FORO CERRADO. comentarios y aclaraciones thunderstruck@hispavista.com
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse


Guia rápida
Reglas del Foro
Ayuda al usuario
Registro de avatares
Crea tu ficha
Aventuras disponibles
Razas
Compendios de Habildades
Afiliaciones

El contenido de este foro esta bajo registro de derechos, cualquier uso de este sin autorización del completo staff administrativo del foro esta prohibido, así mismo las creaciones de cada usuario son propias de ellos y queda prohibido hacer uso de estas obras particulares sin autorizacion del autor. El foro se reserva el derecho de admision.

Comparte | 
 

 Flechas De Hielo. ~

Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Saintus

avatar

Cantidad de envíos : 127
Fecha de inscripción : 28/07/2009

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Flechas De Hielo. ~   Sáb Ago 14, 2010 7:13 am

Mientras caminaba rumbo a mi hogar, pasé por un campo de entrenamiento un poco tosco, donde había lo suficiente como para entrenar algunas técnicas, tanto cuerpo a cuerpo como a distancia, contaba con algunos tiros al blanco donde la precision y agilidad se vería en practica.

" Bien, el entrenar un rato aquí no me hará daño... O eso creo"

Bajé de mi caballo, con un intrepido salto, mientras que dejaba mi báculo y espada en el suelo, tomando de entre mis cosas mi carcaj y mi arco, tomé inmediatamente 5 flechas, que cargué a mi arco, mientras observaba 5 puntos distintos a los que podría dispararles.


Bien, a entrenar se ha dicho ... Lero, Lero.. Badie Badie ~

Luego de pronunciar aquellas palabras melodicas, apunté hacia las flechas mientras que mantenía la mirada clavada sobre los elementos a disparar, y luego de unos segundo, flexioné el brazo para inmediatamente disparar, dandole a 4/5 elementos a disparar.. Sentí un poco de fracaso pero igual era hora de refugiarse, de pronto comenzó a llover en la fria noche en aquel bosque. El único refugio por ahora era debajo de los átboles, lugar donde las ramas no taparian mucho de lo ocurrido, la brisa comenzaba a azotar mientras que aumentaba la fuerza del agua..

" ¿ Como estarán los animales del bosque ? ¿ Habrán sufrido algún daño ? ¡ Sería bueno averiguarlo ! .. - "


Lero, Lero.. Badie, Badie.. Puffy, ve y porfavor ubica a los animales del bosque, si ves alguno en peligro, ayudales.. ~


El hábil halcón partió en busqueda de los animales, pero por si fuese poco, comenzaron a caer rayos, al parecer la Diosa Ariadna no estaba muy agusto con el mundo.. " ¿ Que será lo que hace molestar a los Dioses, para que a nosotros los elfos nos castiguen asi ? ¡ Acaso será el pecado "! Lero, Lero " .

Pasado unos minutos el halcón no volvía, Luffy mi caballo comenzaba a sentirse asustado por el mal tiempo que se presentaba ante nosotros, la lluvia no cesaba, el viento soplaba con fuerza agitando mi dulce y suave cabello como una armonía en el viento~

Spoiler:
 


Última edición por Saintus el Sáb Ago 14, 2010 8:56 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Beleg

avatar

Cantidad de envíos : 31
Fecha de inscripción : 13/08/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   Sáb Ago 14, 2010 8:28 pm

Algunos días de camino me tenían un poco cansado, así que me adentré en el bosque que tenía a mis alrededores, creo que era el llamado Bosque, al cabo de un rato, empezaba a aburrirme así que preparé un pequeño entrenamiento para Aldred, mi lobo, esta vez le dejaría cazar a el y no lo haría yo, así que le dí estas ordenes y se puso en marcha, yo fabriqué una pequeña diana casera con algunas maderas y la puse en el suelo, quería practicar la fragmentación de mi tiro, así que disparé una y otra vez contra la diana, algunos blancos fallaban y otros acertaban, empecé a cansarme así que paré a descansar, de repente, empezó una gran tormenta, vientos alborotados y rayos, no era un sitio seguro para estar, así que rápidamente salí del bosque, llegué al camino a paso ligero, pero aún no estaba seguro, con un silbido sordo llamé a Aldred, llegó enseguida a mi posición y nos encaminamos rápidamente a un pequeño campo de entrenamiento que vi no muy lejos de donde estaba, al llegar vi que alguien había estado entrenando allí, agujeros en las dianas, y algunas pisadas, aunque por la tormenta no pude seguirle el rastro, lo perdí cuando se adentraba en el bosque, vi un halcón volar aunque no le dí la menor importancia, no había ningún lugar donde refugiarse de la tormenta, me vería obligado a mojarme, y no quería adentrarme en los árboles, allí corría peligro, opté por quedarme en unos salientes de unas rocas cerca del campo de tiro, allí por lo menos tendría algún cobijo para la lluvia, cociné también la pequeña presa que había cazado Aldred, un conejo, suficiente para la noche. Solo me quedaba esperar a que pasase la tormenta.

Vi a mi lobo un poco asustado así que le hable para tranquilizarle:

-Tranquilo chico, solo es agua, además si pasa algo yo te protegeré.
Volver arriba Ir abajo
Nissa Revane
Ojos Color Esmeralda y Oro
avatar

Cantidad de envíos : 320
Edad : 25
Localización : MeXiicO
Fecha de inscripción : 17/04/2010

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
935/2500  (935/2500)
Coronas: 110

MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   Sáb Ago 14, 2010 9:16 pm

No era el mejor dia para estarse paseando a medio bosque, el cielo esta lleno de un color gris que se extendia por todos lados, caminaba sin un rumbo fijo y esperando que el clima no empeorara, hacia unos meses que habia estado por estos rumbos, era tranquilizante saber que en esta ocacion no correria peligro alguno, aquella vez habia tenido que pelear contra un grupo de cuatreros que intentaban asaltarnos a medio camino, aunque no tengo recuerdos claros de lo que paso despues me era imposible olvidar estas tierras.

Como buena elfa que era el oido no me fallaba, un ruido parecido al de un lobo se escuchaba entre los arboles del tupido bosque, guarde silencio por un momento, lentamente y tratando de hacer el menor ruido posible tome mi arco y flecha, aguante la respiracion un momento, el ruido parecia acercarce a gran velocidad, estaba atenta a cualquier movimiento que mis ojos pudieran captar cuando de entre los arbustos salio un conejo perseguido por el lobo, mi alma descanso por un instante, crei que no podria tener un dia tranquilo. No muy lejos de ahi habia un campo de entrenamiento, lo habia visto a lo lejos al caminar por el bosque, me dirigi ahi rapidamente, tenia que haber alguien en un lugar como ese.

No faltaba mucho para mi arrivo al campo cuando la lluvia decidio hacer presencia en mi dia, corri rapidamente a atajarme bajo un arbol, no era la idea mas brillante que habia tenido pero me tenia que cubrir con algo, me cruze de brazos y me recargue en el tronco un poco enojada, la suerte no me sonreia mucho que digamos. mire el campo detenidamente desde mi pocicion, al parecer alguien acababa de realizar unos tiros, 4 flechas... 4 muertos, al parecer todas disparadas desde la misma ubicacion. pensaba en como alguien habria podido realizar esos tiros, lo mas logico era que un a la vez pero algo me decia que haci no habia sido, llevaba un buen rato esperando a que sesara la lluvia pero parecia que eso no ocurriria pronto, una columna de humo llamo mi atencion, salia entre las rocas, inmediatamente emprendi carrera hacia el humo.

Para mi sorpresa otro elfo estaba en ese lugar, no eramos hermanos pero si hijos de Ariadna.

-Se puede... la lluvia esta algo fuerte- mire al joven que cocinaba un conejo. me daba mucha curiosidad ver a un hijo de ariadna comer carne, no era imposible pero si era muy raro.
Volver arriba Ir abajo
Saintus

avatar

Cantidad de envíos : 127
Fecha de inscripción : 28/07/2009

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   Sáb Ago 14, 2010 9:44 pm

Prontamente, dos hijos de Ariadna arribaron al campo de entrenamiento, cosa que supe gracias a el olfato digno de un elfo, olía a perro mojado y ademas a dos almas bondadosas, sin mas que hacer, me levanté desde mi posición, el agua había bajado un poco, pero aún la lluvia no cesaba, prontamente un extraño humo salía desde algunas rocas húmedas, cosa que me alarmó mucho, pero no le di demasiada importancia, ya que estas no podían prenderse en fuego o al menos eso creía, de pronto, mi halcón luffy llegó hasta mi posición, para hacer un escándalo digno de todo halcón, tratando de informarme que había logrado ver a dos sujetos entre las rocas, ademas que uno de ellos había matado un conejo, tomando mis cosas, salí en búsqueda del asesino de animales. Al cabo de galopar un buen rato llegue hasta su ubicación a los que en voz fuerte exclamé.

¿¡ Que hace un hijo de Ariadna comiendo carne ?! , Esto es algo que no puede perdonarse.. ¿ Como haces llamarte elfo , cuando matas a pobres e indefensos animales ? .. ¿¡ Que harías si en este mismo instante matase a tu lobo!? Dicho esto, aquel elfo de ojos dorados clavaba su mirada sobre el dueño del lobo, mientras que volteó a ver a la chica. Imagino que tu eres su cómplice ~ Hasta donde hemos llegado con estas cosas... ~ De pronto un potente rayo, cayó en medio de todos haciéndonos caer a unos 5 metros de distancia cada uno.

Logré levantarme con un gran dolor en el tobillo derecho, cosa que impedia un movimiento optimo, lo que me llevo a preguntarle a los otros dos elfos que se hacian presentes.

¿ Alguno de ustedes, asesinos, tiene algo que me ayude con este dolor, o quizá que sepa usar plantas medicinales? ~ Dicho esto clavé una ves mi profunda mirada sobre aquellos dos seres que se encontraban junto a mi.

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Beleg

avatar

Cantidad de envíos : 31
Fecha de inscripción : 13/08/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   Sáb Ago 14, 2010 10:01 pm

Parecía que iba a ser una dura tarde-noche, la lluvia poco a poco se hacía mas latente y entonces fue cuando ocurrió, Aldred ya estaba dormido y pude divisar a una chica muy bella, parecía elfa por sus orejas pero no podía fiarme de nadie, supuse que no se atrevería a entrar en la cueva, seguramente me había oído o visto si era elfa, pero, para mi sorpresa llegó rápidamente hasta la entrada de mi cueva y me preguntó si podía pasar, con un ágil movimiento me levanté mientras Aldred seguía dormido, saqué mi arco y a gran velocidad mi flecha le apuntaba, después de inspeccionarla vi que no había maldad alguna en sus intenciones, así que la dejé pasar.

-¿Qué te trae por aquí? Pensaba que estaría solo una buena temporada- Dije mirándola fijamente.

Poco después de que la chica entrara y para mi sorpresa apareció otro elfo gritándome y preguntándome el porqué del asesinato del conejo, cosa a la cual respondí con total naturalidad.

-Es la ley de la naturaleza, yo no maté a ese conejo, mi lobo lo hizo, los depredadores matan a los débiles, es el mundo animal y sobrevive el más fuerte, y si te atreves a tocar a mi lobo una flecha atravesará tu frente además...

De repente un fuerte rayo cayó sobre la zona que nos sacudió a los tres, vi como el elfo salía despedido a 5 metros de mí, desgraciadamente la elfa también salió despedida y mi destino fue el mismo, el único que salió ileso fue Aldred, que estaba al fondo de la cueva, sufrí una pequeña quemadura en la pierna izquierda, pero gracias a mis conocimientos sobre ungüentos pude apañármelas para sufrir los menos daños posibles, el elfo me pidió ayuda y aunque me gritó no pude negársela, me dijo que se había hecho daño en el tobillo, y se lo vendé poco a poco para aliviarle algo el dolor, pero poco más podía hacer. Al igual que con la chica elfa.

-Chicos, mi fuerte son los venenos, no soy bueno con las hierbas medicinales, lo siento.

Después volví a la cueva y desperté a Aldred, había que ponerse en marcha.
Volver arriba Ir abajo
Nissa Revane
Ojos Color Esmeralda y Oro
avatar

Cantidad de envíos : 320
Edad : 25
Localización : MeXiicO
Fecha de inscripción : 17/04/2010

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
935/2500  (935/2500)
Coronas: 110

MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   Dom Ago 15, 2010 12:03 am

El joven elfo de la cueva tenia unos reflejos admirables, apenas entre a la pequeña cueva y ya me estaba apuntando con arco y flecha, me tomo por sorpresa totalmente, al parecer el lobo que había visto antes era de su pertenencia, para suerte del lobo yo no mataba animales por placer.

-Ningún motivo en especial, solo las ganas de caminar- le respondí seriamente, mi fuerte no era ser sociable, solo me senté y me dedique a observar como preparaba el conejo, muy contadas veces había visto a un elfo preparar carne de algún animal, estire las manos al fuego que ya tenia a mi llegada, era placentero secar mis ropas después de haber caminado entre una lluvia tan densa, procuraba no acercarme demasiado había tenido problemas con el fuego décadas atrás. Me había parado para secarme totalmente cuando otro elfo llego pegando tales gritos que por un momento me aturdieron.

-Calma yo no tuve nada que ver, estoy tan sorprendida de ver esta escena como tu.- volví a tomar asiento, coloque los brazos cruzados sobre mis rodillas ya flexionadas mientras observaba al elfo que acababa de aparecer en la que se podría decir era una cueva, pensaba e varias cosas, examinaba muy detenidamente a ambos elfos, lo que traían consigo, comprobando si traían cosas útiles, pero nada que llamara mi atención. Lo que mas me sorprendió en si era que en un solo día había encontrado a dos de mis hermanos, había pasado mucho tiempo desde que había estado con mas de un elfo pero eso era cosa de pasado.

Fue entonces cuando de la nada cayó un rayo a mitad de la cueva, el clima estaba en extremo, raro, alcance a cubrirme con mis brazos que protegían mi pecho, pero la fuerza del rayo hizo que saliera despedida hacia atrás, no era un buen comienzo para mi, el rayo había quemado mis brazos, lo único bueno era que lo había hecho solo superficialmente, aunque el ardor era algo insoportable, había chocado contra una piedra que fungía como pared, el golpe provoco que escupiera un poco de sangre.

Cuando recobre las fuerzas el otro par ya se estaban incorporando, al parecer uno de ellos necesitaba atención medica.


-Lo siento yo tampoco fui muy buena para atender heridas...- mire algo molesta las quemaduras de mis brazos, un gesto amargo se dibujo en mi cara, mire por un momento hacia el piso observando y tratando de determinar como había caído el rayo dentro de la cueva, pero un brillo dorado llamo mi atención, parecía metal incrustado en una de las piedras que se partieron gracias al rayo, tome la piedra e inspeccione el brillo, pase mis dedos suavemente por el metal y este cayo al suelo fácilmente, era un anillo, al parecer de oro y con un halcón grabado en el.

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Saintus

avatar

Cantidad de envíos : 127
Fecha de inscripción : 28/07/2009

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   Dom Ago 15, 2010 3:35 am

Me encontraba un poco aturdido por aquel repentino ataque del rayo, simplemente no podía creer que era cosa de Ariadna o alguno de los otros Dioses, cuando simplemente, el ambiente cambio de un momento a otro, mis agudizados sentidos, podían sentir algo raro en el ambiente, sobre todo mi olfato, podía oler como en el aire parecía haber algún tipo de inestabilidad. Pero no hice mas que ignorar esta situación, para dirigirme a mis hermanos elfos.

Lero, lero, chicos deberíamos buscar refugio.. lero.. Si queremos sobrevivir y no ser elfos "quemados" ~

Dicho esto, esperé que mis compañeros aceptaran o no, mientras que estiraba mi brazo derecho hacia la elfa, dandole a entender que subiera al caballo, acto seguido subiría yo, de esta no aceptar subiria solo, mientras que decía.

Lero, lero, imagino que tu lobo puede con tu peso.. ¿ O solo es inservible ? .. Les propongo algo, busquemos asilo por esta noche, el tiempo no pinta nada bien ~

De un momento a otro, aquella lluvia comenzó a ser un delicado granizo que descendía poco a poco hasta llegar al suelo, pero aún no nos percatábamos de tal acción ya que el granizo que descendía era muy fino y leve, simulando una débil lluvia.

.. Lero lero, chicos que les parece, lero, aquella chozita que se ve allá.. Lero lero ~ Dije señalando con mi dedo indice una choza que se encontraba a lo lejos, y en su interior tenía una luz amarilla. Y sin mas que decir, comencé a cabalgar hasta la chozita sin esperar respuesta alguna de mis hermanos elfos.

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Nissa Revane
Ojos Color Esmeralda y Oro
avatar

Cantidad de envíos : 320
Edad : 25
Localización : MeXiicO
Fecha de inscripción : 17/04/2010

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
935/2500  (935/2500)
Coronas: 110

MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   Dom Ago 15, 2010 6:11 am

Los oídos todavía me zumbaban, era de las veces en que maldecía a mi raza por tan delicado pero excelente oído, recordé el anillo que había encontrado, no era el mas bello ni el mas ostentoso pero algo me decía que me lo pusiera, como toda mujer me debilitaba por la joyería y este era un momento para probar si me quedaba, los ojos se me abrieron por inercia, me sorprendió la claridad con la que podía ver a pesar de aquel clima ta feo, la luz aumento con solo ponerme el anillo y podía captar detalles que no había observado antes.

Yacía recargada en la piedra con la que me había golpeado apreciaba mi nueva pertenencia cuando uno de los elfos me extendió la mano para subir a su caballo .En otras circunstancias aquella proposición me habría parecido un insulto, pero no era momento de ponerse necia y obstinada, estire la mano para apoyarme y subir al caballo de un ágil brinco, guarde silencio por un momento, lo que había mencionado el que ahora era mi jinete era muy cierto, necesitábamos un refugio, pensé en algún lugar en donde descansar pero nada iluminaba mi mente.

El aire me era pesado, me costaba trabajo respirar, aunque solo fue por un momero sentí que el aire se ponía en mi contra, como si mis pulmones no lo dejaran entrar a propósito, decidí guardar silencio, nunca me había gustado mostrar debilidad ante los demás y menos cuando estaba frente a mas hijos de Ariadna, puse una cara seria y espere que no notara mi dificultad.


-Bueno si vamos a pasar la noche juntos creo que deberíamos presentarnos.- Mire de reojo a ambos elfos. -Llámenme Nissa, y como lo habrán notado soy una elfa solar.- Al haber dicho esto mire a mi jinete que tenia toda la pinta de ser de mi misma subraza. me coloque la capucha de mi capa y espere a la partida
Volver arriba Ir abajo
Beleg

avatar

Cantidad de envíos : 31
Fecha de inscripción : 13/08/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   Dom Ago 15, 2010 2:43 pm

Después del rayo tuve un fuerte dolor de cabeza, supuse que mis compañeros elfos estarían en un estado parecido debido a nuestra delicadeza con los fuertes sonidos, vi con la chica elfa encontraba un anillo que me llamó bastante la atención, pero de momento no tenía suficiente confianza con esos dos individuos como para hablar abiertamente con ellos.

El elfo que entró gritando grotescamente parecía haberse calmado, pronto nos dijo que debíamos buscar refugio, acepté la oferta a regañadientes, algo perturbaba el ambiente, el viento empezaba a ser muy seco, me costaba percibir que podría estar pasando pero seguro que no era nada bueno, el viento quemaba algo mi piel, pero al haber viajado tanto estaba acostumbrado a pasar muchas penurias.

El hombre elfo me habló de una manera no muy amigable, parecía que no le había caído muy bien, la joven chica se subió a su caballo y debíamos partir hacía una pequeña casa que divisamos a lo lejos.

-¡Aldred! Ven aquí chico- Le dije a mi lobo.

-Te necesito, montaré en ti por primera vez, haz que me sienta orgulloso- Dije susurrándole al oído al animal.

Monté en el lobo y la lluvia empezó a convertirse en granizo, la bella estampa que había sido ese bosque bajo la lluvia estaba empezando a congelarse, era horrible, y yo no podía permitir que algo o alguien perturbara la naturaleza, lo impediría. Las bellas hojas en las que antes estaba posado se cubrieron con una tenue barrera de luz, algo mágico rodeaba ese bosque, pero el granizo era algo muy extraño.

Los dos elfos salieron antes que yo con su caballo, así que me puse en marcha, para mi sorpresa, Aldred, se puso rápidamente a su nivel de velocidad e incluso los sobrepasó, también es verdad que ellos eran dos, pero a mi no me importaba, estaba orgulloso de mi lobo, cuando llegamos a la choza baje de mi lobo, el animal estaba fatigado, era la primera vez que hacía esto.

-Parece que mi lobo es más rápido que su caballo, señor elfo- Dije muy seguro de mí mismo, Aldred había demostrado que era capaz de hacer.

Después de esto esperé hasta que los otros elfos se aventuraran a entrar en la choza, nunca se sabe que podríamos encontrar, me mantuve alerta.

Volver arriba Ir abajo
Estela
Lindura
avatar

Cantidad de envíos : 684
Fecha de inscripción : 07/07/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
665/1000  (665/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   Dom Ago 15, 2010 8:13 pm

Era de noche cuando el hadita había llegado a ese hermoso bosque, en las escarpadas tierras de Khadram. Había disfrutado de una mañana singular, conociendo la flora y la fauna que habitaba allí, recogiendo algunas bayas y limpiándose en las aguas heladas de los ríos sinuosos.

Pero mientras disfrutaba de su animada exploración, una tormenta se desató en el cielo, los animales corrieron a protegerse bajo las grandes copas de los abetos y otros árboles de gruesas ramas, y Estela voló junto a ellos para imitar la sabiduría animal, si los seguía sabía que sobreviviría en ese bosque. Escondida en el nudo de una raíz de un sauce cercano al río, esperó a que la lluvia cesase... pero solo fue a más. Los truenos sonaron y el hada se encogió sobre sí misma tiritando, le daban miedo los truenos y odiaba la lluvia, estaba empapando sus largos cabellos rubios y el frío calaba sus pequeños huesos.

A lo lejos vio una estructura un poco estropeada por la tempestad, pero le serviría para refugiarse. Voló lo más rápido que le dieron sus alas hacia la puerta, pero por el camino le sorprendió que un rayo cayese demasiado cerca de la cabaña, a varios metros mas hacia el sur. Asustada, el hada voló sin cesar hasta dar con la puerta. Como era de esperar estaba cerrada, pero el mal estado de la madera junto con su pequeño tamaño le permitieron colarse por debajo de la puerta aprovechando una hendidura en el borde.

Dentro estaba todo seco, menos una gotera que caía en un rincón de la cabaña. Estela escurrió sus ropas y se adentró para alejarse de la corriente de viento que se colaba bajo las rendijas de la madera. La casita era humilde, tenía algunos estantes con platos y utensilios de cocina, una cómoda y una mecedora en otro rincón. Junto a esta había en una cesta varias prendas hechas de lana, junto a bobinas de hilo y otros utensilios de costura.

Estela vio por la ventana como la precipitación se convertía en granizo y le recorrió un escalofrío; de haberla atrapado ahí fuera el granizo podría haberle hecho bastante daño a sus alas y posiblemente ahora moriría de frío. Voló y cerró las cortinas, unas cortinas finas y algo rotas con parches y cosidas, pero que serviría para que el sensible hadita dejase de ver la tormenta. Sobre la cómoda había una lámpara de aceite preparada para usarse, pero nadie la había encendido... se dio cuenta de que la cabaña estaba vacía, quizás estuviese abandonada o a lo mejor su dueño quedó atrapado por la lluvia en algún lugar.

*De cualquier modo* pensó el hada * no le importará que tome prestada su lámpara*

Con mucho esfuerzo retiró el cristal que cubría la base de la llama, pero era muy pesado y se le resbaló entre las manos. El vidrio cayó al suelo y se rompió en añicos, aunque eso no importaba, lo importante era que la llama ya podía prenderse, y así lo hizo el mágico ser. El pequeño fuego dio una luz cálida a la cabaña y calentó al instante la piel de Estela, quien se arrimó con cuidado de no quemarse, sin darse cuenta de que su sombra se estaba reflejando a tamaño descomunal contra las cortinas tapadas. Desde fuera podía verse en medio de la tormenta la luz amarillenta por el color de las cortinas, con la sombra de un humano un poco deforme (por la sombra de las alas)

Cuando sus músculos se desentumecieron, voló hacia la cesta de costura, agarró un calcetín más bien pequeño, y lo llevó junto al fuego. Se metió en él y se acurrucó dispuesta a dormir, bostezó y cerró los ojos oyendo el granizo sobre el tejado...
Volver arriba Ir abajo
Saintus

avatar

Cantidad de envíos : 127
Fecha de inscripción : 28/07/2009

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   Dom Ago 15, 2010 8:25 pm

Aquel granizo con la brisa leve pero molesta no se hicieron esperar, prontamente noté como mi compañera elfa hablaba pero se escuchaba un poco entre-cortada, gracias a lo que parecía ser la afectante brisa que iba en nuestra contra, al partir.. Logramos ir a una buena velocidad tanto el lobo como mi caballo, pero de un momento a otro, el lobo siguió corriendo.. Mi caballo no se quedó atrás mas bien ese aumentó la velocidad, sin duda pasaría al feroz lobo, pero al parecer dos serpientes se encontraban frente a nosotros, por lo que el caballo dió un frenazo brusco, tumbando a la elfa y a mi del caballo, traté de incorporarme rapidamente, ambas serpientes iban atacar a mi caballo, peor con unas leves palabras pronunciadas, combinadas con un agite de báculo. Lero, lero.. ¡ Resonen Shinx ! - Inmediatamente, ambas serpientes fueron congeladas quedando a unos 5 cms de la piel de mi caballo, cosa que me hiso dar un suspiro muy fuerte, viendo como mi caballo una ves mas se levantó del suelo, a la ves que mi halcón se posaba sobre mi hombro.

Una ves ya habiendonos reincorporado, no hice mas que divisar al otro chico, muy cerca de la casa a la que entrariamos, de pronto se escucho el sonar de un vidiro rompiendose lo que hiso, que por reflejo propio levantara la mirada hacia la cabaña. mientras que se veía una tenue y frágil luz amarilla, que al parecer se movía muy poco.. Nuestro angulo de vision era ya casi nulo, el granizo comenzó a ser ya de unos 4 cms, muy grande para un bosque .. Ademas Un bosque caluroso.

Bien, es hora de ir a ver que sucede.. ¡ Siganme los elfos ! .. Lero, lero..~ Dicho esto, de un golpe abrí la puerta, rompiendose un poco pero sin quebrarse, a la ves que al voltear y ver a mis compañeros, parecían venir centenares de flechas, cuyas puntas eran de hielo, a lo que solo pude ordenar a mi caballo y halcón entrar de alguna manera a la casa, mientras que a los demás les gritaba Vamos, dense prisa, entren si no quieren morir , lero lero ~ Una ves mas, estando dentro de la cabaña observé lo que parecía ser un hada dormida, a lo que no pude decir mas que.. Lero, lero.. ¡ Despierta que nos atacan !.

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Beleg

avatar

Cantidad de envíos : 31
Fecha de inscripción : 13/08/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   Dom Ago 15, 2010 8:46 pm

Antes de entrar en la casa esperé a mis dos compañeros elfos, habían sido derribados por dos serpientes y yo no me había dado cuenta, pero parece que estaban bien, había sido un alivio para mí, si les hubiera pasado algo me hubiese sentido muy mal, a gran velocidad llegaron los dos a la puerta, el joven elfo que parecía muy decidido a entrar abrió la puerta de una patada seca pero potente, de repente y sin previo aviso una gran lluvia de flechas se dirigió hacia nosotros, el chico nos avisó y todos pudimos entrar y nos salvamos, aunque todas las flechas impactaron sobre la pequeña casa, una vez dentro el hombre del caballo divisó una hada dormida sobre un pequeño calcetín de lana, parecía muy cálido, también había un pequeño fuego encendido muy cercano al calcetín donde estaba el hada, había llegado el momento de las presentaciones, nos estaban atacando, o al menos eso parecía y había que unir nuestras fuerzas.

-Soy beleg, arquero venido de un pequeño pueblo no muy lejos de aquí, si algo o alguien perturba este bosque lo descubriré y le haré pagar sus actos, pero me gustaría contar con vuestra ayuda- Dije mientras acariciaba a Aldred.

Poco después me senté cerca del fuego y recordé ver algo, esas flechas, tenían la punta helada, algo que solo había visto una vez, en el torneo en el que participé hace ya muchísimos años, en esa época me enfrenté a un arquero que usaba las mismas flechas, y ahora que recordaba decía ser de este bosque, algo malo estaba pasando pero aún no sabía que era exactamente, sin perder tiempo me levanté y atrincheré la puerta con un pequeño mueble, lo más probable era que vinieran a por nosotros, y si no lo hacían, bueno, nosotros iríamos a por ellos, saqué mi arco y hable con Aldred.

-Pequeño, si salimos de esta casa tendrás una misión importante, cuando yo diga sha, quiero que rastrees estas flechas y nos lleves hasta el lugar indicado, lo haremos cuando sea necesario.-Dije susurrándole al oído.
Volver arriba Ir abajo
Estela
Lindura
avatar

Cantidad de envíos : 684
Fecha de inscripción : 07/07/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
665/1000  (665/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   Dom Ago 15, 2010 9:35 pm


Estela ya dormía plácidamente cuando un estruendo la despertó asustándola y haciéndole salir rápidamente del calcetín. Miró asustada a los intrusos, ¡tres intrusos nada mas y nada menos! Y un caballo, y un lobo, y un halcón... El hadita miró a uno de ellos que le gritaba y se cubrió los oídos atormentada. Eran demasiadas sensaciones para un solo instante, pero poco a poco y mirando con detalle se dio cuenta de lo que ocurría, estaban huyendo, y los atacaban.

Voló por el techo de la habitación haca las cortinas y miró por un agujero cómo las flechas se acercaban hacia ellos a toda velocidad.

*¡Cuidado!* Gritó el hadita apartándose del cristal.


Algunas flechas rompieron la ventana y otras consiguieron clavarse a la madera de la cabaña, estaban siendo atacados y ellos no podían hacer nada porque no veían al enemigo. Sólo se pudo figar en las flechas que ahora estaban tiradas en el suelo por haber roto el cristal de la ventana, su punta estaba helada, eran flechas mágicas... Confundida Estela se alzó para hacerse oír y se acercó a uno de los varones descubriendo que se trataba de un elfo, uno que aún estaba cerca del caballo.

*¿Quien les ataca? ¿Tienen flechas? ¡vamos defiendanse o echaran la cabaña abajo!* dijo aterrorizada por la idea.

Si se quedaba sin techo el hadita posiblemente moriría aplastada por el granizo, y le preocupaba que otros seres fuesen heridos de esa manera tan mezquina, ella no podía hacer nada, solo podía usar un hechizo y consistía en sanar heridas, en ese momento de tensión se había bloqueado y sólo volaba a prisa de un lado a otro buscando un posible escondite o resguardo. Entonces se le ocurrió una idea. En casa de la niña que la había cuidado durante tantos años, había una puerta secreta a un sótano, tal vez en la cabaña también la hubiese y se pudiesen esconder allí.

* Ayudenme a buscar un escondite, debe haber una puerta o una escalera podremos escondernos alli*
Volver arriba Ir abajo
Nissa Revane
Ojos Color Esmeralda y Oro
avatar

Cantidad de envíos : 320
Edad : 25
Localización : MeXiicO
Fecha de inscripción : 17/04/2010

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
935/2500  (935/2500)
Coronas: 110

MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   Lun Ago 16, 2010 4:47 am

El viento pegaba fuerte e mi rostro, la velocidad del caballo era impresionante, competía a la par del lobo, incluso con peso extra debido a mí, trataba de cubrí mi rostro con la espalda del elfo pero me era imposible cubrirla del todo, estaba tan enfrascada intentando cubrirme cuando inesperadamente el caballo se paro en sus patas traseras y provoco mi caída, hacia solo unos minutos que me había golpeado contra las rocas y ahora me golpeaba contra la fría y mojada tierra, me levante como pude para incorporarme nuevamente, pero un par de serpientes atacaron al caballo, o pude siquiera defender el caballo por que el dueño ya había congelado a ambas serpientes.

-Debe ser un buen mago- me dije en la mente, mis hechizos no hubieran congelado a las serpientes tan rápido, voltee en busca de alguna orientación para saber donde nos encontrábamos, a lo lejos podía ver la cabaña en la que descansaríamos el anillo era una gran ayuda en momentos como este, cerca de ella ya se encontraba el otro elfo junto con su lobo, después de unos segundos logramos alcanzarlos sin ningún contratiempo mas.

Estaba por entrar a la cabaña cuando una sombra tapo mi ubicación, eran flechas que se dirigían a nosotros, nunca había visto flechas tan curiosas, tenían la punta de hielo se veían mu atractivas como si fueran puntas de diamante, intente visualizar de donde provenían las flechas, miraba en busca de algún brillo metálico ocasionado por alguna armadura, pero con este clima era imposible visualizar bien de provenir de tan densa lluvia de flechas aun teniendo tan extraño anillo. Corrí con el cuerpo agachado rápidamente, me cubría de las flechas que pudieran lanzar los arqueros, era difícil maniobrar entre la cabaña con los brazos todavía quemados, me recargue detrás de una de las paredes esperando que la cabaña aguantara toda la carga y no terminar como alfiletero.


Alcance a ver a una pequeña hada que alegaba algo de defendernos, la mire detenidamente, -Cúbrete compañera, no querrás terminar tus días en una cabaña como esta.- por su tamaño era fácil de conseguirse protección, aunque un hada en un momento como este era de buena ayuda no parecía tener intenciones de participar en la pelea. -¿Eres buena volado?, quizá puedas ayudarnos- pregunte un poco adolorida.

Analice la situación un momento cuando la idea me llego de golpe -Alguien que me cubra- rapidamete grite lo suficientemente fuerte para que me tomara en cuenta, -Necesitare algo de tiempo.- Levante la mano derecha, sentía como la energía de las lunas se filtraba por las putas de mis dedos, enseguida tome posición de arquero, un arco de luz se se dibujo en medio del aire al mismo tiempo que una flecha del tamaño de mi brazo lo hacia.

-La voy a soltar en dirección contraria a las flechas, no espero darle a alguien pero la luz de la flecha podría ayudarnos a ver donde se encuentran los arqueros.- espere a que se cargara lo suficiente para soltarla, las puntas de mis dedos empezaba a sangrar un poco, lo mismo hacían las heridas de las quemaduras.
Volver arriba Ir abajo
Saintus

avatar

Cantidad de envíos : 127
Fecha de inscripción : 28/07/2009

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   Lun Ago 16, 2010 5:50 am

Aquella pequeña hada, sin duda alguna tenía una buena vista y memoría al decirme sobre un escondite, lo que me hiso pensar en la pequeña abertura que tenía en mi cabaña, cuya abertura estaba detrás de la chimenea, pero esta ves no había chimenea, lo que hiso un poco mas dificil la cosa, asi que simplemente esperé a que la elfa chica entrara, mientras veía como esta lanzaba una potente flecha de luz.. Desde nuestra posición no lograba divisar demasiadas cosas..

Elfo silvestre, porfavor ayuda al hada a buscar una salida.. Encuentrenla, pero encuentrenla ya.. -

Aquella flecha enviada por la elfa, brilló luego de un momento, pero para nuestra sorpresa solo había un arquero, que tenía a su lado, un animal que parecía ser muy feroz.. Cuerpo de león, cuernos de cabra, y ademas un aguijón.

Rayos.. - Hada, elfo silvestre vengan.. Necesitamos de su ayuda.

El granizo comenzó a caer nuevamente cada granizo era de aproximadamente 7 cms, muy grandes como para un granizo normal, asi que sin mas cosas que hacer, volví a gritar.

Elfo silvestre, ven y ayudanos, que el hada haga su trabajo en la cueva ~

Prontamente el granizo penetraba hasta el techo de la cabaña, rompiendo las tablas y cayendo en el suelo, por si fuese poco, de alguna rara manera la lampara de aceite cayó al suelo incendiando la cabaña.. Mientras que aquel arquero se acercaba junto a su bestia. Pero a nuestro costado, una montaña muy alta a distancia de unos 300 metros, se vió fracturada, pronto esta podría caer hacia abajo, llevando todo a su paso.

Sin duda alguna, estos fenomenos ambientales, no son causados por nuestra Diosa Ariadna ~

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Nissa Revane
Ojos Color Esmeralda y Oro
avatar

Cantidad de envíos : 320
Edad : 25
Localización : MeXiicO
Fecha de inscripción : 17/04/2010

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
935/2500  (935/2500)
Coronas: 110

MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   Lun Ago 16, 2010 9:10 pm

No fue necesario escuchar lo que los demás pudieron haber visto con la luz que mi flecha había concedido, para mi sorpresa la flecha había develado que solo era un arquero, mi cara estaba llena de perplejidad, ¿como podía lanzar tantas flechas un solo arquero?, ¿que clase de magia era esa?, las dudas llenaban mi mente, no había visto ese tipo de magia nunca, y por si fuera poco, para nuestra mala suerte el arquero no estaba desprotegido, una quimera se postraba a su lado con esa característica aura maligna que suele acompañar a ese tipo de criaturas, tenia que actuar rápido si quería salir con vida.

Escapar nunca había sido de mi agrado pero tenia que ser realista, si peleábamos, difícilmente tres arqueros y un hada vencerían a una quimera y a un arquero con flechas aparentemente infinitas, lo mas apropiado era ganar tiempo para encontrar una escapatoria y dejar atrás a la quimera.

Natura, como la solían llamar en otros lados, parecía estar enojada con algunos de sus hijos, el granizo estaba cayendo mas grande y mas rápidamente, la cabaña no aguantaría tantas flechas y los fuertes golpes de granizos tan grandes.


-¿Alguna sugerencia?- pregunte lo mas tranquila y seriamente posible, mire a ambos elfos, no sabia que decirles, no se me ocurría una idea para terminar con esta criatura y salir vivos en el intento, me limite a escuchar lo que tuvieran que decir.

La flecha de energía no acabaría con la imponente quimera, y tenia que esperar un tiempo entre sus usos, mis maestros me lo habían dicho sabiamente cientos de veces, "no desperdicies tu energía tan estúpidamente" pero nunca había sido buena para hacerles caso.

Tome mi arco y una flecha, desde mi posición lograba ver la silueta de nuestros objetivos, y si teníamos algo de suerte ellos aun no se habían percatado de que sabíamos acerca de la existencia de la quimera, lo que nos daba una ligera ventaja, coloque la flecha un su lugar y me dispuse a apuntar, calcule la velocidad del viento, su dirección, los cambios de direcciones que pudiera tener en el trayecto, hasta la fuerza con la que llegaba a nosotros, contuve la respiración por un momento, todo era crucial para lograr un disparo exitoso, cualquier arquero sabia eso, y si mi vista no me engañaba lo que alcanzaba a ver era a la quimera, tenia la flecha apuntando en su frente, mi cara palideció de repente, se me había zafado la flecha sin estar totalmente lista, solo esperaba que acertara en alguna parte de nuestro objetivo.

-Mierda...- el dedo todavía me ardía debido a la flecha de energía. aunque o solo era eso lo que me obligaba a hablar de tal forma, en mi vida nunca habia soltado una flecha sin estar totalmente lista para disparar.
Volver arriba Ir abajo
Beleg

avatar

Cantidad de envíos : 31
Fecha de inscripción : 13/08/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   Lun Ago 16, 2010 11:31 pm

En cuanto mis compañeros me dijeron que podría haber un escondite en esa casa alejada de la mano de Ariadna, pensé.

-Maldita sea, ¿cómo va a haber un escondite aquí? Esta casa es demasiado pequeña para que podamos escondernos.

La verdad esta situación me sobrepasaba un poco, no podía asimilar la idea de que gente inocente podía morir por mi culpa, al fin y al cabo, los tres elfos nos juntamos en mi cueva, si no hubiéramos estado allí, no hubiera caído el rayo, no hubiésemos visto la casa, y nada de esto hubiera ocurrido, pero pensé algo más, no podía abandonar a Aldred, ni a ninguno de los que se encontraba en aquella casa, así que como me dijeron empecé a buscar el escondite del que me hablaron, busqué por toda la casa, cada hueco, cada rincón, cada esquina, y no encontré nada, hasta que vi una pequeña rendija salir del suelo, levanté una alfombra que había en el suelo, y allí estaba, una trampilla, nuestra salvación, o al menos de momento, antes de examinar toda la sala pude divisar a un arquero gracias a la flecha luminosa que la elfa llamada Nissa lanzó anteriormente, y también para mi sorpresa, una Quimera!

La elfa repitió un lanzamiento más y yo abrí la trampilla por si la pequeña hadita quería entrar en ella, la dejé abierta y rápidamente me puse al lado de mis compañeros elfos, estaba seguro de que ellos también habían visto ese monstruo y empecé a hablar.

-Chicos, debemos salir de aquí, la cabaña no aguantará mucho bajo este granizo, debemos buscar un refugio mejor, he podido ver un pequeño pasadizo bajo la trampilla por el cual pueden ir las hadas, desgraciadamente no nosotros, debemos salir a cielo abierto, y una cosa más, conozco la habilidad de ese arquero, o al menos eso creo, es algo parecida a la mía si creo que es lo que es, me parece que puede fragmentar una flecha en otras muchas, pero él lo hace mucho mejor que yo, esto se pone feo.

En cuanto terminé de hablar vi a Aldred temblar un poco, lo calmé con algunas caricias, y empecé a untar una de mis flechas con algo de veneno de acebo, no lo suficiente como para matar pero si para realizar algunos de sus síntomas.

-Chicos, esta flecha bañada en veneno nos puede ser útil, puede causarle algunos duros síntomas al arquero o a su quimera, dándonos el tiempo suficiente para escapar o realizar algunas acciones más, pero solo tendré un disparo, avisadme si queréis que la dispare.-Dije mientras sostenía la flecha sobre mi mano.

Guarde cuidadosamente la flecha envenenada, y saqué una normal, teniéndola preparada para ser cargada, esperé pacientemente a que los otros elfos y la pequeña hada tomaran sus decisiones.


Off: Los síntomas del veneno son: vómitos, incapacidad de tragar, visión borrosa, arritmia cardíaca, dificultad respiratoria, convulsiones, y en una dosis muy alta, la muerte, pero la dosis no es la suficiente.
Volver arriba Ir abajo
Estela
Lindura
avatar

Cantidad de envíos : 684
Fecha de inscripción : 07/07/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
665/1000  (665/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   Mar Ago 17, 2010 12:41 am

Estela tuvo que dar vueltas en círculos para saber hacia dónde dirigirse porque los acontecimientos se le estaban viniendo todos a una y no conseguía concentrarse para saber cómo podía ayudar. Un hada tan pequeña bajo una ventisca y frente a... ¡madre de las hadas! El hadita gritó al ver cómo la flecha de luz iluminaba un arquero y junto a él una enorme y malvada mantícora. Ese diablo podía salirles muy caro si no lo neutralizaban pronto, había tenido tiempo para conocer las buenas y malas criaturas que poblaban Utopía, sabía que la presencia de la quimera solo traería problemas.

Acompañó al elfo silvestre por toda la cabaña hasta encontrar la trampilla del sótano. Allí dentro se estaba algo húmedo porque las paredes no estaban hermetizadas, pero podría servirles si no fuese porque les atacaban de ese modo... El hadita voló rauda en busca de sus compañeros, para saber qué pensaban hacer... podría huír por la trampilla y esconderse hasta que todo hubiese pasado pero no podría perdonarse dejar a aquellos buenos elfos solos contra un peligro tan grande sabiendo que ellos la avisaron cuando dormía descuidada.

El techo comenzó a derrumbarse y Estela gritó apartándose del trayecto de los tablones... el granizo caía y el hada sorteaba como podía los grandes trozos de hielo. Se acercó al caballo y acarició su rostro con suavidad para calmarlo, dejándole que le conociese para poder resguardarse bajo su cuerpo y así librarse de morir aplastada por una roca de hielo. Una de las tablas del techo tiró el aceite de la lámpara, que se desparramó por el suelo y prendió fuego... fuego... era el enemigo principal de las hadas, y se podía ver en los ojos de Estela que lo miraba asustada y casi paralizada del pánico, pero no podía permitirse enloquecer en ese momento.

Colocó las manos a cada lado de su boca para hacerse oír aunque el ruido era tal que difícilmente se escucharía la voz de una pequeña hada como ella.

*¡Oigan! ¡Deténganse! ¿Qué tan loco sería si mojasen la punta de sus flechas en el aceite y prendiese? ¡tal vez el fuego les ayude a combatir al hielo!*
Volver arriba Ir abajo
Lunnaris

avatar

Cantidad de envíos : 13
Fecha de inscripción : 15/08/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   Mar Ago 17, 2010 2:21 am

En un vano intento de permanecer alejada de aquel caótico ambiente, permanecí oculta bajo la protección de una trampilla. Un golpe de suerte me había impulsado a encontrar aquel escondite tan fantástico, un escondite que sería completamente idóneo para resguardarme de aquellos pedruscos de hielo que caían desde lo alto de los mismísimos cielos. He de confesar que por un instante temí morir a merced de la coléra del granizo que golpeaba las tierras sin piedad. Aquella oleada de alivio que inundo mi diminuto cuerpo fue una de las sensaciones más dulces y tranquilizadoras que había vivido durante los últimos meses.

Aguardé tranquilamente a que la tormenta cesara hasta que unos gritos me sacaron de mis pensamientos. Aquel tono de voz me llevó a pensar que se trataba de un hada, como yo. Sabía que lo más prudente era permanecer allí escondida sin hacer nada, pero no podía abandonar a uno de los míos bajo aquellos coléricos granizos, era una muerte segura.
Sin más dilación, recorrí un pasillo hasta llegar a la salida de la trampilla. Tal y como sospechaba, allí había un hada. Me tranquilizó saber que se encontraba oculta, pues creía que estaba fuera luchando por su propia vida.

Cuando iba a acercarme a ella, vi que salió disparada hacia el exterior. Abrí la boca para lanzar una exclamación, pero no tuve tiempo de gritar, pues ya se había marchado. Guiada por un impulso de preocupación y alarma, salí en su busca. A duras penas logré sortear los condenadísimos granizos que podrían alcanzarme y aplastarme fácilmente. Entonces, la situación se complicó más de lo que me gustaría reconocer; vi fuego, mucho fuego... Un escalofrió recorrió mi ser de confin a confín, brindandome una aterradora y agobiante sensación de miedo y desesperación. Odiaba el fuego, temía al fuego. En un acto desesperado por salvar mi vida, volé casi de forma alocada, fue un milagro que ningún granizo me alcanzase.Entonces, logré divisar al hada, estaba oculta bajo un caballo, consideré que era un buen refugio, así que volé hacia allí. Lo único que deseaba era huir del fuego.

Finalmente, me situé justo al lado del hada y posé mi mano sobre su hombro.

-¿Qué hacéis aquí? ¡Este lugar es muy peligroso, deberíamos marcharnos!- Había impregnado mis palabras con un tono de voz que denotaba alarma. Ni siquiera me había percatado de la presencia de los otros presentes.
Volver arriba Ir abajo
Saintus

avatar

Cantidad de envíos : 127
Fecha de inscripción : 28/07/2009

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   Mar Ago 17, 2010 2:49 am

No era natural que el clima cambiara de forma tan drástica, a lo lejos, muy lejos desde una montaña sucedió un desprendimiento de tierra, nadie se había dado cuenta.. Quizá porque mi vista era un poco mas desarrollada que los presentes, pero no lo creía asi. La silueta de nuestros enemigos, se veía aun gracias a la flecha de la elfa, cuyo poder era magnífico, pronto la observé empuñando su arco para dar un disparo, todo sucedió muy rápido, la elfa disparó, el otro elfo encontró un lugar de seguridad para el hada, el granizó comenzó a caer mas fuertemente, se prendió en fuego la casa. Pero un timbre de voz peculiar, y muy agudo dijo presente en el lugar, no muy audible pero si lo suficiente, inmediatamente, tomé aquellas dos serpiente congeladas, para templarlas con mi arco y lanzarlas contra la manticora, pero fue inútil, aquella manticora abrió la boca tragándose por completo ambas serpientes.. Recordando lo dicho por el hada, arrebaté la flecha con veneno del elfo silvestre a la ves que le colocaba algo de aceite, para empuñarla, mientras observaba como aquel chico que parecía controlar la manticora tenía una flecha atravesada en la cabeza. " Será que dio su vida por ese animal" .. Cubránse.. - Dije, mientras disparaba con temple hacia la manticora con una previa concentración, haciendo que aquella flecha de fuego y veneno, fueran en su contra. Recen porque Ariadna lleve esta flecha ~

Solo una de las flechas había impactado contra la quimera, y esta al ver el fuego, huyó despavorida, mientras que el suelo, donde nos encontrábamos se abrió, tragándose por completo la casa.. Deberíamos correr, comenzaba una ves mas a desplomarse aquella montaña ubicada a unos 300 metros, pero de seguro esta ves llegaría hasta nuestra posición..

Teníamos dos opciones.

1.- Quedarnos allí y morir.
2.- Huir a Syael y avisar de la catastrofe.
3.- Huir hacia el mar, donde sin duda podríamos tratar de encontrar una embarcacion para huír.


Luego de plantear las 3 situaciones, sonreí de medio lado, esperando llegar a un acuerdo, mientras cogía todas las flechas esparcidas por el campo, llenando una ves mas mi carcaj y devolviendo al elfo silvestre su flecha con ungüento.

Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Nissa Revane
Ojos Color Esmeralda y Oro
avatar

Cantidad de envíos : 320
Edad : 25
Localización : MeXiicO
Fecha de inscripción : 17/04/2010

Hoja de personaje
Nivel: 2
Experiencia:
935/2500  (935/2500)
Coronas: 110

MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   Mar Ago 17, 2010 10:19 pm

Afortunadamente la flecha que había disparado o fue desperdiciada, el tipo de las flechas de hielo se había interpuesto entre la flecha y la quimera, parecía que lo mas impórtate era la misma quimera y no su vida, se me hizo una reacción estúpida pero lo hecho echo estaba, el sujeto ahora tenía una flecha que le atravesaba la frente y salía por la nuca, una muerte inmediata para cualquier ser viviente de esta tierra.

Cuando reaccione de haber disparado la flecha me di cuenta que la casa se estaba convirtiendo en un infierno, me quede pasmada por unos momentos cuando una voz resonó en mi cabeza.


-Fuego… fuego…- La misma voz que había escuchado meses atrás hacia presencia en mi cabeza nuevamente, los recuerdos de hechos pasados me volvían a acosar, mi fobia por el fuego aun no podía ser superada y para empeorar la situación la casa estaba ardiendo entre las llamas y yo dentro de ella, aun no era tarde para escapar, pero mis pies, manos, todo mi cuerpo se bloqueo al ver las llamas tan cerca de mí, -Nissa… Reacciona Nissa.- por alguna extraña razón siempre que escuchaba esa voz la obedecía sin estar consciente de ello.

Un estruendo se escucho a lo lejos, sonaba como si el suelo tuviera vida propia y reclamara por todo lo que se le había hecho, a lo lejos logre ver como una montaña se desplomaba hacia nuestra dirección, aquella impresionante escena me había hecho reaccionar por inercia, ver una enorme avalancha de lodo y con unos cuantos arboles entre el lodo hacer reaccionar a cualquiera.

El elfo solar tomaba el liderazgo de la situación, en otras ocasiones me hubiera opuesto rotundamente pero sus propuestas eran muy ciertas, lo escuche atentamente y medite las opciones, no teníamos provisiones para quedarnos a la deriva en un pequeño bote en medio del mar, y morir nuca había estado entre mis opciones, era lógico lo que iba responder.

-Syael… opino que avisemos de la catástrofe.- lo mío no era salvar gente por gusto pero si eso implicaba salvar mi pellejo estaría rotundamente a favor.

Espere a escuchar lo que los demás opinaban, mire a i alrededor, nada… nada de frutos nada que sirviera de alimento, sin duda alguna quería que fuéramos a Syael para reabastecerme y conseguir unas cuantas vendas,
-Rápido… que es lo que opinan- no podíamos esperar tanto tiempo, la montaña se nos venia encima y nosotros todavía no podíamos poneros de acuerdo.
Volver arriba Ir abajo
Salen

avatar

Cantidad de envíos : 70
Fecha de inscripción : 17/05/2010

Hoja de personaje
Nivel:
Experiencia:
0/0  (0/0)
Coronas:

MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   Mar Ago 17, 2010 11:59 pm

Hacía mucho que estaba en este pueblo. Demasiado. Tenía que buscar nuevas aventuras en otros lugares. Hacía tiempo que no vivía aventuras y sus músculos empezaban a perder fuerza, aunque seguía siendo fuerte. De modo que cuando salió de la casa que tenía alquilada ese día, los lugareños le observaron de reojo. Siempre se había mostrado distante con los lugareños, pues sabía que algún día se tendría que ir y era un poco raro, pero al verlo salir de casa con esas ropas, ese peto de armadura, y esas dos espadas cruzadas en la espalda, brillantes, pues las cuidaba todos los días después de practicar esgrima en la playa, no pudieron menos que sorprenderse. La empuñadura de un cuchillo de caza sobresalía de su bota derecha y su guardamanos con las cuchillas que hacían de garras estaba atado firmemente en su manos izquierda.

Sonrió y se retiró los pelos de la cara. Debía de tener el aspecto feroz que ofrecía antaño, con su altura excepcional y su expresión seria, rostro anguloso y duro, y con sus experiencias pasadas reflejadas en sus ojos azules. Dejó al descubierto sus dientes, formando una mueca sádica que hizo retroceder a varias mujeres. Cuanto tiempo sin ser él mismo. Sacó un silbato de su bolsillo y lo tocó con fuerza. Con suerte acudirían sus cinco Aquamis que había domado. Para pescar eran muy útiles, y los usaba para desplazarse por el mar. Obviamente el solo necesitaba uno, pero siempre sacaba un dinerillo extra trasportando viajeros. La desesperación de la gente le hacía ganara mucho dinero. Puede que no estuviese bien, pero eso a él le traía sin cuidado.

Entonces algo empañó su creciente felicidad. Fueron tantos sucesos simultáneos que se planteó si no fueron fruto de su imaginación. Empezó con unas ligeras nubes que empezaron a descargar un granizo realmente fuerte, tan fuerte que perforó por varios sitios el bote de pesca del viejo Bill. Algunos pedazos de granizo tenían el tamaño de una sandía, pero cuando quiso ponerse a cubierto ya había cesado, para a continuación ser suplido por un fuerte temblor que movió todo el suelo y derrumbó el porche de su casa de alquiler. A Billy no le haría mucha gracia, pero tenía dinero de sobra. Se agarró a un tronco de roble al tiempo que el temblor cesaba. Entonces unas ráfagas de viento muy fuertes acudieron como llamadas por un mago, llevándose en volandas a no menos que tres niños, que fueron a parar a las rocas cercanas al muelle. La mayoría estarían muertos, pero era hora de salvar el pellejo, no de preocuparse de unos niñatos insolentes. Se puso de pie, pues el viento lo había tirado, y pudo observar como los rayos hendían el cielo en muchos puntos.

Cada vez tenía más claro que eso era obra de algún hechicero, y no débil. Él mismo conocía algún rudimento de la magia, aunque no mucho, pero lo practicaba a diario para perfeccionarlo. Aun así, los cambios meteorológicos cesaron con el derrumbe de una montaña, a unos cuatrocientos metros del pueblo., El suelo volvió a temblar, esta vez por la fuerza del derrumbe, y Salen salió de debajo del árbol. En ese momento se dio cuenta que debajo de un árbol no era el mejor resguardo en una tormenta eléctrica, pero ya poco podía hacer, excepto ir hacia el muelle, donde le esperaban los Aquamis. Aun así, se quedó de pie plantado, en medio del muelle, observando el punto donde los chicos se habían estrellado contra las rocas. Con su vista algo más aguda de lo normal, pudo observa que uno se había roto el cuello, otro se había golpeado la cabeza y la muchachita había salido ilesa, excepto por una fractura en el brazo. Aun así, Salen lamentó que los chicos murieran. Los había enseñado algo de esgrima, y prometían ser buenos espadachines, aunque ahora no llegarían muy lejos.

Mientras esperaba allí plantado, Awiass, su lobo, salió del bosque corriendo, y se le acercó. Le lamió la mano y se restregó contra su pierna. Salen le acarició distraídamente mientras miraba alternativamente los animales marinos y el lobo. No era la primera vez que lo acompañaba nadando, pues tenía mucho aguante, pero si iba a viajar muy lejos no sabía si dejar que lo acompañase.
Volver arriba Ir abajo
Beleg

avatar

Cantidad de envíos : 31
Fecha de inscripción : 13/08/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   Miér Ago 18, 2010 12:58 am

El "combate" fue bien, excepto por el intrépido elfo que me robó la flecha, era bastante atrevido, pero si eso había servido para que no muriéramos, bienvenido sea, la quimera huyó despavorida gracias al fuego y al arquero le atravesó una de las flechas en la cabeza, habíamos resuelto la situación sin demasiados problemas, pero estos se sucedían sin más, mi mano izquierda, se quemó porque la cabaña en la que estábamos se había prendido sin que yo me diera prácticamente cuenta, pude sofocar el fuego en pocos segundos pero eso no evitó que tuviera pequeñas quemaduras, afortunadamente estas quemaduras fueron sobre mi mano izquierda, no me impedían disparar pero lo haría con algo más de dificultad, una montaña a unos 300 metros de distancia empezó a derrumbarse, lo que antes era un bello bosque lleno de vida y alegría, con sus exuberantes hojas se había convertido en una horrible estampa, todo estaba helado, una montaña se estaba derrumbando, era horrible, giré la cabeza para ver dónde estaba Aldred, afortunadamente mi fiel lobo siempre me seguía, habíamos pasado unos días antes de que todo esto ocurriera así que saqué un pequeño pergamino y escribí un mensaje colgándoselo a Aldred del cuello para que lo llevara a la ciudad de Syael.

Contenido del mensaje: Somos una partida de guerreros que acabará con los bandidos que rondan este bosque, pero necesitamos víveres, necesito que preparéis para este mismo día provisiones para uno o dos días enteros, para unas seis personas, es muy urgente, sin víveres, mis hombres no podrán abatir a los bandidos que habitan el bosque, ¡rápido! Tenedlos preparados a nuestra llegada, una hada y un elfo los recogerán.

-Vamos Aldred, rápido como el viento chico, necesito que llegues cuanto antes a Syael.

Aldred salió rápidamente en dirección a la gran ciudad, llegó en poco tiempo y entregó el mensaje, los soldados empezaron a preparar los víveres.

-Chicos, he enviado a mi lobo a por provisiones, he tenido que contar algunas mentiras para que nos den los víveres, pero creo que se lo creerán, seamos realistas, si hubiera puesto que dos hadas y tres elfos querían salvar el bosque de un malvado hechicero, no creo que nos hubieran proporcionado ayuda-Dije con una gran sonrisa en mis labios.

Con un ágil movimiento arranqué un trocito de la ropa del elfo y me la guardé.

-Disculpa, pero con esto mi lobo podrá rastrearte y os encontraremos, id en camino.

Le dije también a una de las pequeñas hadas (Lunnaris, para que no haya confusiones) que viniera conmigo, en mi mensaje había puesto que irían un elfo y una hada, necesitaba a una de ellas, esperé a que la pequeña hada estuviera lista y me puse en marcha.

Más o menos a la mitad del camino me detuve, le había dicho a Aldred que marcara el camino por si nos perdíamos, y tenía que ir analizando el lugar, en efecto, uno de los árboles estaba marcado, y el hada y yo continuamos nuestro camino hacía la ciudad, yo estaba serio y no articulaba palabra alguna, solo miraba a la pequeña hadita de vez en cuando.

En efecto, cuando llegamos, allí estaban, las cajas de provisiones, después de una pequeña conversación con los guardias, rápidamente las cogí, era raro pero no pesaban demasiado, desde luego, ya había visto los muros de Syael, pero aún me llamaban la atención, eran impresionantes.

íbamos un poco lentos por el peso de las cajas, además mi mano izquierda me dolía por la quemadura, pero poco a poco llegábamos al lugar indicado siguiendo las marcas de Aldred, que poco después de salir con las cajas hizo escena y yo le enseñé el pequeño trozo de ropa del elfo, rápidamente descubrió su rastro y nos pusimos en marcha, tardamos muy poco en llegar dónde estaban los demás, la montaña cada vez estaba en peor estado.

-Ya estamos aquí-Dije muy cansado.

Dejé las cajas de víveres y muy cansado y fatigado, al igual que mi lobo, y también el hada, o por lo menos eso parecía.

-Coged las cajas y sacadlas de aquí, hay que irse.

Caí de rodillas al suelo esperando ver que hacían mis compañeros, necesitaba recuperar el aliento, me había cansado muchísimo el viaje a contrarreloj y ahora estaría un buen rato sin poder hacer nada en plenas condiciones.



Volver arriba Ir abajo
Lunnaris

avatar

Cantidad de envíos : 13
Fecha de inscripción : 15/08/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
0/1000  (0/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   Miér Ago 18, 2010 12:57 pm

Todo había sucedido muy rápido, más de lo que me gustaría reconocer. Un alegre y sosegado paseo por los bosques se había convertido en una lucha por la supervivencia, y no sólo se trataba del colérico granizo. Un sonoro estruendo me hizo virar la vista hacia otro lado con el afán de encontrar de donde provenía, y así lo hice.
Abrí los ojos de par en par y dejé escapar una exclamación de asombro cuando me percaté de que una montaña había empezado a derrumbarse. Irremediablemente, aquel asombro se convirtió en inquietud.

Miré a mi alrededor con el nerviosismo dibujado en mis ojos. El granizo me impediría volar y escapar muy lejos y aquella montaña no parecía tener ganas de detener su derrumbamiento. No sabía que hacer. Las cosas no siempre eran fáciles para una pequeña hada como yo.

Entonces la voz de un elfo me sacó de mis pensamientos, me había propuesto que le acompañara a Syael. Acepté sin reparo,. Les agradecí en silencio a los espíritus de los bosques que me hayan brindado esa pequeña oportunidad para salir de ahí y ordenar mis ideas. Rauda como el viento, volé hacia el elfo y me metí en su bolsillo, era la mejor forma de resguardarse de aquel caótico clima.

No articulé ni una sola palabra durante el viaje, pues no lo consideraba necesario a parte de que no tenía ganas de hablar. Todo sucedió muy rápido. Me reconfortó volver a contemplar las e dificaciones de Syael, eran simplemente una maravilla. Además, recordé a aquellos dos viajeros que conocí en mi primera visita; Derek y Cathan. Me pregunté que había sido de ellos y si volvería a verles.

Antes de que pudiera darme cuenta, ya estabamos de vuelta.

Cansada, asomé la cabecita por el bolsillo del elfo para observar mejor a todos los presentes, pues hasta aquel momento no había tenido oportunidad de hacerlo.

Cuando el elfo se dejó caer a causa del cansancio, salí de su bolsillo y volé hasta colocarme sobre su hombro.
-¿Estáis bien?- Le pregunté con un ápice de preocupación.


Última edición por Lunnaris el Miér Ago 18, 2010 3:27 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Estela
Lindura
avatar

Cantidad de envíos : 684
Fecha de inscripción : 07/07/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
665/1000  (665/1000)
Coronas:

MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   Miér Ago 18, 2010 3:15 pm


El hadita hizo espacio a su compañera bajo el caballo para que el granizo no les dañase. En un ambiente tan hostil era difícil que un hada de su tamaño pudiese hacer algo por los demás, aunque fuese lo que mas deseaba en ese momento con todas sus fuerzas, pero no dominaba bien sus hechizos, sólo el de curación y ahora mismo ese no le servía para nada.

Le alegró ver que su idea de llamear las flechas había resultado y la mantícora huyó y a su lado el hombre que les lanzaba las flechas de hielo había caído atravesado por una flecha, era un espectáculo terrible para Estela, pero lo prefería antes de ser ella la muerta. Las llamas los rodeaban y su miedo al fuego como todo ser feérico empezaba a tomar fuerza hasta que se agarró con fuerza a una pata del caballo para no salir huyendo pues el granizo podría aplastarla en el camino.

Parecía que los elfos discutían, o debatían algo... Escuchó la voz de la elfa pero entonces un temblor le hizo agarrarse con más fuerza al animal que se movió intranquilo. Allá a lo lejos una montaña se rompía y sus restos caían en forma de avalancha en dirección a lo que quedaba de la cabaña, devorada por las llamas. El hadita gritó y voló con toda la potencia que le podían dar sus alitas hasta resguardarse bajo la capa de la elfa. No se había dado cuenta de que estaban decidiendo, sólo escuchó que ella proponía ir a Syael para avisar de las catástrofes y además salvar la vida, si se quedaban morirían sepultados por el corrimiento de tierra.

*¡Sí rápido debemos irnos de aquí, vayamos a Syael! ¡Pero salgan rápido o no tendrán tiempo!*

Estaba muy asustada y sólo veía desorden a su alrededor, de repente uno de los hombres se marchaba junto a la otra hadita.

*¡Oigan a donde se marchan regresen!*

Miró a sus compañeros y esperó a que ellos al menos tambien se marchasen.

*Si nos separamos seguro que morimos todos..* murmuró entristecida
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Flechas De Hielo. ~   

Volver arriba Ir abajo
 
Flechas De Hielo. ~
Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» toa korthax el toa de hielo
» [RPG Maker XP] Patinaje sobre hielo
» era del hielo[magnus,amani y yo]
» El hielo...no es mi elemento [Libre]
» Nakamas de Kior

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Utopia Medieval :: Bσsqυє Eтєяησ-
Cambiar a: