FORO CERRADO. comentarios y aclaraciones thunderstruck@hispavista.com
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse


Guia rápida
Reglas del Foro
Ayuda al usuario
Registro de avatares
Crea tu ficha
Aventuras disponibles
Razas
Compendios de Habildades
Afiliaciones

El contenido de este foro esta bajo registro de derechos, cualquier uso de este sin autorización del completo staff administrativo del foro esta prohibido, así mismo las creaciones de cada usuario son propias de ellos y queda prohibido hacer uso de estas obras particulares sin autorizacion del autor. El foro se reserva el derecho de admision.

Comparte | 
 

 Rachel Sanctuary: El Rescate

Ir abajo 
AutorMensaje
K'

avatar

Cantidad de envíos : 200
Edad : 25
Localización : B.C. México
Fecha de inscripción : 19/03/2009

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
645/1000  (645/1000)
Coronas:

MensajeTema: Rachel Sanctuary: El Rescate   Miér Ago 04, 2010 3:27 am

El crepúsculo había tardado en iniciar, el sol se estaba ocultando entre los arboles. Iba a tardar un poco mas, aun no era tiempo para que anocheciera, pero ya estaba cerca, el momento en donde los enemigos de los Dherlik iban a brotar de sus escondites; ya casi.

Se dice que en esta ciudad se ha extraviado mucha gente, pero no encuentran el motivo por la cual esta gente desaparezca, no era secuestro, por que no había alguien que pidiera rescate y no era asesinato, por que nunca se encontraba el cuerpo; solamente la gente desaparecía, en cualquier día sin previo aviso.

Escaflow se encontraba en la gran ciudad de Vo Mimbre, en busca de su objetivo, un gladiator priest llamado Kein, el único que sabe como derrotar a una pareja muy peculiar de vampiros, que asesinan humanos como todos, pero ellos lo que hacían no era por sobrevivir por el alimento, era por el puro placer, el morbo de ver como salia disparada la sangre de el cuerpo frágil de los humanos. El ya tenia en claro algo: Kein estaba en esta ciudad, pero aquí viene lo primordial... ¿Donde?.

Se encontraba caminando con su túnica roja, que le cubría la cabeza, pero dejando su rostro a la vista. Iba sosteniendo su mazo, reposandolo sobre su hombro mientras seguía buscando, los posibles lugares donde podría estar.

Miro a su alrededor, mientras pasaba por la parte céntrica de la ciudad. Un poco alejado de donde estaba el se encontraba una torre, la miro con atención, como si estuviese tratando de descifrar algo. Dio unos cuantos pasos sin dejar de mirar esa torre e inicio a trotar con su mazo hacia haya, algo le había llamado la atención y quería ver que era esa extraña sensación; ¿Instinto?, tal vez.


El Santuario de Rachel, un monumento de gloria para uno de los dioses humanos. El templo fue llamado así por su antiguo constructor, decían que era un adorador de Mertel dios del Mal, su maligno dios le hizo construir ese templo para engañar a los pobres humanos, mientras que en ese lugar se hacían sacrificios para Mertel en lugares ocultos dentro del templo.

Era de esperarse, ya casi anochece y Escaflow no tenia mucho tiempo para darle un vistazo dentro de ese monumento, ya que los chupasangres podrían aparecer en cualquier momento en su trayecto de regreso. Al ver las columnas que formaban la entrada, alado de una de esas figuras se encontraba una mujer, una mujer muy bella. Se encontraba con las manos sobre la columna de piedra, como si se estuviera sosteniendo de una caída, pero ahí seguía, mirándolo. Sin moverse solo se mantenía en la sombra.

El joven lycan desvió su mirada hacia otra parte, hacia el atardecer, sintiendo como en su cara desaparecían los últimos rayos del sol y por fin se ocultaba entre los arboles. Ya que una vez se fue el sol, suspiro y volvió a mirar a la mujer, pero ella; ya no se encontraba en la columna, se había ido. Probablemente se había metido dentro del templo, o tal vez no... Escaflow comenzó a correr con un ritmo cardíaco algo agitado, mientras que rogaba a Juste -aunque no fuese su dios- que lo que el pensara no pasara.

Un silencio se expandió por el lugar, ya había llegado a un callejón, el peor lugar para alguien que viaja solo. Camino un paso, pisando un charco de agua, para que de un susto, aquella mujer que se encontraba en el templo aparecio detrás de Escaflow. Inmediatamente el volteo a verla, a esos ojos de color ámbar.

Un chorro de sangre recorría su pecho y sus labios que dejaba un camino de sangre sobre el suelo que iba al centro de la ciudad hasta donde estaban situados. Posiblemente se había comido algún aperitivo antes que el, o es vino.

-¿Que buscas?- Pregunto el joven Lican, sin despegar la vista de sus labios pintados de sangre. -Mas bien... ¿Que buscas tu, pequeño lobo?- Le contesto con una pregunta a Escaflow y ¿Como se habia dado cuenta de que el era un Lican?, tal vez el olfato de esa vampiresa era muy agudo. -Eso no te interesa a ti, solo eres un cadáver que asesina seres vivos.- Dijo en un tono seco, mientras que al final se le escapa un ligero gruñido. -Ooouuh, eso dolió chico, si fueras humano ya te hubiese convertido en mi esclavo- Dijo mientras se acercaba mas a Escaflow con un movimiento de caderas y unos ojos coquetos, seguido de una relamida de labios.
-¡No juegues conmigo, bruja!- Soltó su mazo y rápidamente trato de impactar su mano derecha en la cara de la vampiresa, esta la esquivo solo haciéndose a un lado y con sus uñas, clavo fuertemente en el hombro izquierdo de Escaflow. Este se alejo de ella y comenzó a sangrar un poco, mientras seguía viendo a la vampiresa, sin quejarse... aun.


______________
Y Comenzamos con todo, les mandare las indicaciones a cada uno por pm, en el post de Aventuras disponibles pondré cuando inicia la partida y cuando podrán iniciar a postear. No dejen que muera ;(

Recomendación: Pueden manipular el entorno -solo el entorno- a gusto (Pero no factores ambientales), pero que no se contradiga o cambie lo que ya haya dicho yo u otro usuario, aquí sera mover las cuerdas a favor y ser inteligente en los movimientos. ¡Good luck!


Orden:
-Escaflow
-Urien
-Demian
-Yubimitsu


Volver arriba Ir abajo
Demian

avatar

Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 25/07/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
480/1000  (480/1000)
Coronas: 240

MensajeTema: Re: Rachel Sanctuary: El Rescate   Miér Ago 11, 2010 5:40 am

Se contaban muchas cosas sobre aquel templo, pero sólo una cosa de aquellas era la que había atraído la atención del niño que paseaba entre sus muros. Se decía que allí se hacían sacrificios humanos en torno al dios de la maldad. Aquello era suficiente delito a los ojos de Demian para merecer el castigo máximo, la muerte. El niño caminaba con calma, atento a cada rincón, a cada posible señal de algo oculto, mientras en su corazón estaba ansioso por descubrir a alguien en tan siniestras labores. No pretendía ser un héroe, no pretendía salvar a nadie, sólo quería pillar a alguien que cumpliera con los requisitos para volverse su siguiente presa y saciar esas ansias indescriptibles por ver nuevamente un derramamiento de sangre, por anotarse otro punto en su gran juego, el juego donde sólo el más fuerte podía ganar.

Para desgracia de Demian no le fue posible encontrar a nadie cometiendo algún acto atroz, de modo que comenzó a retornar hacia la ciudad. Sin embargo no llegó muy lejos, dado que algo llamó poderosamente su atención, una mancha en el piso, una mancha de sangre. ¿Podía ser que la suerte le hubiera sonreído justo en ese momento?, se preguntó, mientras comenzaba a seguir de inmediato lo que parecía ser una especie de rastro sangriento, un camino formado por lo que fuera otrora la vida de algún ser, quizás un humano.

El niño apresuró el paso con algo de ansiedad, pero sin cometer la imprudencia de correr, antes bien, procuró que sus pasos fueran sigilosos, lo que era ayudado por el hecho de que sus pies estaban descalzos. Sin detenerse continuó su camino, que lo llevó de vuelta al templo. Aquello cada vez se ponía mejor, pues si la sangre llegaba al templo era muy probable que tuviera relación con aquellos siniestros cultos de los que se hablaba.

Finalmente pudo dar con la persona que había hecho tales señales, una mujer, que en ese momento parecía tener algún conflicto con otro sujeto, que incluso le hizo herirle en un hombro. ¡Oh!, aquello se ponía cada vez mejor.

Poco le importaba al niño la suerte de aquel sujeto, pero sin embargo apareció desde el pilar para llamar la atención de la mujer, como un cazador dispuesta a arrojarse sobre una presa.

- ¡Hey!, tú, mujer, ¿de dónde ha salido esa sangre?, ¿has asesinado a alguien, cierto?, porque de ser así creo que tenemos un pequeño problema – gritó el niño mientras llevaba sus manos a las empuñaduras de sus armas, dispuesto a sacarlas y defenderse si ella hacía algo en su contra. En su rostro podía verse la satisfacción de haber encontrado a alguien que cumplía con su perfil de jugadores para su juego.


Volver arriba Ir abajo
Yabimitsu

avatar

Cantidad de envíos : 84
Fecha de inscripción : 26/06/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
50/1000  (50/1000)
Coronas: 25

MensajeTema: Re: Rachel Sanctuary: El Rescate   Dom Ago 15, 2010 11:16 am

Era una tarde esplendida en la ciudad de Vo Mimbre, la ciudad se encontraba atestada de gente en las calles las cuales rodeaban el ambiente con varias conversaciones y diálogos mientras que el viento cálido hacia que el chico de rostro pintado se sintiera reanimado una vez mas después de su largo viaje tras los boques y el extraño viaje a la ciudad de Annes, el camino hacia el mercado aun era largo ya que tenia que pasar con el centro de la ciudad en donde las señales de gente era casi mínimo, Yabi se dio sigilosamente la vuelta para ver el sol mientras seguía caminado viendo como el cielo se llenaba de tonalidades opacas que hacían denotar que la noche pronto caería sobre la ciudad, el chico apresuro el paso hacia el mercado esperando llegar a tiempo antes de que cerraran toda oportunidad para el de conseguir provisiones para su viaje hacia Drasnia, sien embargo, una mancha de sangre hizo que se detuviera con gran sorpresa, Yabi miro hacia los lados para ver con algo de tension que nadie se encontraba cerca, parecía que nadie había visto algo fuera de lo normal ya que no se escuchaba la alarma de los guardias ni gritos de gente aterrorizada.

Yabi se agacho levemente para tocar las gotas de sangre impresionándose que aun se encontraran bastantes frescas y sin ningún tipo de coagulación, la paso lentamente entre sus dedos acercándola a sus ojos para estar seguro de su deducción, y sin duda, al parecer alguien necesitaba de su ayuda en esta ciudad, aunque no sabía con seguridad si la victima había salido viva como para poder escapar del ataque y dejar aquella estela de sangre o si el asesino fue herido durante su ataque...obviamente no podrían haber arrastrado a alguien ya que no había señales de haber pasado por sobre la sangre como lo haría un cuerpo que están cargando , a diferencia de eso esta estela de sangre parecía mas ser pequeña, y las gotas se dirigían a la oscuridad de el centro de la ciudad, fuera lo que fuere su instinto le decía que debía salir de la duda antes de que otro inocente saliera herido por algún demente.

Yabio salió corriendo con gran rapidez hacia el centro de la ciudad intentado acallar su agitada respiración mientras que la emoción de una nueva aventura y creer que podría hacer justicia por sus manos hacia que su corazón palpitara cada vez más rápido. Después de unos minutos corriendo por los oscuros callejones de la ciudad escucho unas voces cercanas a las cuales siguió hasta la entrada de un santuario que marcaban las gotas de sangre que Yabimitsu había estado siguiendo durante varios minutos.

Para su sorpresa no solo había una persona sino tres, las cuales parecían estar discutiendo... o tal vez conversando, Yabi se escondió en un pared mientras miraba a los tres sujetos de cerca, uno parecía estar en el suelo sangrando de un hombro profusamente, ante él una chica que parecía haberlo dañado ya que alrededor había unas cuantas gotas de sangre, el pequeño niño rubio de extraña vestimenta se dirigió a la mujer:

- ¡Hey!, tú mujer ¿de dónde ha salido esa sangre?, ¿has asesinado a alguien, cierto?, porque de ser así creo que tenemos un pequeño problema

Yabi se acerco un poco a los presentes mientras que salía de su escondite caminando lentamente a la vez que se ponía a una cierta distancia de la mujer y del pequeño niño que la había amenazado.
Creo que el chico tiene razón, es hora que expliques lo que sucede aquí muchacha...no permitiré muertes en esta ciudad dijo seriamente y con un tono seco mientras sacaba su nagigata de manera desafiante.
Volver arriba Ir abajo
Payne

avatar

Cantidad de envíos : 70
Edad : 30
Fecha de inscripción : 10/08/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Rachel Sanctuary: El Rescate   Miér Ago 18, 2010 10:39 am

Levanto las manos hasta el cabello del joven humano, tomando sus cabellos con fuerza mientras que su clima estaba a poco de llegar. El calor sumergió su curvilíneo cuerpo en un éxtasis inmemorial, el joven era grande, fuerte, endemoniadamente sensual desde el modo de ver de Payne. Sus envites eran atroces, sin compasión, tal y como ella adoraba que fueran las artes eróticas entre hombre y mujer. En cuando su cuerpo dejo de convulsionarse por el orgasmo, se relajó y cuando el joven estuvo al punto de sucumbir igual que ella, Payne lo empujo de sobre ella, alejándolo de su calido interior. Tomando con prisa una de sus espadas que había colocado bajo la almohada y cortó su cuello, caso arrancándole del cuerpo. El joven agonizando sin poder ya halar, cayó de espaldas, en el suelo de madera de la habitación de la posada.

“Tenias que darme más placer antes de culminar tú.”

Se levantó y limpio la espada con las sabanas. Miró al joven ya en sus últimas respiraciones y negó con la cabeza, desaprobándolo. Luego trono los labios como con fastidio.

“Todos son iguales.”

Se dio una ducha muy rápida, no pudo si quiera secar su cabello cuando se vistió y se coloco las armas en su lugar. Se aproximo a la ventana con sigilo, suerte que esta habitación era de planta baja. Abrió la ventana y de un salto gatuno, mientras se sostenía con las manos de la parte superior de la ventana, impulso sus piernas hacia fuera de la habitación y salio de ahí.

Mirando al cielo, se le dibujo una amplia y poco maliciosa sonrisa en el rostro, la noche ya estaba cayendo, de hecho estaba a pocos suspiros de estar completamente bajo el reino del mal. La oscuridad. Así que se propuso caminar para ir a buscar un buen sitio donde cenar, y beber algo por supuesto. Pero mientras se alejaba de la ciudad sin tener mucho éxito con su búsqueda de algún sitio para alimentarse, la noche cubrió por completo la ciudadela, y con ello el mundo de los asesinos, ladrones, piratas, prostitutas y todo aquello de mala vida salían como ratas de sus escondrijos.

Un alboroto de gritos y voces templadas, su atención se dirigió entonces hacia un callejón, donde no tardo mucho en llegar y averiguar lo que estaba pasando, y valla teatro que estaba presenciando. Todos acorralando a una mujer. Joder, pero si hasta un niño había, lo hombres eran ineptos hasta de pequeños. Pero siendo sinceros, si la mujer merecía la vida, se defendería. Se recargó en la pared, cruzando los brazos, estando un costado recargado en dicha pared, dejando a la vista la silueta torneada de la lady oscura. Mientras sus ojos azul brillante miraban entretenidos a los cuatro frente a ella.
Volver arriba Ir abajo
K'

avatar

Cantidad de envíos : 200
Edad : 25
Localización : B.C. México
Fecha de inscripción : 19/03/2009

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
645/1000  (645/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Rachel Sanctuary: El Rescate   Vie Ago 20, 2010 10:29 am

Las gotas de sangre caían lentamente por el brazo desnudo de Ska, la herida no era tan grave, podía mover su brazo, pero dejaba al descubierto la tentadora carne rojiza al aire. Cuatro perforaciones en su brazo y una respiración agitada. Vio nuevamente a los ojos bañados de ese rojo color sangre de la vampiresa que le había herido -Maldito demonio- Dijo entre respiraciones, mientras confundía los ojos diabólicos de ella con el cielo estrellado.

No paso mucho tiempo para que la vampiresa quisiese dar el golpe de gracia al joven Lycan, y no paso mucho tiempo como para que un anexo se introdujera a la acción. Era un niño, quien sabe que edad tendrá, Ska le miraba alrededor de unos doce años, le impresionaba tanto que llevara ese atuendo y aquellas armas. -Seguro no es humano- Pensó Escaflow, vigilando a la vampiresa.

-Ooohh, pero que tenemos aquí, un pequeño renacuajo- Dijo mientras reía y reía la vampiresa, sin preocupaciones, como si tuviese ganada la pelea, pero ser despistado, se paga.

-Niño, no te involucres en esto, no querrás pagar sangre- Le advirtió al joven justiciero mientras con la cabeza le hacia una señal para que se fuera.

Un viento helado se acerco hacia los cuerpos de Ska y el joven, un aire de mal presentimiento, como si algo malo fuese a suceder... ¿Pero que?.

Le amenazo mientras llevaba sus manos al mango de sus armas y comenzaba a desenfundarlas. La vampiresa no pudo contener decir sobre la valentia que este personaje tenia. -¡No puede ser! Tu niño, ¡Tu! ¿Piensas enfrentarme?. Por favor, hay que tener muchas agallas como para amenazar a una de nosotras...- Dijo mientras marcaba una media sonrisa en su rostro y le miraba con ternura, pero a la vez con deseo de destazarlo con sus uñas que ya estaban manchadas de la sangre del joven lupino.

Una voz se escucho por uno de los lados, Ska miro para quien era el que había sido el tonto para hablar. Era una persona ya mas grande, con raros signos en su rostro y unas vestimentas muy singulares para las que conocía Escaflow.

-¿Con que invitaste personas a la fiesta, Eh querido?- Dio una mirada fugaz a Escaflow y miro a los recién llegados. -¡Ustedes dos!, No me estorben, sino, pagaran su atrevimiento con su vida, pero no solo con eso, le añadiré dolor y sufrimiento.- Amenazo a los dos de muerte mientras subía su mano con las uñas en alto.


Unos pasos se escuchaban de fondo en el callejón como el eco, era la mujer pelirroja; Se acerco caminando hasta una pared y poso observando el drama que ocurría en ese lugar. Recargada, como si fuese un actuación callejera o un evento cualquiera. Se quedo observando, no por mucho tiempo, solamente hasta cuando una sombra apareció desde el techo y repentinamente bajo, posándose enfrente de ella, mientras que en un acto brusco tomo su cuello con fuerza con una mano, tratando de asfixiarla. Para ella seguro que era una grosería muy grande y no dejaría que se saliera con la suya. -¿Vienes con ellos, muñeca?- Pregunto una voz ruda y masculina, mientras que con una mirada de deseo recorría su cuerpo; y acto seguido acaricio el rostro de la pelirroja con su otra mano, para después posarlo sobre el hombro, bajando lentamente por su piel. -Jeh... Lastima que tengo que matarte-

Otra sombra apareció en escena, pero esta vez apareció enfrente de Yabi, igual que la vez anterior, en un abrir y cerrar de ojos ahí estaba, esta vez era una mujer, joven y radiante, con unos ojos azul celeste hermosos, y un cabello liso color castaño claro. Ella miro a Yabimitsu con unos ojos coquetos, hasta que una patada hacia el pecho de Yabi fue dirigida impulsándolo hacia atrás, pero no haciendo que se cayera.

Un silencio profundo se apaciguo del callejón, solamente el sonido del viento y el tronar de los candelabros se escuchase.

-Ahora...- Susurro para si mismo. Y en un movimiento rápido, paso por un lado de la vampiresa que le había atacado con su mazo sosteniéndolo con un solo brazo, y en un golpe efectivo, martillo a la mujer que ataco al joven por la espalda, haciendo que fuese directo hacia Yabimitsu en una inercia inesperada.





__________________

Ok chicos, Battle Mode: On
Chequense el Giga si no están seguros de como funciona esto.

Mismo orden.

Pelea:
-Yabi y Yo vs La que pateo a Yab.
-Payne vs ... Bueno, es obvio xD
-Demian con la que fue primero contra Ska.

Suerte a todos y recuerden estos son Ghouls, humanos que fueron esclavizados por vampiros, así que tienen un bonus de fuerza y demás atributos.



Volver arriba Ir abajo
Demian

avatar

Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 25/07/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
480/1000  (480/1000)
Coronas: 240

MensajeTema: Re: Rachel Sanctuary: El Rescate   Miér Ago 25, 2010 7:29 am

Siguieron apareciendo personas en la escena, pero eso al joven Lord Oscuro le importaba muy poco, sólo quería una presa para “anotarse otro punto” en su sádico “juego” y, mientras los otros no le interrumpieran en aquello, daba igual. Ver sangre había activado su instinto asesino con más fuerza, de modo que al mirarla sólo la imaginaba desangrándose y muriendo lentamente.

Muy a su pesar, sin embargo, llegó a la conclusión de que quizás tendría que matarla rápidamente como defensa propia. No había sido buena idea presentarse, debía haber esperado a que ella asesinara al joven para luego ir por ella, pero a estas alturas eso ya no importaba.

El joven sufrió una suerte de transformación de pronto, su rostro dibujó una amable sonrisa, de tales características que cualquiera podría pensar que era un simple y tierno niño, pero era una simple apariencia, el corazón del niño seguía igual que lo había sido siempre, sólo fingía, tal como solía hacer antes de pelear con alguien, para aprovechar la ventaja que ese gesto solía entregar en el combate.

Avanzó lentamente hacia la mujer.

- ¿Renacuajo?, quizás tienes razón, soy bastante pequeño, ¿qué puede hacer un pequeño con agallas contra una fuerte mujer después de todo?, ¿no? – fue pronunciando lentamente mientras avanzaba con su sonrisa.

Cuando estuvo a poco menos de 2 metros de la mujer atacó con su lanza, lanzándola con toda la velocidad que pudo en contra de la mitad del cuerpo de la mujer, esperando atravesarla o, al menos, herirla en caso de que lograra anticiparse al movimiento.

Al mismo tiempo que había atacado había, así mismo, llevado la espada a su hombro contrario, con la mano libre, de modo de estar listo para contraatacar en caso de que fuera necesario o al menos intentar desviar un ataque con la espada.

No sabía exactamente a qué tipo de rival se enfrentaba con aquella mujer, pero supuso que ella tampoco sospecharía de sus habilidades mentales cuando fuera el momento de usarlas, así mismo, esperaba que la mujer cometiera el error de subestimarle por su estatura y edad.
Volver arriba Ir abajo
Payne

avatar

Cantidad de envíos : 70
Edad : 30
Fecha de inscripción : 10/08/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Rachel Sanctuary: El Rescate   Dom Ago 29, 2010 6:38 am

Se estaba aguantando con todas sus fuerzas estallar en risa en ese momento, era lo más cómico que habia presenciado, la vampiresa cabreada por la presencia de un niño que todavia eso se estaba dando aires de chico malo. Sus labios escarlata se apretaron para no retorcerse tanto en su intento por no reir, pero fue inútil, comenzó a reir por lo bajo una risa ronca y deliciosa.

"Esto vale el tiempo" Murmuro para ella misma. Aunque a decir verdad, el que le escucharan le tenía sin cuidado.

Pero los lloriqueos de la vampiresa se le hicieron más absurdos que la actidud del niño, que al menos era de su raza. Ella creía que los vampiros eran mas refinados y menos burdos o escandalosos, peor que quivocada había estado. Esta mujer era un desastre. Pero semejante evento inesperado el que ocurrio acto seguido. Un hombre sin duda, vampiro debía ser, le tomó por el cuello y parloteo incoherencias a criterio de ella. Pero no iba a darle el gusto de ejercer con certeza la intencion dictada en sus palabras.

Colocó una mano en la muñeca de pel, con toda la entera intencion de usar su fuerza para oprimirla al grado, si pudiese, de romperle dicho hueso. Ella no solo aparentaba fuerza, ella la tenía, era fuerte, habil y era en muchos casos, muy malintencionada, y ademas de todo si habia un sexo al que detestaba tener por los alrededores que no fuera por puro placer o para joderlos, eran los hombres. Una zarta de humanos, vampiros, o lo que sea, de arrogantes, malolientes en muchos casos, impertinentes y con la erronea idea de que las mujeres eran inferiores. Que lamentable la creencia de estos enclenques.

"Nadie, me toca sin mi permiso. Maldito chupasangre!"

Con su brazo derecho guio su mano hacia la entrepierna del hombre, su intencion era entorpecerlo, estrujando en su mano sus organos masculinos, eso sin duda le iba a poner en desventaja y ella siempre aprovecha las desventajas. No sabia que estaba pasandole a los demás y para ser enteramente sinceros, le importaba igual que le importaba el bienestar de un hombre. Nada.
Volver arriba Ir abajo
Yabimitsu

avatar

Cantidad de envíos : 84
Fecha de inscripción : 26/06/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
50/1000  (50/1000)
Coronas: 25

MensajeTema: Re: Rachel Sanctuary: El Rescate   Lun Ago 30, 2010 11:52 pm

Yabimitsu pudo ver como la vampira comenzaba a hablar con alguien que al parecer Yabi no había visto anteriormente, al parecer se había estado ocultando en las sombras mientras que veía los acontecimiento, pero al parecer su intento de mantenerse oculta no había sido lo suficientemente buena como para engañar a la vampiresa que le había descubierto con suma facilidad, después de decir esto la vampiresa amenazó al pequeño chico y a él de que no interfirieran en la pelea, el niño parecía estar bastante molesto por haber sido llamado pequeño, a lo cual se lanzo en un ataque directo hacia la vampiresa en un intento de asestarle un golpe.

Yabi intento alertar al chico para que no hiciera un ataque tan obvio como ese, pero al parecer el error había sido suyo, ya que tras esa distracción vio que a su lado una chica que parecía haber llegado ahí por magia mientras que Yabi boquiabierto no logro hacer ninguna acción antes de que esta de una patada lo alejara mientras que el forzaba sus pies al suelo para volver a tomar la compostura, la mirada de l chico era de cautela ante esta chica que aunque parecía tener un aire inocente parecía ser bastante hábil y ser alguien que venía ayudar a la vampiresa a cumplir su trabajo.

El chico dio dos pasos hacia atrás antes de girar sus pies y volver a tomar una posición de combate sosteniendo la parte trasera de la nagigata con su mano izquierda mientras que con su mano diestra sostenía el fin de la empuñadura de esta apretándola contra el suelo para tener un punto de equilibrio antes de que la chica volviera a atacarle.

De pronto la chica que se había ocultado entre las sombras soltó una risa mientras que la mano del bestial hombre tomaba su garganta haciendo que Yabi le mirara extrañado por tanta valentía y confianza… o tal vez por su gran falta de cordura y estupidez.

El filo de su nagigata apuntaba a la cabeza de la chica esperando que esta atacara otra vez, tal vez así podría deducir sus movimientos y poder sacar una estrategia en base a estas, sin embargo, el hombre que se encontraba herido en el suelo parecía tener una gran agilidad, y en el momento en que los aliados de la vampiresa y la vampiresa misma parecían distraídos golpeo a la chica que había atacado al chico pelirrojo haciendo que esta perdiera el equilibrio gracias al golpe mientras que entre tropezones se dirijia hacia Yabi el cual rápidamente aprovecho la oportunidad para atacarla con el mango de su nagigata de forma directa a la nariz de la vampiresa de pelo castaño, ya que si intentaba atacar con la hoja de acero, sabía que por el peso su ataque seria más lento.
Solo esperaba que el golpe en la nariz con la dura empuñadura de su arma fuera suficiente por lo menos para que el chico que había atacado a la vampiresa contraatacara mientras ella estaba desprotegida.



_______________________________________
Volver arriba Ir abajo
K'

avatar

Cantidad de envíos : 200
Edad : 25
Localización : B.C. México
Fecha de inscripción : 19/03/2009

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
645/1000  (645/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Rachel Sanctuary: El Rescate   Sáb Sep 04, 2010 8:40 am

La mujer que había llamado de todo a aquel pequeño niño -o al menos eso parecía- la sorprendió con un rápido acto con su lanza y su brazo, haciendo que fuera directamente su vientre; si, la había atravesado, esta inmediatamente cayo al suelo boca arriba, mientras que una mancha de sangra aparecía sobre el suelo. Demian había desenvainado su espada en vano, ya que al primer golpe la vampiresa quedo fuera de combate.

El viento proclamaba su territorio, las nubes en el cielo impedían la luz de la luna y las estrellas, solamente quedaba la iluminación de los edificios, y un que otro candelabro por los alrededores. Parecía que se avecinaba una tormenta, una noche con vampiros, sin luna y con truenos, era una ocasión especial donde podrían desatar caos sin problemas en una ciudad tan defensa como esta.


El hombre la tenia sujeto por su cuello, asfixiandola cada vez mas, con una mirada en los ojos de morbo y una sonrisa bien marcada, con unos ojos psicóticos y asesinos; o al menos así era hasta el momento en el que la pelirroja tomo su mano y la torció con fuerza, pero aun no terminaba, en un acto sucio -pero valido- Payne, había apretado con fuerza la dignidad de aquel sujeto, o lo que tenia ahí. Este no dudo en llevarse las manos a su miembro y tratar de quitarle de encima, pero la mujer era muy fuerte, así que de su cintura por la parte de atrás, saco su cuchillo, uno ya muy viejo y oxidado. Con una fuerza muy grande lo agito desesperadamente hacia la garganta de la mujer esperando a que ella se alejara, o mejor aun, matarla.


Bien, la había mandado directo hacia el chico del pelo rojizo con el golpe que logro acertar de su mazo.

Algunas veces el aroma de inocencia y el aire seductor pueden ser una de las mejores armas para lograr lo que se quiere, como muchas veces hacen algunas mujeres. Ska no se dejaba engañar por este tipo de chistes, aprendió que cualquier persona u objeto podría ser una trampa que se pagaría con la muerte.

Acertó el golpe en la nariz, haciendo que la mujer diese un par de pasos hacia atrás y ni siquiera se inmutara por aquel golpe que hizo que rompiera su nariz. Una linea de sangre broto por su fosa nasal y siguió caminando hacia el con una mirada de un zombi, sin ningún brillo en sus ojos y un deseo de sangre. Ska, al ver que no atravesó de una buena vez a esa mujer, se vio obligado a tomarla por detrás y con su brazo derecho -y la parte interna del codo- la tomo por su cuello y le levanto la quijada, dejando al descubierto su pálido cuello.

-¡Mátala, vamos.!... ¡Cortale la garganta!- Grito desesperado, ya que la fuerza de la mujer se comparaba mucho a la de Escaflow.


Se escucho un sonido quejumbroso cerca de Demian, era ella, aun seguía viva, ¡¿Que diablos?! Han de pensar ustedes, pero ella no era un vampiro común y corriente, era algo mas que eso. La mujer se levanto, riendo con elegancia y en un tono bajo, solo para que el joven Demian pudiese escuchar. Lo miro, y sus ojos se tornaron de un rojo mas brillante, suspiro y miro al cielo, mientras se sacaba la lanza que estaba en su vientre. -Menuda suerte chico, pero eso no se repetirá- Dijo mientras se llevaba su dedo indice a su boca y lamia una gota de sangre que estaba en el.




_____________________________________

Chicos, perdonen la tardanza, estuve liado estos días.

Nuevo orden:
Payne
Yabimitsu
Demian

¡Suerte!


Volver arriba Ir abajo
Payne

avatar

Cantidad de envíos : 70
Edad : 30
Fecha de inscripción : 10/08/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Rachel Sanctuary: El Rescate   Sáb Sep 04, 2010 5:52 pm

La insistencia del carbón la estaba volviendo borde, menudo imbécil que creyera que iba a darle algo así a ella, sin que ella luchara. Ah! No, para nada. Así s ele fuera la vida no iba a permitirse ser vencida así de fácil. ¿Asfixiada? Se necesita más que eso. Pero al parecer no se esperaba que le fuer a tomar por las pelotas. Cosa que el pedazo de no-muerto debería haber contemplado si fuera mas listo.

Una vez que su mano estrujo vivazmente sus partes íntimas y por lo mismo más débiles de su anatomía masculina, su acto desesperado no se hizo tardara más para atacarla de nuevo. Esta vez con la sonrisa completamente borrada de su rostro desde que la habían tomado del cuello, no dio tiempo a mirar que mas pasaba a su alrededor.

Es decir, ¿Qué le importaba? Y aun si fuera ese el caso, no podía darse ele lujo cuando tenía a una peste de carbón a punto de ir a por ella con lo que pudiera. Si los demás estaban en líos, bien por ellos. Aunque el asunto seria mas bien que le preocupaban los demás compañeros de este mequetrefe maltrecho. Porque si ellos vencían al resto, seguro cargaban a por ella, bueno pero si ya los podía hasta oler.

Así que en el movimiento más rápido que pudo hacer en esta circunstancia, se dejo caer hacia el suelo, tocando el mismo con ambas manos y recargando en totalidad su peso en sus brazos a la derecha, para estirar sus piernas en dirección contraria, de esa forma podría usar ambas piernas para derribarlo balanceándolas hacia las pantorrillas de él y después volver a estar en sus pies para tomar una de sus espadas que justo tenia a la mano sobre sus muslos, y de tal forma poder amputar una de sus piernas cortando desde el tobillo, eso le imposibilitaría andar y el dolor sin duda seria la mayor distracción para matarlo más tranquilamente.
Volver arriba Ir abajo
Demian

avatar

Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 25/07/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
480/1000  (480/1000)
Coronas: 240

MensajeTema: Re: Rachel Sanctuary: El Rescate   Lun Sep 06, 2010 10:40 am

El chico había lanzado su ataque con bastante precisión, aunque no esperaba que la pelea acabara de manera tan rápida. Al verla caer herida mortalmente se lamentó, le hubiese gustado poder jugar con ella, amarrarla, como hacía con todas sus víctimas, y desangrarla lentamente, hasta agotar su último aliento de vida, agregarla a su lista de puntos anotados en su “juego” en todo ese tiempo, pero aparentemente yacía ahora sin vida.

El niño vio por unos segundos la pelea que ocurría cerca de él, pero no se interesó en entrometerse allí, no tenía ningún motivo para ayudar a aquella mujer ni a los otros sujetos, si estaban peleando allí tendrían sus propios motivos, después de todo, él se había entrometido anteriormente para obtener una presa, no para ayudar al sujeto en problemas. No contaba para su “juego” el matar en batalla, debía cumplir con el ritual, así que todo se había arruinado.

Demian emitió un leve suspiro y guardó su espada, pero en ese momento pudo ver que la mujer se levantaba. Por un momento puso una cara de sorpresa que casi inspiraba ternura, no entendía qué ocurría, estaba seguro que la había liquidado, pero ahora ella estaba allí. El niño jaló de la cadena de su lanza para recuperarla y puso nuevamente su mano en la empuñadura de su espada.

- Pues sí, ando de suerte, creo que tendré diversión por un rato – dijo el chico alegremente, dibujando una sonrisa en su rostro.

Dio un paso adelante y arrojó un ataque con la lanza rápido y enfocado sobre el pecho de la mujer, mientras conservaba a medio sacar su espada de su lugar, para que estuviera lista para realizar una defensa en caso de ser necesario, aunque había procurado que sólo su lanza se acercara a la mujer, cuidando una cierta distancia para ver qué tan cierto era lo que la mujer decía sobre haber tenido suerte, ¿se estaría conteniendo?, si así era, problema de ella, Demian no se contendría, atacaría a matar, incluso si con eso perdía una posible presa, el chico sabía que lo primero siempre era salir con vida, no cometería el error de subestimarla.
Volver arriba Ir abajo
K'

avatar

Cantidad de envíos : 200
Edad : 25
Localización : B.C. México
Fecha de inscripción : 19/03/2009

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
645/1000  (645/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Rachel Sanctuary: El Rescate   Dom Sep 12, 2010 7:25 am

La tenia sujeta por detrás, mostrando su cuello a aquel hombre de pelo rojizo que no se apresuraba en matarle, ya no tenia salvación, era un ghoul de una vampiresa que ahora quería matar humanos. La mujer ponía resistencia a la fuerza de Ska, pero en un segundo de dejar de hacer tensión en los musculos, la mujer logro sujetarse y con una patada alejando a Ska, quedando casi de espaldas con el niño de la lanza y aun con su mazo. Se hinco algo sofocado, pero aun así mirando con cara de dolor a la mujer que se acerco rápidamente hacia el pelirrojo y con un rodillazo lo sofoco mandándolo al suelo. Después de hacerlo hincarse por el dolor y el aire que le fue arraigado de sus pulmones, le pateo la cabeza brutalmente, dejándolo un poco noqueado -pero aun consciente- en el suelo. Al verlo imposibilitado de seguir luchando, la mirada asesina de aquella mujer se poso sobre Ska, que comenzaba a acercarse lentamente, y el joven lupino empezaba a alzar su maza para el combate.

-Bien, esta fuera por este momento...- Suspiro y con sus ojos azulinos miro con furia a esa ghoul -Sera mas dificil- Dijo mientras se avalanzaba contra aquella mujer y con una fuerza mas intensa que otras veces, la golpeo de lado, haciendo que se estrellara contra la pared. Lo primero en chocar fue su cabeza, salpicando de sangre la pared y parte del rostro de Ska. Ya cuando le miro en el suelo, sangrando, pensó en dejarla así, pero que tal si sobrevivía, tenia que hacer algo; o dejarla vivir o matarla. Total; después de todo era una humana controlada por una vampiresa.

Vio su lindo rostro mientras se arrodillaba a ella, tomo su rostro por ambos lados con ambas manos, mientras que una tocaba su delicada piel y la otra se tintaba de color carmesí que recorría los dedos. En un acto rápido, cerro los ojos y con un movimiento rápido de muñecas y manos, torció el cuello de la mujer rápidamente hasta escuchar el famoso "crack". Suspiro y se llevo una mano a la frente, como apenándose de lo que acaba de hacer, pero bueno... -No había otra opción-


Había fallado, aquel hombre que se le fue arrancada la dignidad había fallado la oportunidad de matarla y la oportunidad de vivir. El cuchillo no alcanzo ni a coartarle un cabello, por que esta rápidamente logro tumbarse al suelo y con sus pies empujarle las pantorrillas, enviándolo directamente al suelo en un abrir y cerrar de ojos. Al parecer se había esquinzado el tobillo, un ligero tronido se escucho con un grito, que era de aquel sujeto -¡Perra! ¡Te matare!- Grito con dolor, mientras estando en el suelo tomando con su mano izquierda su pie esguinzado de el mismo lado; con la derecha alcanzo a cortar ligeramente muslo de la pierna pálida de ella, causando un pequeño sangrado y una herida molesta, pero no mortal. Estaba quejándose de dolor, aquel ghoul, que aun parecía humano y no estaba totalmente controlado por esa vampiresa, pero ya que, había dado malos pasos. La lady oscura pudo pararse con tranquilidad y tomar su espada, para poder rebanar en pedazos a aquel hombre.


Si, había acertado aquel golpe con su lanza, pero eso no era suficiente para acabar con una vampiresa de su clase, no era como las comunes que veías matando por comer; ella mataba por placer, por el morbo de sentir la sangre escurriendo en su cuerpo, mientras que en la calle se formaban hilos rojizos. El primer intento había funcionado, pero un segundo, cualquiera se lo esperaría y no era diferente con esta vampiresa. El rubio nuevamente arrojo con todas sus fuerzas su lanza; con gran velocidad se dirigía contra la vampiresa, pero ella solamente se hizo a un lado rápidamente, solamente dejando el rastro de su sangre caer al suelo.

-Ya no podrás tocarme pequeño- Le guiño el ojo y comenzó a caminar para atrás, pero sin dar la espalda a sus oponentes. -Nos veremos en otra ocasión- Dijo mientras desaparecía entre las sombras y desaparecía el rastro de sangre que esta dejaba.

Ska había logrado ver lo que recién había pasado, acercándose con un poco de dificultad -por estar aun sofocado- se encamino con Demian, dirigiéndole la palabra. -Hey, ¿Estas bien?-


__________________________

Bien, primera vez que saltamos a Yabimitsu, si esto vuelve a pasar tomare acción para sacarlo de la partida y no atrasar la partida.

Payne, eres libre de hacer lo que quieras con el ghoul.

Les vendrán mas sorpresitas, así que, prepárense ;D ¡Suerte :3!

Orden:
-Payne.
-Demian.
-Yabimitsu.





Volver arriba Ir abajo
Payne

avatar

Cantidad de envíos : 70
Edad : 30
Fecha de inscripción : 10/08/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Rachel Sanctuary: El Rescate   Mar Sep 14, 2010 9:20 am

Había cometido un error que normalmente o prácticamente nunca se permitía cometer, distraerse. Se distrajo y confiada alzo la vista desde el carbón retazo de vampiro que yacía en el suelo como basura que era y se fijo en lo que había hecho el joven con cabellos platinados, el tipo tenia fiereza, no como los payasos que se jactaban de no herir mujeres porque consideran que no tiene la fuerza o competencia suficiente para enfrentarlos. Éste tipo había buscado partir el cráneo de la mujer esa con carácter de diva pero que definitivamente era solo una fanfarrona, la sangre le motivo a joder a los que se le pararan enfrente, esto era lo que adoraba tener, buenas peleas con mucha sangre y dolor de por medio.

Precisamente ya entrados en el tema, un dolor punzante atravesó su carnoso muslo, que bien tenia los músculos igual de duros que los de un guerrero grandullón. Miro hacia abajo y noto es alinea escarlata atravesando un surco en su piel blanca. La ira la cejo por segundos y la auto crítica se hizo aparecer.

“Hijo de …”

Miró al jodido vampiro con su arma empuñada, menudo idiota. Ella apretó los dientes queriendo gritarle, odiaba ser herida odiaba resultar afectada de forma que sea en batalla. De una fuerte patada le pudo quebrar la muñeca que sostenía el arma, luego asestó otra en su costado, y alzo la pierna para dar ana hacia el suelo, en dirección a su estómago causando que se retuerza y se acomodara en posición fetal sosteniéndose el estómago de donde le había sacado el aire.

Se inclino sobre él y le tiro del cabello mientras él continuaba queriendo recuperar el aire, le habló cerca del oído en un tono muy claro y altivo.

“¿Sabes que odio más que a un jodido vampiro? Se río roncamente en su oído… A un bastardo macho como tú.”

Lo giro y le dejo de espaldas al suelo y tomó una de sus espadas con bastante agilidad aunque estaba tan cabreada que le costo dos intentos tirar de ella. La empuño con firmeza y la clavo profundamente en la yugular del tipo. La arrancó del sitio y salpico sangre hasta en su piel. El arma brillaba con ese líquido escurriendo en gotas por el metal. Se enderezo estando en toda su altura. Con el arma aun empuñada. Mirando hacia abajo, mientras comenzaba la agonía del ghoul. Una que contemplaba como si fuera juguete nuevo. Ver morir a tu oponente, llenándole de sufrimiento antes de su necesaria partida, era el placer más grande en medio de las batallas.
Volver arriba Ir abajo
K'

avatar

Cantidad de envíos : 200
Edad : 25
Localización : B.C. México
Fecha de inscripción : 19/03/2009

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
645/1000  (645/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Rachel Sanctuary: El Rescate   Lun Sep 27, 2010 8:40 am

Le miro algo confuso, no le había respondido. ¿ Estará herido?. Quien sabe, solamente el podía asegurar que no se trataba de un simple niño, sino de otro ser que posiblemente se tenia que tener precaución.

Suspiro levemente mientras alzaba la cabeza hacia el cielo, como si tratara de respirar mas aire, oxigeno; estaba tan alterado y su corazón agitado, no podía respirar con tranquilidad, aun daba pequeños respiros entrecortados. Al ultimo escape de aire, bajo su mirada, mientras observaba el cadáver aun fresco de aquella mujer tan hermosa, y que había sido convertida en la esclava de una vampiresa. Apretó su mano y no se resistió a dar un grito hacia ningún lugar, solamente quería descargarse por tanto odio que el joven lupino le tenia a esos chupadores de sangre... -¡¡¡Que mierda es todo esto!!!- Dijo con una mirada de odio; estaba harto.

Tomo su mazo con una sola mano, lo arrastraba como si fuera un costal, mientras que con su otra mano se cubría la herida provocada por la bruja que lo hirió. Camino como si estuviese cojo, aun le quedaban fuerzas pero el dolor era un poco molesto como para dejarlo atras. Se recargo en la pared con una mano, mientras observaba a la pelirroja darle fin a un hombre.

-Dale fin, es demasiado privilegio dejándolo aun con vida.- Con una sonrisa y una mirada que no se le veía a Ska, se hizo notar.

Posiblemente la adrenalina aun no le bajaba de la cabeza y por eso no pensaba con claridad -Aunque nunca lo hace-. Agito su cabeza un par de veces mientras parpadeaba y se alejo de la pared. Miro hacia atrás, a aquel chico rubio -¡Hey tu, ven aquí!- Grito y al instante volteo a ver al hombre que se encontraba en el suelo, indeciso si llevar sus manos a su barriga o a su cuello; pero lo mas doloroso o lo que lo dejo en shock, fue ver como su propia sangre que salia disparada hacia los lados mientras sus ultimas imagenes seria aquella mujer con ropajes blancos mirándole.

-Creo que esa herida...- Le dio una mirada al corte en la pierna esbelta de la mujer. -No se curara solo con una venda- Subió por sus curvas hasta llegar a sus ojos azulinos.

Ska reconoció que esa mujer no era una simple humana, tenia algo singular, una asesina por naturaleza. No podía ser una vampiresa, acababa de matar a uno de su especie... O algo así. ¿Creen que tal vez aceptaría estar en una caza? Quedan varios de ellos en esta ciudad y la sangre correrá por las calles en esta noche.

Le miro con un poco de confianza -Necesito tu ayuda- Dijo con voz seca, mientras estaba a menos de un metro de cerca. -Aun quedan varias cenizas como la que acabas de ver, ¿Crees que puedas con un par?- Pregunto en una forma de reto.
-Que la sangre y la adrenalina aun no acaban por hoy- Confiado le paso por un lado, esperando su respuesta, parandose para que la luz bengala de las estrellas iluminara su rostro.


Ya había uno fuera, aquel chico que había sido noqueado por aquella ghoul, no le podían dejar en un lugar a salvo y no podían llevarlo con el, solamente dejarlo a merced de la suerte.



___________________

Bien, creo que di tiempo suficiente para Yabimitsu y Demian. Yabimitsu queda fuera de la partida y Demian tiene otra oportunidad.
Perdon Payne por hacerte esperar y gracias (:

PD: Puedes terminar con el o dejarlo desangrarse, es tu decisión.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Rachel Sanctuary: El Rescate   

Volver arriba Ir abajo
 
Rachel Sanctuary: El Rescate
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» ¡taller de rachel!
» Hola soy Rachel Roth...
» Raven, A.K.A. Rachel Roth
» Marvel Girl// Rachel Summers
» Despertar (Rachel)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Utopia Medieval :: Vσ Mιмвяє-
Cambiar a: