tenia dinero en el bolsillo una nueva misión y lo mejor de todo, una linda compañera


Se fueron de aquella cantina despidiéndose del hermano Egil y se fueron a las afueras, donde le pueblo portuario cambiaba radicalmente, ya que conforme avanzaban se comenzaba a ver tejados grises y gran numero de afiladas torres góticas, algunas esbeltas y otras redondas y un gran templo repleto de campanas


como bien había dicho el hermano Egil ahí estaba el caballo azabache sin duda un bello ejemplar, fuerte y entendido obediente


Pero justo enfrente de la fuente había un humilde Chalet con un letrero que rezaba


“Madame rosita” tarot, chakras, runas, guía espiritual, si esta cerrado búsqueme en la fonda de la esquina…


El cazador se quedo reflexionando un poco y luego de pensárselo le
dijo

Renji : ¿Quieres ir a que nos lean las cartas? O prefieres que nos vayamos ya
Volver arriba Ir abajo
Gina Kazuma

avatar

Cantidad de envíos : 90
Fecha de inscripción : 02/10/2008

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Blitzkrieg   Jue Abr 15, 2010 11:58 pm

Gina nota al chico un poco más extrovertido y sonríe para sus adentros.
"Supongo que a ambos nos vendrá bien la compañía..."dice entonces una sola voz en un mente, lo que la relaja aún un poco más.

Estaba descubriendo demasiadas facetas suyas en muy poco tiempo y necesitaba algo de cordura...al parecer ese chico era el que empezaba a proporcionársela.

Al salir y caminar la ciudad parecía transformarse ante sus ojos. La poca luz de las calles proporcionaba una visión perfecta del cielo y todos los cuerpos celestes, dejando a Gina como siempre boquiabierta. Tenía esa debilidad por las estrellas, por esos miles, millones de focos de luz a una distancia interminable que guardaban el cielo y contaban miles de historias...

Y no sólo era el cielo...las calles se hacían cada vez más anchas y eran más modernas. Torres que se alzaban a ambos lados de su camino y cuyas puntas se fundían con el firmamento. Una zona bastante bonita, piensa mientras caminan el uno junto al otro por el solitario asfalto.

Gina mira de reojo al chico y estudia sus facciones y su rictus, de nuevo algo serio...y quiere saber qué ocurre ahí, dentro de su cabeza, para que lo mantenga tanto tiempo sumergido. ¿Sería como ella?

Al cabo de unos minutos llegan a una zona más abierta, donde las luces de las casas ya ocultan un poco los pequeños ojos nocturnos. La chica oye de pronto un relincho y voltea su mirada para allá, viendo al precioso corcel azabache, mirándoles con ojos oscuros como la sombra...y la miró. No sabría decir durante cuánto tiempo estuvo observando al bello ejemplar, pero el brillo de su pelaje y la fuerza que de él emanaban le hizo revivir unos pensamientos lejanos...

Las palabras de su compañero de nuevo la sacaron de su ensimismamiento.
-¿Quieres ir a que nos lean las cartas? ¿O prefieres que nos vayamos ya?

Mira en la dirección en la que él señala y lee el cartel “Madame rosita” tarot, chakras, runas, guía espiritual, si esta cerrado búsqueme en la fonda de la esquina…

Abre la boca para decir algo pero no está segura...
-La...la verdad es que sí quiero-termina diciendo convencida- puede que nos diga algo útil -añade adelantándose hasta la puerta y llamando a esta con dos rápidos golpes. Se gira hacia el chico y le sonríe.

-¿Sabes que aún no sé tu nombre?
Volver arriba Ir abajo
Renji Karnage

avatar

Cantidad de envíos : 201
Fecha de inscripción : 05/04/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
50/1000  (50/1000)
Coronas: 25

MensajeTema: Re: Blitzkrieg   Vie Abr 16, 2010 2:27 am

Un poco reticente al principio pero al final accede, moviéndose con una agilidad casi felina llega hasta la puerta y comienza a tocar

-¿Sabes que aún no sé tu nombre?

Con un poco más de calma avanzo hacia la puerta mientras le
digo en tono amable y cordial


Renji: Mi nombres es Renji, Renji Karnage, Violet, Renji para servirte


Nada mas abrir la puerta el olor a gardenias y sándalo se manifestó de forma apabullante, era una viejecita de unos sesenta años, con expresión bonachona, chaparrita extremadamente delgada de poco pelo y ojos chiquitos la que les abrió la puerta


Anciana: Adelante jóvenes Siéntense jóvenes, pasen si eso que me tienes que decir es mas importante que mis meditaciones

Sus ojos eran como luces ciegas, como si todo el tiempo tuviese una epifanía. Los paso a un
comedor y les sirvió un poco de te, luego ella se sentó en una mesa y dijo una pequeña oración termino sus plegarias y luego de darle un sorbo a su te, se quedo callada un momento intercambiando miradas, dejo sus pergaminos de oración sobre un libro grandote que tenia por titulo “El libro de las sombras”


Un gato escuálido se acurrucaba en sus callosos pies

Renji: Debe ser bastante raro poder ver el futuro y no poder ver el presente solo queremso saber nuestro futuro

Anciana: El tao que puede ser descrito no es tao... Siéntense en flor de loto por favor y traten de poner su mente en blanco

Renji: Escuche, no venimos a tomar clases de yoga yo… es decir Violet y yo…

Anciana: Hagan lo que les digo si quieren mi ayuda

Renji: (...)

Se encogió de hombros y volteo a ver a la joven pelipurpura algo incrédulo pero aun así obedeció y espero a que la Ninja también lo hiciera, mientras barajaba unos naipes con figuras de hadas quimeras y otros demonios


Anciana: El pasado de ambos ha sido muy tormentoso


Renji: ¿Vamos a jugar verdad o reto ahora?

Anciana: Silencio... El hombre superior, piensa en el mal que vendrá y se resguarda de el


La anciana cerró los ojos… y comenzó a poner unas cartas con figuras de demonios duendes y hadas y dejo una sobre la mesa
Spoiler:
 




Renji: Wow ¿Ese ser es imaginario o es un duende de la quinta dimensión?


Anciana: La imaginación es la quinta dimensión, ahora cierra la boca no me concentro..

Saco una segunda imagen y la puso sobre la mesa
Spoiler:
 



Renji: (…)


Finalmente dejo la ultima carta sobre la mesa..


Spoiler:
 




Anciana: Esta es su carta jóvenes, cuando vean ese símbolo síganlo, es todo por mi parte son veinte lunares


Renji : ¿Qué? ¿Veinte lunares?… pero si no nos ha dicho nada… creo que es un robo


Anciana: Es todo por mi parte mas vale que me paguen o les caerá una maldición gitana
Volver arriba Ir abajo
Gina Kazuma

avatar

Cantidad de envíos : 90
Fecha de inscripción : 02/10/2008

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Blitzkrieg   Vie Abr 16, 2010 6:21 pm

-Renji...me gusta- concluye con un asentimiento antes de entrar a la estancia. La apariencia de la anciana arranca una nueva y tierna sonrisa a la chica. En cuanto les ve entrar ya hace alarde de esa seguridad adquirida con el paso de los años y que hace mella en todo viejo.

-Adelante jóvenes Siéntense jóvenes, pasen si eso que me tienes que decir es mas importante que mis meditaciones

El incienso flota entre los tres de forma casi mágica, mientras pasaban hacia una habitación más cómoda. Le sirve sin ver una taza de té a cada uno y la ninja se sorprende de la facilidad que la pobre ciega avanza entre las mil y una cosas que esas cuatro paredes guardan. Ninguno dice aún palabra alguna y la chica violeta observa cada esquina del cuarto son na solemnidad que a ella misma sorprende.

El olor de las hierbas y las luces le resulta familiar y cercano...entonces sus ojos se centran en el Libro de las Sombras. Debe de ser una bruja bastante poderosa...piensa para sus adentros mientras mira los movimientos de la mujer.

Renji habla y parece molestar un poco a la anciana.

-El tao que puede ser descrito no es tao... Siéntense en flor de loto por favor y traten de poner su mente en blanco.

-Escuche, no venimos a tomar clases de yoga yo… es decir Violet y yo…

-Hagan lo que les digo si quieren mi ayuda

Estas últimas y cortantes palabras de la bruja acallan la voz del chico, que mira a la joven mientras esta se limita a sonreírle, encogerse de hombros y cruzar sus piernas una sobre la otra, mirando seguidamente al frente y cerrando los ojos para concentrar su mente.

-El pasado de ambos ha sido muy tormentoso...

"Claro que ha sido tormentoso, no hay que hacer más que fijarse en las armas que portan dos personas tan jóvenes para darse cuenta de ello" gruñe una voz dentro de la chica "¡pero no ves que es ciega? ¡No sabe cómo somos!"

Gina abre los ojos con rapidez y rodea en un gesto inconsciente la muñeca de Renji para salir a la superficie de esa marea de pensamientos. Sacude la cabeza y libera a su presa algo avergonzada, mirando seguidamente a la mujer mientras comienza a poner cartas sobre la mesa mientras el chico no para de hacer comentarios que molestan a la bruja, que tampoco se cansa de mandarlo callar.

La chica observa las cartas pensativa.

-Esta es su carta jóvenes, cuando vean ese símbolo síganlo, es todo por mi parte son veinte lunares

Ahora mira algo confundida a la anciana y deja esta vez que él replique.

-¿Qué? ¿Veinte lunares?… pero si no nos ha dicho nada… creo que es un robo

-Es todo por mi parte mas vale que me paguen o les caerá una maldición gitana

Esta vez toma el brazo de Renji por voluntad propia y le manda una mirada tranquila.

-Vamos, debemos irnos.

Mete la mano con agilidad en el pequeño morral que les había repartido el hermano Egil y cuenta veinte monedas, dejándoselas con suavidad a la vieja sobre las cartas.

-Gracias, señora, ha sido un placer-se despide sin esperar una palabra de ninguno de los dos y sale de la estancia hasta la plaza.

El corcel azabache sigue ahí mirándola y se acerca a él con cautela hasta acariciarle el lomo con dulzura, esperando allí a Renji para decirle en cuanto aparece ante ella.

-Gina...mi nombre es Gina-se gira hacia el joven y le sonríe con timidez-pero...-se lleva el dedo índice a los labios en señal de que no se lo debía decir a nadie.

Había sentido ahí dentro que debía confiar en él...no podía ocultarle eso tampoco.

-¿Hacia dónde debíamos ir ahora?-dice ahora con aire resuelto.
Volver arriba Ir abajo
Renji Karnage

avatar

Cantidad de envíos : 201
Fecha de inscripción : 05/04/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
50/1000  (50/1000)
Coronas: 25

MensajeTema: Re: Blitzkrieg   Sáb Abr 17, 2010 7:35 am

Tenso como la cuerda de un piano, al Cazador no le gustaba nada de aquello ¿Cómo era posible? ¿Veinte lunares solo pro barajar, las cartas? Era un robo no obstante y afortunadamente para el la sexy chica no tenia tanto apego pro el dinero y no tuvo reparo en pagar mas valían veinte monedas que una maldición gitana

Su mano en su brazo lo calmo un poco, su voy actitud calma lo sereno
-Vamos, debemos irnos.

Soltó las monedas como si nada, dejándolas educadamente y despidiéndose de forma propia

-Gracias, señora, ha sido un placer

Se da media vuelta, el tatuado camino afuera no sin antes echarle una mirada inquisidora y recriminativa a aquella charlatana

Al salir me di cuenta de que había lloviznado ligeramente, me encantaba el olor a lluvia, siempre que llovía el cazador no podía evitar desear que el agua limpiara algo de su insatisfacción

Se acerco a acariciar al rocín y este correspondió exigiendo mas caricias

-Gina...mi nombre es Gina--pero...

Renji: Lo entiendo, no diré nada entonces lo de Violet es un Alias, como sea ambos nombres son bonitos

-¿Hacia dónde debíamos ir ahora?-dice ahora con aire resuelto.

Karnage Hizo una sonrisa y luego le dijo tranquilo

Renji: Hacia el norte, nos espera un largo camino hacia Drasnia...apropósito

Llevo la mano a su morral y comenzó a hurgarlo luego tiró con suavidad y una finísima cadena plateada, brillante, surgió del cuero de la alforja. Parecía casi imposible que algo tan hermoso y mágico surgiera de aquel agujero sin fondo de dudoso contenido. Al final de la cadena había un colgante. Parecía hecho de un material acuoso, como el propio hielo. Las gráciles formas semejaban olas marinas naciendo y saltando como una pequeña fuente hacia los broches de la cadena. Una vez lo hubo sacado bajo la mano de nuevo para no llamar demasiado la atención y cogió la mano de la Ninja, dejándoselo en ella.

Renji: Lo encontré en la nieve, una mañana hace ya muchos años. Era muy fácil de confundir por lo blanco que es, pero creo que me ha traído suerte. Aunque no haga nada mágico... me gustaría que lo tuvieras, sólo como agradecimiento.

Cerró su mano en forma de puño con el collar adentro…

Renji: Vayámonos

Volver arriba Ir abajo
Gina Kazuma

avatar

Cantidad de envíos : 90
Fecha de inscripción : 02/10/2008

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Blitzkrieg   Lun Abr 19, 2010 10:24 am

La chica sonríe ante las palabras de Renji, sabiendo ya con certeza que podría confiar en él completamente y eso le hizo pensar más adelante.

El joven pelirrojo mete la mano en su morral y oye cómo remueve entre las cosas de su interior. Gina observa con algo de curiosidad y entorna los ojos hasta que vuelve a sacar la mano sujetando algo brillante.

La belleza de esa pequeña pieza deja son palabras a la joven, que mira atónita cómo Renji posa en la palma de su mano la preciosa cadena, cerrándola, luego, entre sus dedos. Gina le mira a los ojos.

-Lo encontré en la nieve, una mañana hace ya muchos años. Era muy fácil de confundir por lo blanco que es, pero creo que me ha traído suerte. Aunque no haga nada mágico... me gustaría que lo tuvieras, sólo como agradecimiento. Vayámonos

Gina guarda el collar en una pequeña bolsa de seda negra que guardaba dentro de su propio morral.

-No sé qué decir...lo guardaré hasta que sea el momento de ponérmelo. Temo que se pueda estropear en el viaje...-termina diciendo con una pequeña sonrisa.

-Supongo que tendremos que compartir a este pequeño-añade refiriéndose al gran corcel. Y sin esperar palabra sube de un salto a su grupa, tendiéndole la mano a Renji y esperando a que él la llevara.

Repasa entonces mentalmente el viaje...Dreimos y Algaria antes de pasar terminar en Drasnia. Tendría que contarle a Renji el que la perseguían...debían de tener ambos cuidado. Gina por ser la perseguida y Renji por ayudarla a ocultarse...

¿Querrá entonces seguir el plan conmigo sabiendo mi condición?Aún no había más que su propia voz dentro de ella y eso la tranquilizó un poco...pero la duda seguía asantandola cuando comenzaron a galopar a toda velocidad.
Volver arriba Ir abajo
Renji Karnage

avatar

Cantidad de envíos : 201
Fecha de inscripción : 05/04/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
50/1000  (50/1000)
Coronas: 25

MensajeTema: Re: Blitzkrieg   Mar Abr 20, 2010 8:49 am

-No sé qué decir...lo guardaré hasta que sea el momento de ponérmelo. Temo que se pueda estropear en el viaje

El cazador se esperaba una reacción mas… intensa pero igual n o el dio mucha importancia simplemente se encogió de hombros desatando al caballo

-Supongo que tendremos que compartir a este pequeño-

Dijo rápidamente saltando al corcel y teniéndole la mano la cual Renji estrecho con gusto y se dejo asir tratando obviamente de no tirarla

Un plateado suspiro salió de la boca de cazador, ayudo a subirse a la bella lady oscura, levantándola como si fuera una chiquilla, sublimando su deseo al contacto con su piel y luego se subió el, sus manos se deslizaron por su cintura para luego abrazarla, los musculoso brazos de cazador rodeaban fuertemente la estilizada cintura de Gina mientras sus manos tomaban las riendas de la bestia, acaricio muy sutilmente su suave melena violeta y le hablo al oído nuevamente con un tono bajo muy profundo y varonil

La voz que le habló al oído era gruesa, pero muy suave... extremadamente suave y profunda... como si quisiera excitar sus sentidos con un sensual toque de extraña masculinidad

Renji: ¿Estas cómoda?... Si es así podemos marcharnos...

Fustigo el caballo para salir de la ciudad portuaria y cabalgamos tranquilos por aquellas frías y hermosas estepas. La noche estaba a su favor y los bendecía con su estrellado manto

Después de la estepa llegaron a un lúgubre bosque que se tornaba bello ante sus miradas. El corcel cabalgaba con ambos por el sendero donde los troncos cubiertos de musgo y el dosel de ramas que colgaba de los mismos se armonizaban para formar un escenario verde a su alrededor, en el que el suelo cubierto de helechos hacía dificultoso y pesado el andar del caballo. Incluso el aire que se filtraba entre las hojas tenía un matiz de verdor acorde con la escena.

Los sonidos nocturnos los aturden con su abrumador murmullo, el frío era intenso, muy intenso, penetra los músculos llegando a los huesos, enfriando la sangre

-La Noche es ahora vuestra Madre.


La voz, masculina y cautivadora, procedió de algún recodo del bosque. Del mismo bosque. De la misma oscuridad.

-Decidme, ¿Les gustaría conocer a vuestro Padre?


La voz se hizo corpórea.

De entre unos matorrales, a escasos metros de la posición donde ambos andaban, surgió una figura oscura y altiva. Sus ropajes eran negros como la propia noche y una capucha ribeteada en oro oscurecía sus facciones. Los movimientos del recién aparecido eran firmes pero elegantes, seguramente deudores de cierta formación aristocrática. A pesar de su imponente presencia, ésta no resulta nada amenazadora para el cazador o la lady oscura. La figura se aproximo hacia ellos silenciosamente, del mismo modo como el que las sombras se desplazan por una pared, un breve destello azulado les indicaba la posición de sus ojos, perdidos en un mar de nocturnidad. Gina percibió el olor del recién llegado, una fragancia que le atrajo y afligía al mismo tiempo, como la de una rosa que ornamenta un féretro. Era un vampiro, uno antiguo

Ninguno de los dos alcanzaba a ver sus ojos pero los dos percibieron su mirada, tampoco podían ver sus labios pero jurarían que sonreía. El entorno, bosque y noche, pareció difuminarse alrededor del aparecido y, por unos instantes, el cazador y loa ninja creyeron ceder a una especie de ensoñación que nublaba sus sentidos.

Nuevamente la voz, lánguida y susurrante, les dijo:

-Puedo aseguraros que él arde en deseos por contemplar su creación.
Volver arriba Ir abajo
Gina Kazuma

avatar

Cantidad de envíos : 90
Fecha de inscripción : 02/10/2008

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Blitzkrieg   Lun Abr 26, 2010 6:15 pm

El regalo de Renji la había confundido un poco. No lo esperaba. Gina calla un poco aún más abrumada de lo que en un principio parece.

Cuando el chico se sube tras ella en el corcel se ve obligada a contener un segundo la respiración. El contacto de su piel casi la quema por dentro y se concentra en su interior desconcertada. Él le rodea la cintura con unos fuertes brazos que la aseguran sin dificultad.

-¿Estas cómoda?... Si es así podemos marcharnos...-le susurra al oído. La ninja cierra los ojos y sonríe para sus adentros ante tal atención. Voltea el rostro para mirarle y asiente en silencio mientras éste fustiga a la bestia y galopan en dirección Norte...

En el camino la chica se entretuvo mirando las estrellas que tanto la fascinaban. Cada constelación guardaba una historia y cada historia tenía vidas en su interior que a Gina conmovían de una manera inexplicable.

La velocidad a la que iba el caballo no mengua en ningún momento y pronto pasan junto a las estepas. El camino es agradable y el viento suave.

Gina entonces observa que se acercan a un frondoso y oscuro bosque. Los pasos de la montura se vuelven entonces cautelosos pero no se detienen. La maleza es una explosión de oscuro verdor al que la noche proporcionaba una belleza profunda y algo siniestra que hace reinar el silencio entre los viajeros sólo interrumpido por los pasos del animal entre los helechos...

La ligera humedad que provoca la naturaleza cerrada enfría el ambiente y Gina se acerca más aún a Renji en la silla, poniendo sus sentidos al límite. Algo la inquieta.

-La Noche es ahora vuestra Madre.

El cuerpo de la chica se pone tenso al escuchar esa voz tan aterciopelada y observa intentando no moverse demasiado hacia todas las direcciones sin encontrar al propietario de esa voz.

-Decidme, ¿Les gustaría conocer a vuestro Padre?

El corcel se detiene en mitad del precario camino y entonces, a pocos metros de los chicos aparece. Vestido de negro tan o más oscuro que la noche, el hombre mantiene su rostro oculto por una capucha de rica confección y se desliza entre la maleza como el humo.
Gina observa cada uno de sus movimientos mientras le sigue con la mirada.

-Puedo aseguraros que él arde en deseos por contemplar su creación.

El olor que llega a la chica le recuerda a los santuarios olvidados, a flores marchitas pero hermosas...a la vida en la oscuridad. "Un vampiro" se dice para sus adentros. No nota ninguna reacción en el cuerpo de su compañero, lo que la tranquiliza un tanto más.
La voz del recién llegado suena como una lejana y melancólica melodía y la ninja no supo qué decir en un primer momento.

Aunque no podía ver su rostro, la lady casi puede jurar que el no-muerto estaba sonriendo. Entonces el bosque parece difuminarse a su alrededor, envolviéndolos a ellos también en ese extraño halo.

-¿Qué te ha traído hasta nosotros? Mi madre es la Noche, sí pero, ¿qué quieres de nosotros?
Volver arriba Ir abajo
Renji Karnage

avatar

Cantidad de envíos : 201
Fecha de inscripción : 05/04/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
50/1000  (50/1000)
Coronas: 25

MensajeTema: Re: Blitzkrieg   Lun Abr 26, 2010 8:49 pm

La experiencia de Gina le hace suponer la naturaleza del ser que los aborda inmediatamente lo encaro preguntándole directamente

-¿Qué te ha traído hasta nosotros? Mi madre es la Noche, sí pero, ¿qué quieres de nosotros?

Al cazador por su parte le invadió la furia algo en su interior le hacia estremecerse en una oleada de rechazo de odio hacia el misterioso sujeto poco después se podría a analizar que había querido decir ella con eso de que efectivamente la noche era su madre pero por ahora, importaba mas saber las intenciones de ese sujeto

Renji: ¿Quien eres tu...? Te ordeno que te muestres y que digas quien eres

Tadeus: Yo no quiero nada de ustedes. Mi nombre es Tadeus. Pero la substancial pregunta es... ¿Quién son realmente ustedes?

Tadeus, con un grácil movimiento de sus manos, se deshizo de la capucha que cubría de sombras su fisonomía. Ante ellos exhibió la belleza de su rostro, un rostro delicado y de serenas facciones, sus voluptuosos labios son fuente de una tranquilizadora sonrisa enmarcada por un perfecto recuadro; Su piel, del color de luna, contrastaba intensamente con la oscuridad de su brillante media melena, y sus ojos, verdes y cristalinos, adquirieron un brillo felino en la nocturnidad. En ellos se apreciaba la sabiduría que tan solo el paso del tiempo otorga. Su rostro se iluminó con una enigmática sonrisa

El bello rostro del extraño se hizo levemente perceptible entre las sombras, y éste continua hablando sin otorgar espacio a unas posibles palabras del desconcertado Cazador. Por lo visto, él ya conocía la respuesta, y es que, tanto su actitud como la templanza en su voz, son las de alguien que ya conoce todas las respuestas.

Tadeus: -Yo sé quién eres Renji Karnage y se quien eres tu Gina Kazuma, lo importante es que ustedes lleguen a saberlo, que lo comprendan y que con el paso del tiempo tú y ella logren asumir lo que son-

El tono de sus frases había variado, ahora su voz resultaba mucho menos distante, casi fraternal.....
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Blitzkrieg   

Volver arriba Ir abajo
 
Blitzkrieg
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Gran Torneo De Blitzkrieg (Part 2)
» Blitzkrieg Bop! | PC de Shane

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Utopia Medieval :: Montes helados-
Cambiar a: