FORO CERRADO. comentarios y aclaraciones thunderstruck@hispavista.com
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse


Guia rápida
Reglas del Foro
Ayuda al usuario
Registro de avatares
Crea tu ficha
Aventuras disponibles
Razas
Compendios de Habildades
Afiliaciones

El contenido de este foro esta bajo registro de derechos, cualquier uso de este sin autorización del completo staff administrativo del foro esta prohibido, así mismo las creaciones de cada usuario son propias de ellos y queda prohibido hacer uso de estas obras particulares sin autorizacion del autor. El foro se reserva el derecho de admision.

Comparte | 
 

 Caminos cruzados (Privada)

Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Scart
Humilde Ladrón
avatar

Cantidad de envíos : 414
Localización : Robandote el dinero...
Fecha de inscripción : 01/07/2010

Hoja de personaje
Nivel: 3
Experiencia:
1545/4000  (1545/4000)
Coronas: 3009

MensajeTema: Caminos cruzados (Privada)   Vie Jul 02, 2010 11:03 am

Scart terminó de subir una colina, y en la cima observó una ciudad no muy lejos, sonrió y miró al cielo, si e daba prisa podría llegar antes de que anocheciera, así que empezó a correr colina abajo, pero al llegar la mitad pisó una piedra suelta y calló al suelo, bajando lo que quedaba de colina y un trecho mas rodando, cuando al fin consiguió parar se levantó, tenia las rodillas y los brazos algo raspados, pero estaba acostumbrado, cuando huía de los guardias a veces había tenido heridas así, y ya estaba acostumbrado. Se quitó un poco el polvo y continuo el resto del camino andando tranquilamente.

Tras algo mas de una hora se encontró antes unas granes puertas y una muralla considerable.-Seguro que aquí hay mucho que robar-Se dijo a si mismo mientras se adentraba en aquella inmensa ciudad.
Scart caminó por las calles de la ciudad, contemplando maravillado los edificios que se alzaban en la calle, perdiéndose entre la multitud.
Tras un rato de verla ciudad se encontró en el mercado, una sucesión interminable de tiendas, a Scart se e encendió la mirada, allí había mucha mercancía.

Primero se acerco a un puesto de frutas, había mucha gente apelotonada mirando la variedad, aquello estaría chupado, cuando el mercader se giró a atender a una clienta que le preguntaba por unas manzanas Scart atrapó rápidamente una pera y se retiró antes de que el mercader se percatase, unos metros mas adelante sacó la pera y le dio un mordisco, estaba jugosa, y muy dulce. Siguió caminando, buscando alguna cosa interesante que robar, cundo unos puestos mas adelante avistó una extraña fruta, era redondeada, y su piel era morada, se acercó al puesto, y escuchó que la gente decía que se llamaba ciruela aquel extraño fruto.-¿Ciruela? Mm... parece sabrosa, la probaré.-Se dijo mientras las contemplaba esperando el descuido del tendero.

En el momento que el tendero se agachó a recoger una fruta caída Scart alargó la mano e introdujo la fruta en el interior de su tunica, pero, ¡Oh! ¡Horror! El tendero sacó la cabeza y divisó a Scart guardando la ciruela entre sus ropajes, este con la tez blanquecina hizo gala de reflejos y se giró intentando correr lejos del lugar, pero al girarse se topó con un hombre mucho mas alto que el, vestido con una armadura, y portaba una lanza en una mano mientras le lanzaba una mirada severa, un guardia, y le había descubierto, Scar no podía correr hacia ningún lado, delante tenia al guardia, detrás al tendero, y a los lados una multitud de personas.
El soldado le atrapó entre sus brazos y le alzó, Scart pataleó intentando liberarse de su captor, y la ciruela se escurrió entre sus ropajes, cayendo al suelo y rodando lejos, sin que nadie lo presenciase.

-¡Ladronzuelo! ¡Yo te enseñare a no robar! ¡Te cortaré las manos pequeña alimaña!-dijo el soldado con voz estridente mientras observaba furioso al joven.

Scart estaba horrorizado... sucedía lo mismo que hace siete años... Intentó clavar sus dientes en el brazo del guardia, pero este de asesto una bofetada. El golpe le dejó paralizado, sintiendo como el soldado tiraba de el alejándolo del mercado. Scar estaba paralizado de miedo, allí terminaba su vida, le habían capturado, y no tenia ya nada que hacer. Unas lagrimas brotaron de su rostro, nublando su vista, las lagrimas le recorrieron la mejilla, haciéndole cosquillas mientas el guardia le atrapaba fuertemente y le alejaba del tenderete y la multitud, aunque solo consiguió dar un par de pasos antes de detenerse por alguna razón que Scart no conseguía entender.
Volver arriba Ir abajo
Natashia La Port
Dualidad Femenina
avatar

Cantidad de envíos : 434
Edad : 29
Localización : Cantando por ahi ^w^
Fecha de inscripción : 04/06/2010

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
664/2500  (664/2500)
Coronas: 0

MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   Sáb Jul 03, 2010 12:39 am

El día era muy tranquilo. Bueno, para estar de compras… la gente iba de un lado a otro, las señoras gordas y flacas corrían de un lado a otro regateando frutas, los hombres, embobados mirando caballos o espadas, dagas a veces y la mercancía no faltaba.

Roxanne se estiro hacia atrás, levantándose en la cama de su posada, que se encontraba justo frente a aquella plaza de compras. Tenderetes aquí y allá, gritos de “solo a una corona” “dos por uno” “los mejores vestidos que pueda encontrar…” música para sus oídos. La chica tenía bastante dinero en la bolsa… sus padres le habían dado la parte de herencia que le correspondía para viajar y desde entonces no había tenido demasiado problema en pagar posada o comprar nada. Al escuchar las ofertas de la tienda justo detrás de la fuente, decidió bajar.

Tomo el desayuno en una de las pequeñas mesas junto a la ventana, en la entrada de la posada. Miro la gente que iba contenta, algunos halando a sus pequeños de las manos… Observo a dos niños de tal vez 10 años de edad jugueteando con una bola de tela. Le entro nostalgia… siempre quiso un hermano menor… alguien a quien enseñarle cosas y con quien jugar. Termino su comida rápidamente y, después de saludar al posadero –tendía a hacerse amiga de esa clase de gente- salió al gentío.

Tenía una lista de compras. Ropa, zapatos, algunas frutas para comer de vez en cuando, un par de golosinas, y maquillaje nuevo. Sí, todo un día de compras. La joven humana sonrió, adentrándose en medio de la muchedumbre.

Sin querer, golpeo a un chico con el hombro. No pasaría de los 17 años, mas no presto demasiada atención, toda la gente se amontonaba y golpeaba. Compro un par de naranjas, algo de peras. Paso a otro puesto, comprando chocolates y dulces hechos de frutillas. Justo comía uno, cuando escucho un alboroto.

-¡Ladronzuelo! ¡Yo te enseñare a no robar! ¡Te cortaré las manos pequeña alimaña!-dijo el


Impulsada por la curiosidad se acerco hacia el alboroto, donde la multitud se cerraba. Se pregunto qué estaría pasando y entonces le vio. Fue el chico, reconoció al instante sus ojos de un color azul, vivaces y astutos. Le acusaban de ladron, aunque no supe de que. Debia ser algo bastante grande o valioso. El guardia parecía llevárselo, debía intervenir, sabía que a los ladrones los trataban de una forma muy horrible y sintió ternura al ver como el niño comenzaba a llorar.

La joven se coloco frente al guardia, levantando la mano. Suspiro, actuando de la mejor manera posible.

-disculpe a mi hermano señor… no es un ladrón… solo es un niño que tiene que aprender muchas cosas… pagare lo que robo al doble… y hare que mi padre le dé una buena tunda. Por favor… mi madre está bastante enferma y… no soportaría que algo le pasara a mi hermano…-

Miro al niño a los ojos, con un dejo de complicidad. Era cierto que ella pagaría lo que fuera que se habia robado, aunque el resto era mas cuento. Miro al guardia como hermana responsable. No sabia si el guardia tendria alguna clase de prueba... prueba... eso era. Sonrio, de forma perspicaz.


-Me gustaria saber que robo mi hermano... y asi determinar su valor...-

Miro mordazmente al guardia. Ella sabia que muchas veces estos abusaban de los mas pequeños y, por lo que ella sabia, bien el que lo habia acusado mentia. Arqueo una ceja, mirando al muchacho y al guardia. No tenía ni la pizca de idea de quién era el… cual era su nombre o si robaba por hambre u ocio… ni siquiera sabía si tenía familia pero… bueno, Roxanne no podía dejar que le cortaran las manos asi como asi, o que le llevaran a prisión. La bondad que caracterizaba a la chica le impulsaba a ayudarle… como siempre había hecho con quien veía en apuros. “haz el bien, sin mirar a quien”
Volver arriba Ir abajo
Scart
Humilde Ladrón
avatar

Cantidad de envíos : 414
Localización : Robandote el dinero...
Fecha de inscripción : 01/07/2010

Hoja de personaje
Nivel: 3
Experiencia:
1545/4000  (1545/4000)
Coronas: 3009

MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   Sáb Jul 03, 2010 12:54 pm

Abriendo los ojos e intentando ver de entre las lagrimas que difuminaban su vista vio a una mujer delant de el, tenia el pelo y los os de color verde, y hablaba con el guardia.
¿Hermano? había dicho que el era su hermano... su padre y su madre... Scart al principio no comprendió lo que la muchacha decía, el no tenia relación ninguna con el, entonces vio el gesto de complicidad de la muchacha, le estaba ayudando.. pero ¿por que? ¿que tenia con el para que le ayudase? De todos modos no se quejaría, no quería que le encarcelasen, jamás lo permitiría.

Entonces la muchacha habló de pruebas... Scar palideció... temía que si descubrían aquella fruta entre su ropas el castigo fuese peor... pero... unos instantes después se percató de que no la sentía... había desaparecido.
El guardia le bajó al suelo, con cuidado, Scart sintió la tentación de salir corriendo, pero ¿que tenia que perder? Se quedo quieto, de pie, mientras el guardia empezaba a inspeccionar sus ropas, pero al poco se incorporó con la tez pálida, y balbuceó con vergüenza por no haber encontrado nada.

-Yo... esto... yo pensé... le vi... había cogido una ciruela...-Intentó articular el guardia preguntándose como demonios había desaparecido aquella fruta.

Por desgracia para e, sintió la mirada furiosa del tendero en su nuca, sabia que le había visto, y su experiencia le decía que no dejaría pasar aquella oportunidad fácilmente.
Scar se giró a mirar al tendero, que justo en ese momento comenzó a hablar. Scart escuchaba atentamente las palabras que aquel comerciante pronunciaba lenta y pausadamente, intentando inventar alguna treta que le permitiese salir de aquel robo fallido indemne.

-Yo lo vi, cuando me agaché a por la pera que se había caído al suelo ese mocoso me intentó robar una ciruela, pero le llegue a ver metérsela entre la ropa.

-¿Si la robé por que no la tengo?-Dijo Scart con su suave y aguda voz.

Cuando escuchó su voz dio un respingo, hacia mucho tiempo que no se escuchaba a si mismo, y tras aquel acto la gente que estaba agolpada alrededor soltó una carcajada.
Scart se puso rojo de vergüenza al notar las risas de la gente, bajando la cabeza, y ocultando su rostro entre su enmarañado pelo castaño.
Entonces la gente, entre las carcajadas comenzaron a hablar al guardia y al mercader.

-Dejar al pobre muchacho, ¿no veis que no tiene nada?

-¡Pero bueno! ¡Parad de molestar a los crios! ¡No os aprovechéis de el que no te a robado cuentista!

-Hay dejar al pequeño, no tiene pinta de ir robando!

El guardia miraba a la gente que no paraba de chillarse, y acabó optando por una retirada forzosa y abandonando la plaza, el mercader, tras la huida de guardia decidió hacer como si nada hubiese pasado y seguir con el comercio. Scart se acercó a la muchacha y caminó junto a ella un rato para aparentar que se iba con su hermana.
Volver arriba Ir abajo
Natashia La Port
Dualidad Femenina
avatar

Cantidad de envíos : 434
Edad : 29
Localización : Cantando por ahi ^w^
Fecha de inscripción : 04/06/2010

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
664/2500  (664/2500)
Coronas: 0

MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   Sáb Jul 03, 2010 11:38 pm

El guardia reviso al muchacho. Durante segundos, creí que el niño huiría asustado… pero no. Se mantuvo quiero. El sujeto que cargaba una larga lanza le reviso escrupulosamente, mas nada encontró. Intento excusarse diciendo que creyó haberlo visto. Roxa arqueo una ceja, colocándose las manos en la cintura. Levanto el dedo índice hacia el guardia en señal acusatoria.

-aja! Yo sabía que mi hermano no era ladrón…-

La verdad es que, no tenía idea si el chico era ladro o no, pero hasta ahora las pistas decían rotundamente “NO”. Vio que alguien se adelanto de entre la multitud. Era el tendero, y parecía tener un buen testimonio… miro al chico un tanto acusadora, tal vez se le había caído. El chico respondió con una voz aguda y suave

-¿Si la robé por qué no la tengo?-

Roxanne sonrió por lo bajo, aun probablemente su voz no cambiaba del todo. Sintió instantánea ternura al observar como se tornaban sus mejillas rojizas y bajaba la cabeza, ocultándola bajo su cabello. Café castaño, desaliñado… a Roxanne le dio la idea de que era un niño de la calle… o algo así. Observo sus rodillas y codos raspados, los rasguños hechos por seguro algunas caídas y sus ropas viejas. La gente comenzó a defenderlo, vamos, ellos tenían razón, el no era más que un crio y no tenían pruebas contra él.

Cuando el guardia se fue, comenzaron a caminar juntos, simulando que eran hermanos. Ella paso un brazo por detrás de su cabeza, en un medio abrazo, que, deshizo unos minutos después. Roxanne comenzó a pensar, tenía dos opciones, dejarle irse y olvidarse del asunto… o ayudarle. Los guardias estos días habían estado muy alborotados y no perdían oportunidad para llevarse a prisión a nadie, como, si buscaran un “chivo expiatorio..” para algo…

-Escucha… sé que no me conoces y no tienes muchos motivos para confiar en mi… pero… me gustaría ayudarte… mi nombre es Roxanne... no debes andar solo en esta ciudad… las cosas se han tornado feas últimamente… -


Eso era… ella le cuidaría hasta el momento en que el chico dejara la ciudad, entonces ya sería su propio asunto. La joven se sorprendió, de pronto, quería hacerse cargo de alguien más aparte de sí misma. Se detuvo, mirando al chico algo sorprendida… acabando de descubrir aquella verdad. “Maldición… estoy siendo menos egoísta…” pensó.
Volver arriba Ir abajo
Scart
Humilde Ladrón
avatar

Cantidad de envíos : 414
Localización : Robandote el dinero...
Fecha de inscripción : 01/07/2010

Hoja de personaje
Nivel: 3
Experiencia:
1545/4000  (1545/4000)
Coronas: 3009

MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   Jue Jul 08, 2010 12:31 pm

Scart caminaba lentamente por la ciudad acompañado de aquella mujer de cabellos verdes, la muchacha pasó su mano tras su cabeza, y aquel contacto le provocó un escalofrío, no estaba acostumbrado a que el contacto con el no tuviese como objetivo golpearle, pero permaneció tranquilo.
Minutos después la chica retiró la mano y le habló tranquilamente, le dijo su nombre, y que no debería ir solo por la ciudad, eso entristeció a Scart, si no tenia a nadie a quien recurrir ¿como iría acompañado? ¿debería salir de la ciudad pronto? No había conseguido nada allí, si se marchaba acabaría muriendo de hambre, pero ¿que mas podía hacer?.

-Pe... pero señora... yo... no tengo nadie que me acompañe... estoy solo.-Le dijo en tono tristón.

Sacó su bolsa de piel, y la abrió para contemplar cuanto dinero poseía, con algo de suerte encontraría una posada donde pagar con ese dinero y dormir hasta la mañana siguiente.
En esos momentos eran en los que Scart recordaba su soledad, que nadie le quería, nadie velaba por el, si quería vivir debería buscarse aquella vida por si solo.
Existían en el mundo personas bondadosas, y en algún rincón de los continentes, se encontraría alguien que le quisiese como a la vida misma, y a la cual Scart también amaría, pero el joven muchacho aun no se había topado con nadie que le ayudase, nadie que se preocupase por el, aunque, aquel acto que Roxa hizo fue para ayudarle, Scart pensaba que lo hacia por beneficio propio, o interesada en algún tipo de pago.

-Yo... señora... gracias por la ayuda con el guardia, pero...tome el dinero que necesite, le agradezco la ayuda.-Dijo mostrándole el saco de dinero, ofreciéndole el pago por aquel acto.

La mente de Scart no asimilaba que alguien pudiese querer ayudarle, tras lo ocurrido en el pasado había tomado la idea de que en el mundo solo existía crueldad...
Volver arriba Ir abajo
Natashia La Port
Dualidad Femenina
avatar

Cantidad de envíos : 434
Edad : 29
Localización : Cantando por ahi ^w^
Fecha de inscripción : 04/06/2010

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
664/2500  (664/2500)
Coronas: 0

MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   Jue Jul 08, 2010 8:08 pm

Caminábamos a la par, pensando yo aun el sacarlo y dejarlo fuera de la ciudad… asi, ahí tendría menos peligro. Hoy en día un chico solo era blanco de muchas clases de idiotas. Si yo, que medianamente podía salir huida como desesperada había tenido más de un problema, cuanto el, que aun tenía ese matiz inocente en el rostro. El comal le dijo a la olla… me reí ante mi pensamiento. Si bien el tenia esa m irada mas perdida e inocente, yo no me quedaba atrás. Seguía pareciendo una mocosa de 15. Negué con la cabeza, antes de que yo dijera nada más, dijo que no tenía nadie que le acompañara que estaba solo. Me detuve y le mire, arqueando una ceja.

-¿Solo?... eso no está bien…-

Dije en un murmullo mas para mí que para él. Me mordí el labio pensando, si estaba solo y, no tenía a nadie… no podía dejarlo a la deriva así como así. Pensé en las atrocidades que podían pasarle en el camino a otro pueblo o ciudad, bandidos, orcos, hambre… una sombra de horror se marco en mis ojos, en ese momento tome la definición.

Entonces el chico saco un saco con monedas, ofreciéndomelo. Dijo que tomara el dinero que necesitaba, yo di una leve carcajada, mientras despeinaba al chico –si es que se podía más- Negué con la cabeza, cerrando el saco de monedas y regresándoselo. No planeaba quitarle dinero, ni pedirle nada a cambio. No, esta vez no sacaría provecho de la situación, esta vez solo era simple ayuda y bondad.


-Guárdalo, lo necesitaras en un futuro… por el momento yo no necesito dinero… mis padres se encargaron de que tuviera el necesario. Mmmm… tengo una idea. ¿Tienes hambre? Sígueme-


Le tome de la mano. Era una costumbre –quizá mala- que yo tenía, no me preocupaba si ofendía o no el hecho de tocar a los demás. Con la calidez y amistad que me caracterizan, le hale a través de la plaza y gente, hasta llegar a la posada donde me hospedaba. La idea se había formado en mi cabeza tan pronto y mágicamente, que casi me sorprendía. Las mesas de madera sobre el vestíbulo, la barra más allá, donde servían bebidas y las escaleras rumbo al segundo y tercer piso. Un lugar muy calmado hasta ahora.

Le hice que se sentara –bueno, prácticamente, le empuje hacia la silla- con suavidad, y sonreí, mientras me sentaba alegremente. Alguien llego hasta nosotros, un joven delgado, vestido de blanco, de piel morena y ojos cansados. Pregunto con un áspero. ¿Qué va a ordenar? Y yo, con evidente alegría le dije.

-Para mí, solo pudin de chocolate… para ti? Ordena lo que quieras… - Luego me dirigí al mesero –que agreguen a la cuenta de esta semana todo por favor. Y tráiganle al chico todo lo que pida, sin importar costo…-

El hombre miro a mi acompañante con un aire de desagrado. Lucia completamente como un niño de la calle. Incluso, casi puedo asegurar que pensó que yo hacia mi “obra de caridad” del día. Asintió, sacando una libretilla pequeña y un carboncillo. Mire al jovencillo y sonreí.


-Por cierto, no tienes que decirme señora... No soy tan vieja. Llámame Rox, Roxa o Roxanne… no me has dicho tu nombre… ¿tienes uno?-


Pobre chico, lo bombardeaba con información. Supuse que debía estar algo confundido, ladee la cabeza y saque mi cuaderno y el carboncillo. Comencé a redactar en un santiamén. En lo que el asimilaba información, yo pasaría cuenta de mis recuerdos. Últimamente me daba por escribir todo lo que me acontecía en ese cuaderno. Casi como un diario, pero más profundo aun, mis vivencias reales y pensamientos. Al final de la página, escribí.


-Quizá… mi deseo de tener un hermano menor… se cumpla-
Volver arriba Ir abajo
Scart
Humilde Ladrón
avatar

Cantidad de envíos : 414
Localización : Robandote el dinero...
Fecha de inscripción : 01/07/2010

Hoja de personaje
Nivel: 3
Experiencia:
1545/4000  (1545/4000)
Coronas: 3009

MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   Vie Jul 09, 2010 12:52 am

Scart miró perpleja a aquella mujer, que reía al ver la reacción del chico, la mujer cerró el saco y se lo entregó e nuevo, añadiendo unas palabras. Scart se sintió turbado por aquello, y siguió a la mujer, que le había indicado que le siguiese, llegaron a un lugar con varias mesas, y una barra al fondo, Scart supuso que era un sitio donde se comía, pues veía a algunas personas haciéndolo. Se sentaron en una mesa, y Scart se sorprendió cuando le dijeron que pidiese lo que quisiera, este bajó la cabeza algo tímido, en aquel momento no sentía mucha hambre, pero sabia que si no pedía nada aquella mujer no le gustaría.

-Yo... esto... em... lo mismo... puldin...-Dijo el joven pronunciando mal aquella palabra, pues nunca la había oído.

Notó como la miada de aquel hombre que les atendía lo miraba con desprecio, como un despojo, a Scart no le importó, sabia quien era el, y que su vida no era nada, no tenia motivos de quejarse, miró a la mujer de cabellos verdes, le pidió que no la llamase señora, y le confió su nombre, Roxa... entonces le preguntó el suyo, el cual tubo que pensar durante unos instantes, hacia años que nadie le llamaba por el, y casi lo había olvidado.

-S... Scart... me llamo Scart...-Dijo con voz tímida, recordando aquel nombre por el que aquella mujer que había sido su made le llamaba.

La chica comenzó a hacer algo en un cuaderno que portaba, Scar supuso que escribía, al principio miró con curiosidad y estuvo tentado a preguntarle que hacia, pero pensó que podría enfadar a aquella mujer, que por alguna extraña razón, le ayudaba. Bajó la mirada, contemplando el suelo pedregoso bajo sus pies, introduciéndose en sus pensamientos, en sus recuerdos, y, por desgracia, no en aquellos mas felices de su vida.
Volver arriba Ir abajo
Natashia La Port
Dualidad Femenina
avatar

Cantidad de envíos : 434
Edad : 29
Localización : Cantando por ahi ^w^
Fecha de inscripción : 04/06/2010

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
664/2500  (664/2500)
Coronas: 0

MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   Vie Jul 09, 2010 7:03 pm

Observaba cada uno de sus movimientos. La timidez que el mostraba, le decía que seguramente no habia tratado con más gente. Ladeo la cabeza y sonrió cuando escucho la palabra “puldin”. Negó con la cabeza, era muy tierno y dulce, ¿cómo no querer a un niño así? Se pregunto cuantas veces habia sido rechazado, o si sus padres le habían abandonado. Un fugaz brillo de ternura y compacion asomo en su mirada.

¿Tráiganos a ambos pudin… creo que no tienes mucha hambre, verdad?-

Pregunte, mientras le miraba con la sonrisa en el rostro. Dijo su nombre, encantador y lindo. Roxanne se llevo las manos a la barbilla, apoyándose en la mesa, mientras el mesero se iba.

-Tienes un nombre precioso… oye… estas bien?-

Puso el cuaderno en un lado de la mesa, mirándole con curiosidad. Era… como si el temiera hacer o decir algo. Entonces pensó que quizá era algún niño esclavo que había escapado. La gente era muy cruel en estos días… Parecía ser un chico que necesitaba muchos ánimos y ella se los iba a dar. Metiendo la mano a su bolso, saco un carboncillo extra, arranco una hoja de su diario y la coloco frente a él. Quizá si el niño no podía hablarle, tal vez podía dibujar. Hizo el trazo de una sonrisa feliz, luego un corazón y dos pequeños monitos hechos con palitos y bolitas que se abrazaban.


-Me agradas… no tienes que temerme-


Dijo mientras le enseñaba la hoja. Trataba de ser lo más dulce y amigable con él, no quería asustarle. Saco después un chocolate de su bolso, colocándolo sobre el papel, en clara señal de paz


-Me gustaría ser tu amiga… ¿puedo?-



El pudin llego casi enseguida. No era un gran pedido y ya tenía amistad con el dueño. Roxanne le ofreció uno a scart y comió el otro, animadamente. Ese chico seguía siendo tan cautivante y peculiar…

Miro al mesero que preguntaba si algo mas se ofrecía. Se dio cuenta de la mirada que lanzaba al chiquillo, con molestia le miro, arqueando la ceja. Sus mejillas se tornaron rojizas, si algo odiaba era a la gente que trataba mal a otros por considerarles inferiores. Dejando el pudin a un lado, estiro la palma de la mano hacia el mulato.

-¿Qué le pasa? Acaso nunca ha visto a un niño después de jugar un gran partido de socbat*?-


El mesero se disculpo, dando varios pasos hacia atrás. Roxanne egó con la cabeza, mientras le decía bruscamente.

-Retírese por favor, gracias… más vale que la próxima vez tenga cuidado como vea la gente… no hay muchos inquilinos pacientes hoy en día-

Curioso. La chica rara vez actuaba bruscamente. Este pequeño se habia ganado su favor y su proteccion. Si, su proteccion. Roxanne descubrio que queria que Scart estuviera bien, que comiera, que vistiera mejores ropas... cambio la mirada al adolescente, con una sonrisa suave, mientras se disculpaba por la mirada del mesero. Comenzo a Jugueteaba con los mechones de su cabello, sonriéndole amablemente, contenta.


-Entonces dices que estas solo… pues, que casualidad, yo también. ¿Qué tal si nos hacemos compañía un tiempo? ¿ha? –


*socbat, juego de patear pelota parecido al futbol, pero con palos que rechazan los goles.
Volver arriba Ir abajo
Scart
Humilde Ladrón
avatar

Cantidad de envíos : 414
Localización : Robandote el dinero...
Fecha de inscripción : 01/07/2010

Hoja de personaje
Nivel: 3
Experiencia:
1545/4000  (1545/4000)
Coronas: 3009

MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   Vie Jul 09, 2010 9:10 pm

Contemplaba las piedras del suelo, Roxa le había dicho que su nombre era bonito, el no lo pensaba así, solo por el simple echo de que fue su madre quien se lo puso... su madre... su madre... aun muerta, la odiaba, cada vez que e acordaba, el calor de la ira y la rabia corría por sus venas, llegando hasta cada ápice de su cuerpo. Recordaba que día tras día l golpeaba, un día, le agarró y le tiró contra una pared de su casa cuando se resbaló y manchó sus zapatos de tierra, durante semanas l herida que se produjo en su cabezas continuó abierta, y aquella cicatriz aun duraba en su cabeza, casi inapreciable, ero allí estaba, recordándole a Scart que aquella mujer con la que vivió solo le maltrataba.

-¿He? ¡oh! Esto... si... me encuentro bien... solo... recordaba-Dijo despertando de su ensoñación, mientras una lagrima escapaba de sus ojos y resbalaba por u mejilla al reacordar su infancia.

Una infancia que perdió sirviendo a esa mujer, aun que su padre tampoco era un santo, casi siempre legaba a casa borracho, en esos momentos la vida de Scart pendía de un hilo, su madre chillaba, gritando a su adre que de nuevo llegaba borracho, su padre chillaba también, y al final, pagaban su ira con el pobre muchacho, que se solía quedar en un rincón llorando, esperando, como siempre, que sus verdugos comenzasen con aquella tortura.
Roxa le hablo, sacándole de nuevo de su mente.

-¿Te a...grado?-Dijo pensativo, no conocía aquella palabra, y temió que significase alo malo, pero entonces la mujer le enseñó u papel y añadió unas palabras.-¿Mi amiga? yo... esto... pues... vale-Dijo en voz baja mientras agachaba la cabeza.

Miró aquellos dibujos del papel... había una línea curva... y un... ¿corazón?... y oto dibujo que supuso representaban a dos personas abrazándose. Entonces la comida llegó, y el hombre volvió a mirar al muchacho de forma despreciable, pero entonces Roxa intercedió por el, diciéndole que estaba así por haber jugado a... ¿socbat? ¿que seria eso? Scart no sabia mucho de juegos, por el mero eco de que nunca había jugado a nada, se dedicaba a mantenerse con vida únicamente, no tenia tiempo para aquello.
Roxa volvió a dirigirse a el, esta vez, común tono mas amable.

-Compañía... no... no se... ¿está segura? yo... no quiero molestarla... ro... Roxa-Dijo ruborizándose al pronunciar el nombre de la mujer, no acostumbraba a llamar por el nombre.

Miró el pudin y aquella cosa negra que había dejado la chica sobre el papel... ¿Que seria aquello? Miró lo que empezaba a comer la chica. Primero tomó un poco, y notó el sabor que tenia... era dulce, así que se animó a seguir comiendo, mientras miraba que era aquella cosa que Roxa había colocado en el papel.
Tenia deseos de preguntar que era, y por que lo dejaba, pero sentía algo de vergüenza, temía molestar a la única persona que había sido amable con el... pero... la curiosidad le atentaba, giró la cabeza, intentando deshacerse de la imagen de aquella cosa, y se concentró únicamente en la comida que le habían traído... ¿como se llamaba? ¿pludin? ¿pulidin? bueno... tampoco era tan importante...

Levantó la cabeza y miró a la chica, algo turbado, y sonrojado sonrió levemente, pero la vergüenza la puedo y rápidamente bajo su cabeza de nuevo.

-Yo... em... Roxa...-Dijo mirándola, pero al ver su cara miró hacia otro lado.-Yo... ohm... nada...

Sentía vergüenza por preguntarle por que ella estaba también sola, pero no veía conveniente preguntar eso a alguien que no conocía, así pues se guardó las palabras y siguió comiendo el pruldin o como se llamase aquella extraña comida de tan rico sabor...
Volver arriba Ir abajo
Natashia La Port
Dualidad Femenina
avatar

Cantidad de envíos : 434
Edad : 29
Localización : Cantando por ahi ^w^
Fecha de inscripción : 04/06/2010

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
664/2500  (664/2500)
Coronas: 0

MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   Vie Jul 09, 2010 9:39 pm

La chica noto que una lagrima resbalaba por la mejilla del jovencito, mientras decía que solo recordaba. ¿extrañaría a sus padres? O quizá… su pasado había sido muy malo. Considero mal educado preguntar, de menos esperaría a que el se sintiera mas en confianza con ella. En un acto que la humana no pudo evitar, tomando uno de sus pañuelos del bolso, limpio la lagrima del chico, mientras le sonreía.

-oye… el pasado… de algún modo, por más feo que parezca… o que haya sido… sirvió por algo…-

Dijo en un tono consolador, mientras le sonreía. Cuando el dijo que estaba encantado de ser su amigo, la chica sonrió. Por lo menos le aceptaba y con eso se sentía avanzar. Cuidadosa y sin brusquedad, era como pensaba acercarse a el. Se llevo una cucharada con pudin, mientras sonreía.

-A que esta rico ¿no? El pudin de chocolate es de las cosas que mas me gustan…-

Vio que agachaba la cabeza y suspiro. Roxanne estaba segura de que tardaría tiempo en que el se abriera con ella, algo aprendería de esto, quizá, la paciencia. Dio una leve risa cuando dijo que no quería ser molestia. Roxanne negó con la cabeza, abriendo el libro en una imagen que ella misma habia pintado, ahí estaban su madre, su padre y tu tio, ella mas pequeña.

-no eres molestia… mira… esta familia es la mia… habia… guerras y esas cosas y… mama me obligo a salir de viaje cuando todo esto comenzó. Siempre quise un hermano menor… alguien a quien querer… pero nunca pude tenerlo. Mi madre enfermo y no pudo tener mas hijos… asi que no eres molestia. Mas bien… eres… como un deseo cumplido-

Cerro el libro, con una sonrisa, un dejo de nostalgia se escucho en su voz y una leve tristeza apareció. Sin embargo la remplazo rápidamente por una sonrisa. El pareció que quería preguntar algo, pero luego callo, bajando la mirada. Roxanne suspiro.

-Hmmm… oye… no temas en preguntarme nada, que yo no me enfado… si puedo responderte lo hare… si no… vamos a la biblioteca e investigamos…-

Se dio cuenta de que miraba el carboncillo sin entender que era. Vaya, entonces parecía que el chico había tenido muy malos padres. Con calma, tomo el trozo de carbón y marco algunos trazos sobre el papel.

-Este es un carboncillo, sirve para dibujar o escribir… te lo regalo. En caso de que necesites dejar un mensaje… este es muy útil, pues escribe en cualquier cosa… excepto agua, claro-


Se quedo pensando unos momentos, observando al muchacho. Luego suspiro y asintió. Sip, era un lindo niño.

-e… tengo una idea… ¿qué te parece si… me acompañas hoy de compras? Podríamos comprar ropa y cosas para viaje… ¡Tengo una idea! ¿Qué tal si me acompañas en mi viaje… por lo menos de aquí hasta el otro pueblo?-


Si, que mejor plan se le habia ocurrido. Si el chiquillo andaba con ella, le podria ayudar en lo que necesitara... ademas... la idea de un hermano se habia formado en su mente tan calidamente, que, no podia dejarla de lado
Volver arriba Ir abajo
Scart
Humilde Ladrón
avatar

Cantidad de envíos : 414
Localización : Robandote el dinero...
Fecha de inscripción : 01/07/2010

Hoja de personaje
Nivel: 3
Experiencia:
1545/4000  (1545/4000)
Coronas: 3009

MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   Sáb Jul 10, 2010 5:31 pm

Roxa le habló de su familia, ella también estaba sola, pero por motivos muy diferentes, y por lo menos ella había disfrutado de su familia, cosa que Scart no había echo. Entonces dijo algo que hizo que Scart mirase sorprendido a la mujer... ella había querido tener un hermano pequeño... alguien a quien querer... y el era como un deseo cumplido... tal ve quisiese darle a entender... ¿que podría ser su hermano? Scart tembló ante aquella idea... pensaba que cualquier familia que tuviese le volvería a tratar de aquella espantosa forma... no deseaba volver a sentir eso...

-¿Hermano? yo... yo no...-Intentó decirle el desacuerdo que tenia sobre aquello, sin ofender a la chica, pero no se le ocurría como, así pues decidió callar y esperar a un momento mas oportuno.

Cuando notó que quería preguntar algo pero acabó callando dijo que no se preocupase, era algo que Scart había intentado, pero siempre acababa preocupándose, la vida en solitario trae la costumbre de preocuparse constantemente por que hacer, y decir. Dijo que i necesitaba encontrar información podían ir a la biblioteca, al escuchar eso Scart quedó pensativo... ¿que seria aquello? tenia un nombre curioso, pero no delataba información sobre su uso, por lo menos, Scart no sabia interpretarla,

-¿Que es una biblioteca?-Dijo ladeando la cabeza.

Scart se quedó mirando aquello que había sobre la mesa, que Roxa había colocado, no conocía que aquella cosa era chocolate, pero la muchacha pensó que se refería al objeto con el cual escribía. Le dijo que eso era un carboncillo, y que servia para escibar, cosa que Scart no sabia hacer, no muchas personas sabían leer o escribir, y Scart con su vida de ladrón no se preocupó por aprender aquello, que bien pensaba que no servia para nada.

-Yo... yo no se escribir...-Dijo poniéndose rojo ante su incompetencia.

La chica le regaló el carboncillo... Scart no sabia para que podría servirle, pero aun así lo tomo sonriente, le encontraría una utilidad... Entonces le ofreció ir a comprar, y también a ir al próximo pueblo con ella, era tentador, pero Scart no sabia como comportarse en compañía, pero no le pareció mala idea estar acompañado, no quería toparse de nuevo con el guardia.

-Está bien...-Dijo pensativo, pero rápidamente cambió su cara reflejando una tímida sonrisa.
Volver arriba Ir abajo
Natashia La Port
Dualidad Femenina
avatar

Cantidad de envíos : 434
Edad : 29
Localización : Cantando por ahi ^w^
Fecha de inscripción : 04/06/2010

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
664/2500  (664/2500)
Coronas: 0

MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   Miér Jul 14, 2010 12:06 pm

Durante unos segundos, la expresión de Scart le dijo que tal vez tenía la posibilidad de cumplir ese sueño, de tener un hermano menor, alguien a quien darle amor y compañía… se equivoco. Tal vez scart ni siquiera quería una amiga y ella solo se había puesto pesada. Bajando la mirada, se rasco la frente, mordiéndose el labio inferior... Entonces el pregunto que era una biblioteca. Roxanne sonrió, más contenta, sintiéndose capaz de responder.

-La biblioteca, es un lugar donde la gente va a leer. Hay muchos libros escritos por gente de todo Utopía, con información de muchas cosas que tú y yo no sabemos… -


Roxanne se quedo mirando a Scart que a su vez contemplaba el chocolate. Entonces se le ocurrió que tal vez, el había preguntado por eso y no por el carboncillo. Dijo que no sabía escribir, entonces ella sonrió.

-pues… haber… este es un chocolate. Sabe bien, es casi como el pudin que comes, pero más duro y puedes guardarlo para más tarde. Es un dulce… y si no sabes escribir, no te preocupes. Que, a fin de cuentas muchos no sabemos nada de nada. Si algún día quieres, yo te puedo enseñar-


Acepto la idea de ir de compras y, Roxanne casi salta en su asiento. Con una sonrisa triunfal y alegre, tomo a scart de la mano, guardando antes todas sus cosas y preguntándole.

-¿Dime, que te gustaría comprar para ti? Yo invito, lo que desees lo compramos. Especialmente si es para viaje o para tu gusto propio. Mientras piensas, vamos, compraremos frutas!-

Si, así es. Le llevo de nuevo a donde aquel mercader le había acusado. Miro a Scart con un aire triunfal, era una especie de venganza en contra del hombre pues, a ojos de la chica, el niño no había hecho nada. Miro al adolescente y dijo en voz alta.

-Scart, toma todo lo que quieras cielo. Oiga, a mi deme tres naranjas… dos ciruelas y un melón -por favor… -

Alguien nos observaba atentamente. No repare en el extraño, puesto que, entre la multitud de compradores ¿a quién le parecería raro un hombre de pie mirando hacia el puesto de frutas?
Volver arriba Ir abajo
Scart
Humilde Ladrón
avatar

Cantidad de envíos : 414
Localización : Robandote el dinero...
Fecha de inscripción : 01/07/2010

Hoja de personaje
Nivel: 3
Experiencia:
1545/4000  (1545/4000)
Coronas: 3009

MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   Jue Jul 15, 2010 12:23 am

Scart vio como Roxa había notado su contrariedad a ser hermanos, pero se sintió mal... ella le había tratado bien, no merecía que el le devolviese eso así...

-Podemos ser amigos... pero... Si eres mi hermana...-Empezó a decir... pero las palabras no le salieron, una gruesa lagrima resbaló por su mejilla... no quería que Roxa sufriera lo que el...

Pero Roxa empezó a explicarle lo que era una biblioteca... un sitio con muchos libros que tenían mucha información... que lugar mas curioso... pero se preguntó para que querían poner todas esas cosas en un libro... Scart lo consideraba un esfuerzo inútil.
En ese momento Roxa se dio cuenta de que miraba el chocolate, y le dijo que se trataba de comida. Scart alargó la mano y lo miró de cerca... su aspecto era raro... pero su olor suave pero penetrantes, tras pensárselo un buen rato metió una punta en la boca y lo mordisqueó... entonces notó el mismo sabor que había notado cuando comía el pudin, pero mucho mas concentrado... era muy dulce... oh... que sabroso...
Sus ojos comenzaron a brillar, y miró contento a Roxa. Le decía que le podía enseñar a escribir... Scart no comprendía de que le serviría saber escribir, pero no estaba mal saber por si en alguna ocasión lo necesitaba.

Roxa le llevó por las calles, Scart caminaba junto a ella mientras iba mordisqueando el chocolate mientras miraba todas las calles, la chica le ofreció que pidiese lo que quisiese, pero actualmente estaba muy lleno, aunque le apetecía...

-Por favor... dos ciruelas...-Dijo con una risilla traviesa.
Volver arriba Ir abajo
Natashia La Port
Dualidad Femenina
avatar

Cantidad de envíos : 434
Edad : 29
Localización : Cantando por ahi ^w^
Fecha de inscripción : 04/06/2010

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
664/2500  (664/2500)
Coronas: 0

MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   Vie Jul 23, 2010 12:18 am

Roxanne observo como el dudaba en lo de hermana. La lagrima que escapo de su ojo inocentón le dijo bastante. Entonces añadió con una voz amigable, tratando de consolarle.

Bueno, entonces seré tu amiga, una amiga que te cuidara mucho. –


Con suavidad limpio su lágrima, para luego mirar como mordía el chocolate. Le pareció tan tierno y lindo lo que hacía, que dejo que saboreara el dulce. Luego le enseñaría a escribir, leer, le compraría ropa, lo acompañaría en viajes… serian como hermanos sin que el supiera que eso eran. Se sintió enormemente feliz mientras llegaba con aquel mercader, que miro a Scart con algo de rabia al saber que el chico regresaba. Durante unos minutos ignoro el pedido de él, mas cuando pidió ciruelas, la cara del hombre enrojeció.

-¿con que cara vienes mocoso impertinente?-

Yo Salí en su defensa, hablando en voz alta. Lo mire furiosa, ¿Cómo se atrevía a hablarle así a Scart? No me di cuenta de aquel que nos observaba, atento a cada movimiento. Sostuve un par de coronas en la mano, en alto, haciendo que todos nos miraran.

-¿porque trata así a mi hermano? ¡El no le ha hecho nada! Usted sigue empeñado en tratar mal a un niño inocente… ¡no sé cómo la gente es capaz de comprarle! Aquí tiene las coronas de la ciruelas…-

Le di el dinero, tomando la mano de Scart mientras me dirigía al siguiente puesto; las ropas… entonces me entro el presentimiento de algo. La necesidad de proteger a Scart… había mucha gente en el mundo que era bastante mala… mire a Scart, tomándole de los hombros mientras le decía.

-Cielo… ¿espera aquí quieres? Puedes ver la ropa que tiene el señor, en cuanto regrese te compare algo… me urge dejar una cosa en la taberna, está aquí adelante…-

Efectivamente, la tienda de vestidos elegantes se encontraba frente a la taberna. Despedida, Salí hacia allá con la intención de hacerle saber algo sumamente importante al posadero. Fui impulsiva y quizá… eso había sido un error.

Aprovechando que había dejado solo a Scart, aquel hombre se acerco al niño. Como quien observa algo que le ha llamado la atención, tenía el completo aspecto de un comprador. Sin embargo, en cuanto estuvo cercas del joven, le tomo del hombro con fuerza. Le doblaba en tamaño y en musculatura, el sujeto, de barba y mirada lujuriosa, se agacho hasta estar a la altura de Scart, tomándole de los brazos con fuerza, haciendo que este le mirara a los ojos.

-oye… se que ella no es tu hermana… y seguro te abandono ahora que no quiere hacerse cargo de ti… pero… yo tengo un trabajo para ti. Te pagare 100 coronas por día y te daré refugio y comida… casi no tienes que hacer nada… ni siquiera moverte…-

La sonrisa era claramente malévola… el hombre era un pedófilo que muchas veces había secuestrado a hijos de campesinos, se había llevado a niños abandonados o simplemente se metía a las casas, tomaba a los niños, los abusaba y se iba. Era su modo de actuar… con dos peculiaridades. Todos niños y varones. Por más que Scart intentara soltarse, el no le dejaría, aferrándose fuertemente a él, con una sonrisa malvada.

-entonces… acompáñame… será divertido… por lo menos para mí. No pierdas tiempo en esperar a tu querida hermanita… de seguro la mocosa solo buscaba la forma de deshacerse de ti… yo te cuidare bien…-

Nadie hacia nada aunque varios vieron al hombre. Y es que, en esos días… cada quien se ocupaba de sí mismo y olvidaban a los demás. El sujeto acerco su rostro al del niño… sin que este pudiera hacer nada, le beso, de forma impetuosa y agresiva. Claramente daba una idea de los planes del hombre… Roxanne. ¿Dónde te has metido?
Volver arriba Ir abajo
Scart
Humilde Ladrón
avatar

Cantidad de envíos : 414
Localización : Robandote el dinero...
Fecha de inscripción : 01/07/2010

Hoja de personaje
Nivel: 3
Experiencia:
1545/4000  (1545/4000)
Coronas: 3009

MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   Vie Jul 23, 2010 1:03 am

Scart tomó las ciruelas contento, y continuó siguiendo a Roxa, no sin antes sacarle la lengua al tendero sin que Roxa se diese cuenta del gesto.
Guardó sus ciruelas entre sus ropas, las dejaría para saborearlas mas tarde, ahora prefería seguir comiéndose el chocolate.
Continuó el camino, de pronto Roxa le dejó, le dijo que esperara, y el obediente se paró y miró la ropa de la tienda, era todo muy bonito.

Entonces un hombre se le acercó, su aspecto era muy raro, y a Scart le olió raro, pero actuó con normalidad... puede que hasta sacase provecho de él.
El hombre le tomó de los hombros, algo que molestó bastante a Scart, pero no podía ante la fuerza del hombre. Escuchó las palabras y un escalofrío le recorrió...-"Nadie hae nada por nadie a cambio de nada"-Le dijo una voz en su interior... eso era algo que había aprendido en sus años de vida.

No era posible, el hombre querría algo de el, no sabia que era, pero si lo necesitaba y le daría tanto dinero estaba seguro de que seria importante, así que decidió que era hora de librarse de él... Entonces acercó su rostro y le besó.
Scart se enfureció y forcejeó, pero no conseguía nada, entonces extrajo su daga...
y de un movimiento esta se clavó en la entrepierna del hombre, sin un momento a esperar empezó a repetir el apuñalamiento, el dolor hizo al hombre soltarle, pero de un empujón.
Scart se cayó al suelo y se intentó alejar arrastrándose, aun con su daga llena de sangre en la mano.

¡Aléjate de mi!-Dijo Scart asustado.

Se levantó e intentó escabullirse entre la multitud, era alo que no le solía costar, lo hacia con naturaleza, pero estaba asustado y algo desorientado por lo que acababa de pasar.
El hombre le había besado... sentía que su cabeza daba vueltas... había sido... repugnante... Aun sentía sus labios... las imágenes las sensaciones, le llegaban y le abrumaban.
Intentaba pensar en otras cosas para olvidarse, pero era difícil, ni siquiera sabia que había pasado exactamente.
Volver arriba Ir abajo
Natashia La Port
Dualidad Femenina
avatar

Cantidad de envíos : 434
Edad : 29
Localización : Cantando por ahi ^w^
Fecha de inscripción : 04/06/2010

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
664/2500  (664/2500)
Coronas: 0

MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   Lun Jul 26, 2010 8:24 am

No noto la ofensa al tendero, ni tampoco que el hombre se ponía rojo del coraje, o que llamaba a uno de sus hombres. Guardo las ciruelas en la ropa y Roxanne sonrió, contenta. Obedientemente el joven se quedo de pie, esperando y mirando la ropa… hasta que el indeseable llego.

Mientras tanto, Roxanne hablaba con el posadero energéticamente, ahora que tenia alguien a quien cuidar, era hora de dejar “la carta”. Durante muchos años, la chica había soñado con tener un hermano menor o un hijo… la fantasía de toda joven que es educada en los regímenes estrictos de un hogar con ambos padres, donde la familia es lo primordial. Gracias a ese deseo, había escrito una carta que dejo al posadero. En esta había un mensaje importante para quien sería su hermano o hermana mayor… fantasiosa la chica, pero al fin y al cabo de eso vivía.

Cuando salió de la posada, escucho un “aléjate de mí” y vio como guardias corrían hacia la tienda de vestidos. Veloz como nunca, corrió hacia la voz, reconociendo la de Scart, altamente asustada, temiendo por la vida del chico… cuando llego, había un hombre con la entrepierna ensangrentada, Scart con una daga en la mano tratando de huir… en esos momentos el guardia tomo del cuello al chico, era el mismo que lo había aprisionado por el falso robo. El pánico se apodero de ella, pensando velozmente en que hacer…

-Pequeña sabandija!!! Sabía que eras un problema, ahora veras lo que te harán… te lamentaras haber hecho lo que hiciste… traigan un medico inmediatamente y…-


Alto!-


Grito en medio de la multitud. El guardia le miro, sonriendo de forma malvada. Había encontrado a Scart con las manos en el acto y no había forma de salvarle… o eso creía. Miro al chico con un aire de tristeza en los ojos, pero… algo le decía que él no tenía la culpa. Observo al sujeto que se retorcía gritando desesperadamente, chillando y prácticamente gimoteando como niña. Bueno, con justa razón… respiro hondo y dijo con voz firme.

-yo mande a apuñalar a ese sujeto. El mocoso solo es mi criado… eres un idiota Albus, te lo dije una vez, tenias que ser sutil… ahora tendré que matar a este guardia y todo el que se ponga enfrente…-


Todos le miraron sorprendidos, incluso aquel fuerte hombre que sostenía al joven. Desenvaino su espada, mirando al que acusaba a Scart fríamente… claro que mi intención no era matar a nadie, sino que el chico pudiera escapar. Entonces inicio el alboroto.

El guardia real soltó al joven Scart, mientras sacaba una jabalina de casi 2 metros de altura. Lo miro y trago saliva, se lanzo sobre ella, mientras gritaba que nadie se podía enfrentar a las fuerzas del reino y salir viva. Bueno, eso era cierto. Roxanne dio un salto hacia un lado, evitando el arma por milímetros, dando un grácil giro y un golpe en la espada del sujeto con la espada. La armadura no permitió que hubiere heridas, Roxanne lo sabia… justo en ese momento, grito al chico.

-¡Ve a la posada, dile al dueño que te manda la rosa verde! ¡Muévete joder!-


En ese momento, el escolta tomo la mano de la joven con fuerza, el descuido de gritar al niño dio segundos de reacción al hombre. Justo cuando la chica iba a sentir la punta de metal en el estomago, alguien grito entre la multitud un “alto” bastante fuerte. Tanto ella como el quedaron sin moverse, con armas en la mano, a punto de cortarse el uno al otro… ella giro el rostro, encontrándose con un hombre trajeado.

Spoiler:
 
Llevaba guantes, un tuxedo y sus ojos eran de un rojo carmín. Levanto la mano hacia ambos, sonriendo de forma siniestra. Observo a Roxanne que respiraba agitadamente, en estos momentos lucia más salvaje que nunca… entonces murmuro, en voz baja y siseante.

-Vol i ma dupo dimi do pibollos vordo… pinore do itmidu crirodi, dojili at, citi quo soi ma osnivi.-

Ambos combatientes soltaron sus armas. El guardia dejo ir a Roxanne, quien se puso de pie rígidamente, sus ojos perdieron brillo y, ante la mirada de todos los espectadores, se dirigió al hombre de traje, a paso lento y calmado, sin reparar en nadie más, ni preocuparse por Scart. En cambio, el herido había desaparecido, quizá huido entre la multitud, tomado por algún médico… o, lo más probable… usado por aquel misterioso hombre.
Volver arriba Ir abajo
Scart
Humilde Ladrón
avatar

Cantidad de envíos : 414
Localización : Robandote el dinero...
Fecha de inscripción : 01/07/2010

Hoja de personaje
Nivel: 3
Experiencia:
1545/4000  (1545/4000)
Coronas: 3009

MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   Lun Jul 26, 2010 10:09 pm

Al fin libre del hombre... pero... se encontraba mal... no sabia que le pasaba, simplemente todo parecía dar vueltas, de pronto chocó con algo duro y quedó aun mas aturdido, cundo fue cogido por el cuello y levantado. Miró a la cara a aquel agresor... era el mismo de antes. Le habló... ¿¡Que el era un problema!? ¡Solo se defendía!
Intentó decirlo, pero al abrir la boca e intentar decir la primera palabra notó como el aire se escapaba rápidamente de su garganta, y no volvía a entrar.

La voz de Roxa sonó entre la multitud, Scart miró en aquella dirección, y consiguió distinguir el pelo verde de la chica entre la multitud, pero apenas, pues su visa se nublaba por momentos. Roxa dijo algo mas, pero ni siquiera lo escuchó. Entonces el guardia le soltó, y Scart calló como una piedra al suelo, el aire entró de nuevo en sus pulmones, pero no tenia apenas fuerzas.
Entonces la voz de Roxa volvió a hacer presencia, esta vez dirigida hacia él. Scart obedeció y corrió entre la multitud con las manos en el cuello e intentando respirar.

Entonces consiguió pesar con claridad... ¿la dejaría sola? le había ayudado, no podía dejarla enfrentarse a aquel tipo sola. Se dio la vuelta y escondido entre la multitud vio como el hombre estaba a punto de ensartar a Roxa, sacó una de sus dagas a toda velocidad y cuando estaba dispuesto a lanzarla la voz de un hombre habló.
Dijo un par de palabras extrañas, y el guardia dejó a Roxa, la cual centró la atención en el hombre nuevo...

Scart inspiró profundamente y se fundió entre la multitud... no e iría, vigilaría a Roxa, no la dejaría sola. Escondido entre la multitud observó la escena, en aquel estado pasaba desapercibido, como una piedrecilla en el camino, podría vigilarla e intervenir si hacia falta.
Volver arriba Ir abajo
Natashia La Port
Dualidad Femenina
avatar

Cantidad de envíos : 434
Edad : 29
Localización : Cantando por ahi ^w^
Fecha de inscripción : 04/06/2010

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
664/2500  (664/2500)
Coronas: 0

MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   Mar Jul 27, 2010 8:50 am

Al ver que Scart se alejaba, Roxanne se relajo, hubiera escapado de no ser porque el hombre aquel hablo. La chica le miro, avanzando hacia el. Este levanto la mano, con la palma extendida en invitación a que le tomara de la mano. Roxanne se acerco mas aun, dándole la mano a aquel sujeto… Sus ojos lucian idos, como si no fuera ella misma.

Acto seguido, el hombre miro ala multitud y esta casi como una orden se disipo, como si nadie viera a la pareja, una frente a la otra, casi siendo invisibles. Un poderoso ser sin duda, la raza, el origen o intención, desconocida hasta ahora. El único que quedo ahí fue Scart, de pie, mirando a la pareja pues, algo evitaba que recibiera la orden del hombre.

Este no le tomo en cuenta. Era demasiado pequeño y solo un mocoso como para considerar a Scart. De pronto, el desconocido rodeo la cintura de la muchacha, acercándole a ella. LA joven o dijo nada, solo le miro con la boca entreabierta y, en minutos, un beso . Una ragada de viento rodeo a la pareja, en segundos, estaban desapareciendo. Una voz detrás del muchacho se escucho.

-¡Rosa verde no!-

Spoiler:
 

Mas para esos momentos, Roxanne habia desaparecido junto al hombre extraño. El posadero, quien habia gritado, se apoyo sobre sus rodillas, respirando agitadamente, un bigote adornaba su cara, ancho y tupido, era bajito y gordo. Evidentemente con la preocupación y el miedo en el rostro, llevaba un medio delantal blanco, con bolsillos y una camisa café, que se cerraba por el cuello con cordones. Levanto la mirada, de nuevo preocupado.

-maldicion… no, la Señorita Roxanne no… cualquiera menos ella…-

Dijo, en un aire de desesperación y arrepentimiento, levantando una de sus regordetas manos hacia donde habia estado la chica. El sujeto, lucia preocupado realmente.
Volver arriba Ir abajo
Scart
Humilde Ladrón
avatar

Cantidad de envíos : 414
Localización : Robandote el dinero...
Fecha de inscripción : 01/07/2010

Hoja de personaje
Nivel: 3
Experiencia:
1545/4000  (1545/4000)
Coronas: 3009

MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   Mar Jul 27, 2010 11:01 am

Scart miró a la pareja extrañado, Roxa había cambiado, no parecía la misma, la multitud se disolvió, y la gente empezó a fluir, el permaneció quieto, mirando entre las personas que caminaban por las calles, mirando la extraña escena.
El hombre le tendió la mano a la chica, y esta la tomó, momentos después Scart vio como poco a poco desaparecían.

-¡No!-Dijo Scart gritando mientras corría hacia ellos.

Pero al llegar habían desaparecido por completo. Sin siquiera darse cuenta de las palabras del posadero Scart calló al suelo de rodillas, con lagrimas en los ojos dio un grito de frustración... se habían ido... se habían marchado... le habían dejado solo de nuevo ¿estaría acaso condenado a la soledad eterna?

-¡Maldito! te la llevaste... te... te llevaste a mi hermana...-Dijo Scart llorando, como si aquel hombre pusiese oírle aun.

¿Y que haría ahora? De nuevo solo, Roxa le había abandonado... estaba solo, nadie le quería con el, y por eso se había ido.
Entonces recordó lo que le dijo Roxa... ir a la posada... el dueño... rosa verde...
Se levantó y se secó las lagrimas, miró en todas direcciones ¿Donde estaba la posada?
Entonces vio al hombre con bigote y se acercó a el para preguntarle.

-Señor... ¿me podría decir donde está la posada?-Dijo Scart ignorando por completo que aquel hombre era el dueño.
Volver arriba Ir abajo
Natashia La Port
Dualidad Femenina
avatar

Cantidad de envíos : 434
Edad : 29
Localización : Cantando por ahi ^w^
Fecha de inscripción : 04/06/2010

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
664/2500  (664/2500)
Coronas: 0

MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   Miér Jul 28, 2010 9:20 pm

El posadero vio como un chico, el único que quedaba de pie despues de que la multitud se disipara, gritaba que no. El hombre cogió aire, al ver que el chico gritaba que se habían llevado a su hermana… y lloraba.

De pronto, el chico fue hasta donde estaba aquel hombre, preguntando por la posada. El sujeto respiraba, más bien bufaba, el correr no era su fuerte. Miro al joven con ojos asustadizos, tomándole de los hombros. Lo agito suavemente, mientras preguntaba.

-Eres su hermano… ella… ella… tu eres… ¡tu eres! Sígueme. –

Tomo a Scart de la mano, arrastrándolo hacia la posada, directo a la cocina. Paso por en medio de las mesas con gente comiendo, fue hasta la barra, donde uno que otro borracho matutino dormía y entro en la puerta abierta del fondo. Varias estufas de leña, un par de cocineros, meseros –que no eran más que mozos y mozas que iban de un lado a otro- y comida friéndose en las brazas. El posadero saco una carta, llevando a Scart hacia una esquina donde una mesa y dos sillas lucían viejas, mientras que en la pared cientos de papelitos pegados con clavos pequeños llenos de encargos lucían de colores viejos. Algunos decían “limpiar la posada a las 7 am” “el repartidor de verduras llega a las 10” entre otras cosas. Se sentó, invitando al chico sin preocuparse por si le seguía el paso o no. Luego saco un sobre con un perfume que olía a rosas… exactamente el mismo que Roxanne llevaba.

Me dijo que te diera esto… lo leeré para ti, me dijo que no leías, dijo que en caso de que algo le pasara, había escrito esto desde hacia tiempo. Sabes, esa chica siempre tuvo el deseo de un hermano… o hermana. Dijo que al fin lo había encontrado, aunque él no lo sabía…

Comenzó a leer, con una voz temblorosa. El bonachón hombre sabia del destino de Roxanne y se preocupaba menormente por el de Scart.

-Los hermanos son para amarse, ¿sabes? Aun no te tengo… esta carta la escribo justo en el momento en que salgo de casa. Mis padres me piden que la deje… no puedo evitarlo. Nunca podría decir no a mi madre llorosa… no se qué sucede, creo que la guerra comienza a alcanzarnos… mas ese no es el punto, mi hermanito. Hice dos versiones, una para una chica y otra para un niño… veo que soy afortunada porque he encontrado a, seguramente, un lindo pequeño ser a quien cuidar. Oye, quiero decirte una cosa, no conozco tu rostro aun, ni tu edad, nombre o nada de ti… pero sé que te quiero. Siempre te voy a querer, serás mi lindo y tierno hermano menor a quien cuidare con mi vida…

Siempre he sido una cobarde, que huye de todos y todo. Pero se, que cuando llegue el momento, me enfrentare incluso al mismo demonio por ti… Mis padres me han enseñado que una familia se cuida, y… espero no te moleste saber que eres mi familia. Y, nunca te voy a abandonar… bueno, a menos claro que muera… pero descuida, luchare por que no sea así. Te quiero hermanito… siempre lo hare.

Roxanne Megpoid…-


El posadero miro a Scart con lágrimas en los ojos. Era curioso ver a un hombre de ese ancho y alto llorar. Pero, es que el chico ignoraba la verdad del asunto. El hombre que se acababa de llevar a la joven, era más peligroso de lo que parecía, se limpio las lágrimas toscamente del rostro, mirando al chico.

-Hay que salvarla… tenemos que hacer algo, o morirá
-
Volver arriba Ir abajo
Scart
Humilde Ladrón
avatar

Cantidad de envíos : 414
Localización : Robandote el dinero...
Fecha de inscripción : 01/07/2010

Hoja de personaje
Nivel: 3
Experiencia:
1545/4000  (1545/4000)
Coronas: 3009

MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   Miér Jul 28, 2010 10:55 pm

El hombre le tomó en cuanto se acercó a el y le condujo rápidamente a la posada, atravesando el edificio, pasando entre mesas, personas, cocineros... Scart ni siquiera se inmutó, no opuso resistencia, estaba perdido, su mirada estaba vacía, al igual que su mente, su corazón... Aunque quisiese aparentar normalidad se sentía solo de nuevo, parecía que los dioses no querían que encontrase jamás la felicidad, querían denegársela a toda costa.

Sus pies descalzos caminabas raudos por el pedregoso suelo, sintiendo las piedras arañar sus acostumbrados pies. No notaba el olor de la cocina, no veía siquiera, estaba sumido en la negrura, en un vacío completo e inacabable... no sentía... no escuchaba... no veía... no olía... estaba aislado del mundo.
Una lagrima furtiva se escapó de sus ojos, resbalando por su mejilla, llegando a su barbilla, y desprendiéndose de esta, cayendo a sus pies.

La voz del hombre le sacó de su ensoñación, tenia una carta para el, que leyó lentamente. Scart escuchó atentamente, mientras aquellas emotivas palabras le robaban mas lagrimas.
Al acabar la carta el posadero también dio sus señales de tristeza, y le dijo que había que salvarla.
Scart no se movió, no hablo, solo continuó llorando, ahora comprendía mejor como se senita Roxa... el cariño que sentía por él... aquellos ellos sentimientos que nadie había sentido por el desgraciado niño, aquello de lo que había sido privado en su infancia, y que única le fue entregado, aquellos sentimientos se los estaba dando una desconocida.

Roxa le salvó del guardia... Roxa le dio de comer... le dio regalos, le dio... le dio cariño, le dio todo aquello que nadie le había dado nunca, y lo había echo sin esperar nada mas de el que su cariño, Roxa ahora no era una desconocía, era su hermana... y estaba apunto de morir... por su culpa, el había atacado al hombre... y Roxa había intervenido, si no lo hubiese echo nada hubiese pasado... debería haberse dejado... debería... Pero ya era tarde... y sus lamentaciones no servirían para nada... debería ayudarla... le devolvería aquel favor que le había dado... lo haría, y nadie se podría entrometer... nadie... ¡nadie!

Cambio de actitud radicalmente, limpió las lagrimas de su rostro pasando la manga de su camisa, y cuando volvió a mostrar su rostro era diferente, su mirada era feroz, y emanaba de él una determinación nunca antes revelada, un aura de valor que nunca había estado presente en el chico, estaba preparado para ayudar a su hermana, costase lo que costase.

-¿Que hacemos? ¿Como la salvamos? ¡Dígamelo! Si Roxa está en peligro la ayudaré... no puedo permitir que la maten... nada ni nadie me lo impedirá.-Dijo Scart mirando a la cara al posadero sin cambiar aquella mirada, aquella expresión, aquella determinación.
Volver arriba Ir abajo
Natashia La Port
Dualidad Femenina
avatar

Cantidad de envíos : 434
Edad : 29
Localización : Cantando por ahi ^w^
Fecha de inscripción : 04/06/2010

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
664/2500  (664/2500)
Coronas: 0

MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   Vie Ago 13, 2010 8:11 pm



El posadero miro a Scart, tenia la determinación marcada en su rostro, entendió en parte porque la Roxanne lo había apreciado tanto, era imposible no ver los ojos inocentones del chaval y no sentir ternura. Asintió, poniéndose de pie, entregando la carta al chico.

-¿quieres salvarla? Bien, sígueme.-

El hombre saco a Scart de la cocina por una puerta a oculta detrás de las estufas de leña. Esta conducía a un sótano, escaleras abajo, oscuro y oliente a humedad. Miro al chico de reojo, cuidando que lo siguiera. Eran aproximadamente dos metros hacia abajo, hasta llegar a una bodega, llena de barriles repletos con vino. Mas eso no era lo que interesaba, sino la puerta a un lado de una pila de contenedores de madera. El hombre la abrió de golpe y dejo ver una mesa redonda, con 2 chicas acomodadas una de lado a la otra. Ambas miraron a Scart sin emoción alguna, ladeando la cabeza, una a la izquierda, otra a la derecha.

http://fc07.deviantart.net/fs50/i/2009/270/6/d/Moonlight_Hunters_by_cherriuki.jpg
-¿y esto…?-

-¿…Qué es?-

Una completaba la frase de la otra. Sus vestimentas eran negras con blanco, en combinaciones de colores oscuros, sus armas, hachas largas y guadaña. Una lucia mas inocente que la otra, pero no por eso daban menos miedo, dando un aire al joven que se había llevado a Roxanne. El posadero miro al chico, luego a las niñas que, de apariencia tendrían 16 años a lo mucho. Nerviosamente, carraspeo, desviando la mirada, mientras daba un empujón al joven hacia adelante.

-Señoritas, mis disculpas, pero… la hermana de este niño, fue tomada por… el-


La que sostenía una guadaña se puso de pie de un salto, entrecerrando los ojos. La otra se levanto con total calma. Ambas avanzaron a un lado de la mesa, hasta quedar a un metro de distancia del tabernero y el chico. Observaron a Scart fijamente.

-la segunda vez…-

-…que mi hermano deja un sobreviviente-

La que portaba el hacha, con forma de halas de un murciélago se acerco mas aun, llegando a quedar frente a frente con el joven humano. Miro al posadero, el habia sido un primer sobreviviente, un caso raro... Paso el borde de su mano por la mejilla de Scart, apenas un poco mas alta que el, murmuro en voz muy baja, aunque perfectamente audible.

-¿Quieres…-

-..salvarla?- Concluyo la frase la otra

-Yo soy Espheria…-

-…y yo Esmeraldha-

La chica de la guadaña había avanzado ahora y estaban frente a el. Ambas se tomaron de la mano al estar una junto a la otra, preguntando al unisonó.

-¿Qué tienes para defender a tu hermana?-

Porque, ambas, habían logrado ver que esa chica era hermana de Scart. ¿Cómo? Era algo que el joven descubriría pronto. El posadero se mantuvo a la distancia, odiaba que ellas le leyeran, en tanto más lejos estuvieran del mejor. Más ellas no prestaban atención al regordete hombre, sino al muchacho. Observaban al chico, escudriñando sus ojos, leyendo sus secretos. Esmeraldha y Espheria, hermanas de Elrod, los tres brujos mas poderosos de toda la zona… por desgracia Elrod había perdido el control y usaba sus poderes para consumir el alma y aliento de jóvenes doncellas que caían en sus garras, tenían muy poco tiempo antes de que Roxanne, apareciera en algún terreno baldío muerta…

-Dinos ahora, ¿es bonita? Si lo es, vivirá mas tiempo aun…-


Las jóvenes no dejaban de hablar juntas, en perfecta sincronía, como si fueran una sola
Volver arriba Ir abajo
Scart
Humilde Ladrón
avatar

Cantidad de envíos : 414
Localización : Robandote el dinero...
Fecha de inscripción : 01/07/2010

Hoja de personaje
Nivel: 3
Experiencia:
1545/4000  (1545/4000)
Coronas: 3009

MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   Vie Ago 13, 2010 8:47 pm

El tabernero le condujo hasta una sala, en la que sentadas juntas habían dos chicas, de ellas se notaba una poderosa aura que emanaban sus cuerpos. Hablaban completándose las frases... era extraño, pero Scart permaneció impasible.
Esto... le habían llamado esto... tratado como una cosa, mas, importarle, ni lo mas mínimo, es mas, tratarle de cosa era de lo mas amable que se le hacia, después de vivir en la calle como un mísero ladrón que se gana la vida sisando no se podía aspirar a mucho ciertamente.

Según lo que escuchó había tenido suerte sobreviviendo... pues el chico parecía que no dejaba supervivientes muy a menudo... era el segundo, y algo le decía, que hacia bastante tiempo que llevaba haciendo eso.
Una de ellas, que portaba un arma de extraña forma le tocó levemente la mejilla, sintió un calambre al notar aquello, y se sintió tentado a separarse, aquel breve contacto fue suficiente para notar algo en ellas... se percibía fuerza... pero se mantuvo en el sitio, era por Roxa.
Le dijeron sus nombres, y le preguntaron si quería salvarla, en su opinión, una pregunta estúpida, al fin y al cabo, para eso había sido traído.

-Tengo mi vida, no puedo ofrecer mas, y no ofreceré menos, daré lo que necesitéis y me sea posible.-Dijo Scart en tono serio, no volvería a huir... no esta vez, estaba cansado de hacer lo mismo.-Pues si... es bonita...

Scart se sonrojó con aquella pregunta... no estaba acostumbrado a ello, y no esperaba que nadie le preguntasen cosas así, aunque estaba dispuesto a cualquier cosa.
Respiró hondo volviendo a su seriedad, allí abajo se notaba bastante humedad, y la temperatura era mas alta que fuera, no había demasiada luz, y el único sonido apreciable era el de la voz de las niñas, y el latir de su corazón, potente y rítmico, recordándole, que casa segundo era vital para salvar a... su... hermana.
Volver arriba Ir abajo
Natashia La Port
Dualidad Femenina
avatar

Cantidad de envíos : 434
Edad : 29
Localización : Cantando por ahi ^w^
Fecha de inscripción : 04/06/2010

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
664/2500  (664/2500)
Coronas: 0

MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   Vie Ago 13, 2010 9:48 pm

La chica de la guadaña sonrió, Esmeraldha estaba satisfecha. Miro a Espheria, ladeando la cabeza, ambas parecían comunicarse mentalmente pues, a los segundos, la del hacha murmuro unas palabras

-te vita voe paes to bua-


Un haz de luz purpura surgió de la garganta de la joven, viajando en el aire hacia Esmeraldha. Esta sonrió suavemente y su voz ahora se escuchaba más fuerte y fría, como si hubiere aumentado algunos años. Saco de entre sus ropas un puñal de empuñadura negra, con una marca en forma de gato de color blanco en ella. Tomo las manos del joven, dejando el arma con suavidad sobre las palmas, mirándole fijamente.

-Hermanas Yukisa somos, gemelas de nacimiento, nuestros padres se han perdido en el tiempo mas eso no ha de importar.
Elros nuestro hermano mayor es, y juntos los tres vinimos un tiempo, felices fuimos y favores otorgábamos, traíamos la paz… y bendecíamos la ciudad.
Pero el poder corrompe y nuestro hermano enloqueció, un viejo amor al parecer que su vida destrozo…

Tomo nuestros poderes y maldijo nuestra existencia, intentamos detenerle pero inútil fue, condenadas a vivir una de la otra no podemos separarnos, nuestra voz atrapada esta dentro de dos cuerpos de niñas sin poder hacer mas.

Ha robado doncellas, intentando recuperar su amor, ha matado jóvenes, iracundo por el rechazo, ha tomado sus vidas y alientos para aumentar su poder… pero eso hoy ha de terminar.

Eres la única esperanza de poder liberarnos, para eso sigue nuestras instrucciones al pie de la letra, si te apresuras tu hermana vivirá, si no, otra victima mas será-


Espheria tomo aire, era como si cada vez que Esmeraldha hablara robara aliento de su hermana, que ahora se recargaba sobre la mesa, temblorosa. El posadero se acerco una silla a la joven, sin embargo, Esmeraldha continuo con su relato, tratando de terminar lo mas pronto posible.

-estamos condenadas a no hablar sobre el hecho pero tu y el posadero han sobrevivido a la desgracia. Pido de favor que tomes nuestra misión, a la salida sur de la ciudad, a 15 cuadras de este lugar un bosque has de hallar. No es grande en extensión y el sendero le recorre justo por el medio, un claro a tres metros de haber entrado en el bosque, busca hacia tu izquierda la marca en el mapa estará. Debes encontrar una flor singular, lo sabrás al verla, pétalos purpuras enrollados alrededor de un centro azul con marcas amarillas. Si consigues la flor y la traes a nosotras, podremos a tu hermana ayudar al fin. Córtala con la daga que te hemos dado, así esta no morirá. Cuidado pues las apariencias son engañosas…-

En esos momentos, la joven que se encontraba sentada callo al suelo, inconsciente. Su hermana se giro rápidamente, asustada. Corrió hacia ella, tomando su mano, murmuro las mismas palabras y el haz de luz purpura viajo hasta su hermana. El posadero se puso delante de ellas, entregándole a Scart un mapa.

-¿Aceptas? Si es así… te guiare hasta la entrada del bosque… no puedo ir mas allá…-

El hombre miro al chico, nerviosamente. Detrás de el, una hermana sostenía la cabeza de la otra en sus piernas, acariciando sus cabellos con cierta delicadeza, una sombra de preocupación en el rostro de la joven. Se habían sobrepasado… ambas deseaban encerrar a su hermano de una vez por todas, recuperar su poder y sus cuerpos. Todo dependía ahora de ese chico que muchos habían tratado como basura… ahora del valía la salvación de no solo Roxanne, sino las futuras doncellas en peligro.

---
Roxanne abrió los ojos. Se encontraba atada, de tobillos y muñecas con cadenas al suelo, de rodillas. Todo estaba oscuro, no podía ver nada. Intento ponerse de pie, escuchaba un gotear y pasos, pero no lograba ver, era… una mano recorrió su mejilla, al mismo tiempo que un escalofrió. La chica intento dar un paso hacia atrás, asustada… ¿Dónde estaba? ¿Quién era el? Lo último que recordaba era… Scart.

-scart…-

Murmuro, temblorosa. Lo recordaba siendo sostenido por un guardia, luego nada. Asustada, rebusco en el suelo a tientas con sus manos, tratando de encontrar algún arma o luz… pero todo seguía en completa penumbra.

-No, el ya no esta aquí. Espero no te moleste que te use… veras, hay una especie de pelea entre hermanos… -

Escuchaba la voz pero no veía. ¡Estaba ciega! Roxanne se llevo las manos a los ojos, sin saber que pasaba. De pronto escucho lo que parecía ser el chasquear de dos dedos, seguido de las palabras de aquel hombre.

-hermanitas… quiero que miren algo… -
***
En la habitación donde Scart estaba, antes de que el dijera nada, justo a un lado de las jóvenes en el suelo, se abrió una burbuja, de esas que parecen hechas de jabón. En su interior, el hombre que había tomado a Roxanne sonrió. Rebusco entre las personas de la habitación, reparando en sus hermanas. Dio una carcajada, la tenia razón, ellas habían contado su secreto a alguien más y casi había muerto una. Mala suerte, pensó, eso no hacia el juego divertido. La chica que sostenía a su hermana se giro rápidamente, alarmada…

-¡¿que pretendes elrod!?-

Pregunto con voz temblorosa. Sin responder, el sujeto miro a Scart, ladeo la cabeza, el chico… pareció encantado al verle. Luego dijo tranquilamente, mientras Roxanne aparecía de entre la oscuridad. Sus ojos lucían grises, era obvio que no veía, y murmuraba el nombre de Scart. Estaba encadenada al suelo, miraba hacia todos lados, llevaba solo un vestido blanco, largo que cubría sus pies. Elros suspiro, tomando la barbilla de la joven entre sus dedos. La obligo que mirara en dirección al chico, y dijo tranquilamente.

-Escucha… se que ellas te han enviado por la flor. Si me la traes a mi, la dejare libre… y tal vez le regrese la vista… si no, despídete de ella. Pronto sabrás como llegar hasta mí…-


En esos momentos, Roxanne supo que su captor hablaba con alguien mas, a quien, supuso era Scart. ¿Qué otro sino el? Dio un grito molesta, exigiéndole que le dejara en paz.

- ¡No tocaras a Scart! Déjale en paz! ¡No le escuches hermanito!-

En esos momentos, Elros toco los labios de Roxanne, que se quedaron en silencio. ¿Qué clase de ser era el? La joven intento abrir su boca, pero… era como si estuviera pegada con algún potente pegamento. Entonces, el hombre sonrió a Scart.

-tu decisión-

Dijo, desvaneciendo la burbuja en el tiempo exacto en que la joven aun con sus fuerzas se ponía de pie, lanzándose sobre la burbuja. Miro a Scart, como asustada, mientras murmuraba

-no puedes llevarle la flor a el… no debes…-




Última edición por Roxanne Megpoid el Vie Ago 13, 2010 10:37 pm, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Scart
Humilde Ladrón
avatar

Cantidad de envíos : 414
Localización : Robandote el dinero...
Fecha de inscripción : 01/07/2010

Hoja de personaje
Nivel: 3
Experiencia:
1545/4000  (1545/4000)
Coronas: 3009

MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   Vie Ago 13, 2010 10:21 pm

La que una afilada guadaña portaba entre sus manos dedicó una sonrisa a su hermana, y entonces un incomodo silencio se produjo, Scart miraba atento a las chicas, cuando el silencio roto fue, por unas palabras, y un haz de luz púrpura, se dirigió a la garganta de su hermana, quien de entre las ropas extrajo una daga de empuñadura negra y filo brillante, un gato blanco estaba grabado en la oscura empuñadura, resaltando mas esta figura.

Comenzaron a hablar explicándole la situación, aquel tipo se apoderaba de las vidas de las muchachas que se encontraba, tomando el poder de estas para aumentar el suyo propio, y al parecer Roxa era una.
Si quería tener a Roxa de regreso debería recoger una extraña flor que le fue descrita, y cortarla con aquella misteriosa daga, debía traérsela a aquellas chicas... Durante un momento dudó... ¿y si ellas estaban compinchadas con el hombre? Pero desechó la idea, aunque fuese así, intentarlo era mejor que permanecer de brazos cruzados esperando un milagro que sabia que jamás llegaría.

La chica calló al suelo, mientras el haz de luz regresaba a la garganta de su hermana, el posadero le ofreció un mapa y compañía hasta el bosque, Scart asintió con una sonrisa, toda ayuda le seria valida... pero... ¿por que las muchachas no iban en persona a recoger la flor? ¿o por que el posadero no podía adentrarse en el bosque con el? era muy extraño.

Se preparó para aceptar cuando apareció una burbuja, en el interior se veía al hombre que había raptado a Roxa, nada mas verlo corrió y se acercó a ella, escuchó sus palabras, pero solo miraba a Roxa... su aspecto... quería que le llevase la flor... otro mas... antes de que pudiese responderle una de las hermanas se cruzo ante la burbuja a la vez que esta explotaba. Sintió calor invadiéndole, recorriendo su cuerpo e inundándolo... era ira... furia... algo ocultaban.
Sacó su daga decorada con joyas y la clavó fuertemente en la mesa, sin apartar la mirada de la misma, viendo su reflejo, pronuncio unas palabras con una seria voz.

-Explicarme que es esa flor... me parece extraño que os peleéis por una simple flor que se encuentra en un lugar tan simple, si fuese tan fácil cogerla, y si tan poderosos sois ¿por que no vais vosotros? ¿por qué el posadero solo me puede acompañar hasta el bosque? ¡Decirme ahora mismo que pasa! O juro que destruiré la flor y no será para nadie...
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Caminos cruzados (Privada)   

Volver arriba Ir abajo
 
Caminos cruzados (Privada)
Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» Caminos Cruzados |Privado Magnus|
» [Prólogo] Caminos que se separan
» El cruce de caminos sellado por vino y sangre.
» Conoce los caminos
» Orquesta en la colina [Privada: Daanira Lynella]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Utopia Medieval :: Vσ Mιмвяє-
Cambiar a: