FORO CERRADO. comentarios y aclaraciones thunderstruck@hispavista.com
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse


Guia rápida
Reglas del Foro
Ayuda al usuario
Registro de avatares
Crea tu ficha
Aventuras disponibles
Razas
Compendios de Habildades
Afiliaciones

El contenido de este foro esta bajo registro de derechos, cualquier uso de este sin autorización del completo staff administrativo del foro esta prohibido, así mismo las creaciones de cada usuario son propias de ellos y queda prohibido hacer uso de estas obras particulares sin autorizacion del autor. El foro se reserva el derecho de admision.

Comparte | 
 

 Las Cenizas Sagradas.

Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3
AutorMensaje
Ingvar

avatar

Cantidad de envíos : 72
Localización : En un Callejón Oscuro y Solitario.
Fecha de inscripción : 08/05/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
450/1000  (450/1000)
Coronas: 200

MensajeTema: Re: Las Cenizas Sagradas.   Miér Mayo 19, 2010 5:40 am

La situación estaba fuera de control, los ataques aéreos no estaban previstos por ninguno de los soldados ni por el mismo Orel, Deán luchaba a su lado pero también parecía desconcertado, yo solo trataba de buscar el momento perfecto para lanzar una de mis flechas, una herida en sus alas las dejaría sin poder volar y serian presa fácil para los soldados, no quitaba mi vista de estas bestias repugnantes que me recordaban a un pájaro enorme y eso me hacia la piel de gallina.

El momento se presento cuando una Arpía se quedo en el aire unos segundos, esta trataba de localizar una nueva víctima y tenía sus ojos clavados en elune, apunte directamente hasta la arpía, tense la cuerda y la solté, la flecha salió disparada y impacto de lleno en la arpía la cual, al recibir el impacto cayó al suelo de lleno, dos soldados fueron rápidamente hacia la arpía derribada y encajaron sus espadas en la cabeza de la bestia ocasionando su muerte inmediata.

Ahora solo quedaban 2 arpías, las cuales empezaban a notar la desventaja y dudaban al momento de iniciar un ataque, volví a cargar otra flecha apuntando a una de ellas como tratando de amenazarla, esta noto mi intento de ataque y cambio de posición rápidamente.

-¡Deja de jugar con ellas y disiparles!- demando un soldado a mi lado.
-Tranquilo, No nos atacaran, el miedo no anda en burro colega...- mi frase fue interrumpida por un fuego amarillo que ascendía hasta las arpías, estas tratando de elevarse con la intención de escapar del fuego abrazador pero al poco tiempo las consumió dejando solo cenizas a su paso, Elune lo había hecho de nuevo.

Sonrei por debajo y los soldados gritaron -Victoria!- al unisonó, tan rápido como la batalla se había terminado los soldados tomaron el cuerpo de su compañero herido, recibiría un entierro con honores...pero este no era el momento.
Volver arriba Ir abajo
Duriel

avatar

Cantidad de envíos : 63
Fecha de inscripción : 08/05/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
360/1000  (360/1000)
Coronas: 120

MensajeTema: Re: Las Cenizas Sagradas.   Miér Mayo 19, 2010 6:10 am

La amenaza había terminado, de nuevo Elune nos había evitado mayores problemas, que hubiese sido de esta caravana si no fuese por su presencia, realmente era toda una hechicera.
Orel y algunos de los soldados fueron a donde se encontraba el cadaver de aquel soldado cuyo destino no fue nada agradable.
Dos de los soldados tomaron de los brazos al cuerpo inerte de su camarada y lo arrastraron hasta dejarlo reposando sobre la fuente, al lado de una de las urnas. Orel se acercó y pasó su mano sobre sus ojos, cerrando estos.

El silencio había gobernado luego de la desesperación de la batalla, en ese momento una gran explosión se sintió detrás de donde Elune se encontraba, cerca de la entrada al palacio.
Al voltear hacia donde habíamos sentido aquel ruido notamos como una rafaga de "viento" de color negro comenzaba a dar vueltas sobre el escenario hasta materializar una figura totalmente horrenda, que se encontraba detrás de Elune.

Elune no pudo reaccionar a nada, antes de que se dé cuenta aquella extraña figura estaba creando una especie de puente de energía entre el y Elune, era algo raro de explicar, al parecer la criatura formaba un vinculo con Elune, no para nada bueno.
Elune comenzó a llorar y gritar desconsoladamente, como si de una historia de terros se tratase, yo siemplemene me paralizé al escuchar aquel grito.

Elune seguia gritando, y nadie de nosotros reaccionaba, era como si todos estuviesemos sin poder movernos, presenciado aquel horroroso acontecimiento. Así continuó por algunos segundos, hasta que los ojos de Elune se volvieron inexpresivos, blancos, vacios.
Elune cayó al piso, seguía viva, pero en un estado de Shock importante.

En ese momento la figura dio un gran alarido, era simplemente horrible, parecía no tener forma alguna, y de lo que suponía que eran sus extremidades salían unos órbes, lo que parecían ser ojos, de tamaño exageradamente grande, y mirada penetrante.

-ESCUCHEN TODOS, ES UN BIZARRO, SE ALIMENTA DE BUENOS RECUERDOS, NO DEJEN QUE SE ACERQUE A USTEDES, ES DEMASIADO PELIGROSO SI NO LO SABEN COMBATIR.-
Dijo Orel mientras bajaba su guadaña y su mano se tornaba con un aura blanca que irradiaba parte del templo con una luz extremadamente pura.

El bizarro no paraba de gritar, se acercó de una zancada a otro de los soldados, este intentó escapar, pero la extremidad que contenía a uno de los ojos se enredó en sus pies, haciendo que este cayera, y al igual que Elune, comenza a llorar y gritar despavoridamente, sin razón alguna, en unos pocos segundos se encontraba allí, tirado en el suelo, sin expresión alguna. Sus recuerdos habían sido absorvidos por aquella horrenda criatura.
Di unos cuantos metros para atrás, mi mirada no se podía apartar de aquella horrenda criatura, el miedo me invadía por dentro, si seguía así sería su próxima victima.

OFF: Criatura -> http://www.utopiamedieval.com/Bizarro-h30.htm
Volver arriba Ir abajo
Ingvar

avatar

Cantidad de envíos : 72
Localización : En un Callejón Oscuro y Solitario.
Fecha de inscripción : 08/05/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
450/1000  (450/1000)
Coronas: 200

MensajeTema: Re: Las Cenizas Sagradas.   Miér Mayo 19, 2010 9:41 am

La Batalla Había terminado en victoria, pero la satisfacción no duro mucho, una especie de Oscuridad domino el templo y de esta se formo una extraña criatura que jamás en mi vida había visto, su forma era casi indescriptible y de solo verlo me causaba pavor, posiblemente sus intenciones no eran buenas, lo confirme al ver como Elune era ataca, trate de ayudar pero el miedo no me dejo mover ni un musculo y al parecer a todos les pasaba.

Al poco tiempo Elune cayó al suelo con un rostro inexpresivo y los ojos en blanco, no sabía si seguía viva o muerta, esperaba lo mejor.

Pasados los segundos volví a recuperar el control de mi propio cuerpo, al mismo tiempo Orel exclamaba -ESCUCHEN TODOS, ES UN BIZARRO, SE ALIMENTA DE BUENOS RECUERDOS, NO DEJEN QUE SE ACERQUE A USTEDES, ES DEMASIADO PELIGROSO SI NO LO SABEN COMBATIR.-.

"Un Bizarro" era nuestro enemigo, había leído algo sobre ellos, pocos habían sobrevivido para contar algo sobre estos, por eso no se tenía mucha información sobre la criatura. Orel creó una luz que desprendía una sensación de bondad y pureza, el mounstro se vio afectado por el hechizo pero eso no le impidió atacar a otro pobre soldado.

Al igual que Elune el soldado cayó al suelo con los mismos síntomas, tome mi arco y coloque una flecha y sin pensarlo dos veces la dispare en dirección al extraño Ojo en sus extremidades. La flecha se clavo de lleno, pero esta se hundió en el ojo para luego desaparecer dentro de este.

-No...Resistan...-
podía jurar haber escuchado a esa cosa hablar, pero le di más credibilidad a mi razón, posiblemente fue el viento.
Volver arriba Ir abajo
Duriel

avatar

Cantidad de envíos : 63
Fecha de inscripción : 08/05/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
360/1000  (360/1000)
Coronas: 120

MensajeTema: Re: Las Cenizas Sagradas.   Jue Mayo 20, 2010 4:22 am

El bizarro se adelantaba mientras Orel apuntaba a su rostro con aquella aura benéfica, de todas formas parecía ser absolutamente obsoleta, aquella horrorosa figura seguía su paso, los soldados retrocedían, al parecer tenían miedo, no podían reaccionar frente a aquella criatura.
Uno de los soldados logró vencer aquel miedo que lo dominaba, y se lanzó al ataque con una enorme hacha que tenía entre sus manos.

Pero aquel bizarro simplemente creó la misma especie de vinculo que tenía con los demás, el humano simplemente dejó caer el hacha, mientras que sus recuerdos eran absorvidos por aquella repugnante bestia.

El cuerpo inerte de aquel valeroso humano quedó tendido sobre el frío marmol del templo, en ese momento el bizarro adelantó su paso hasta llegar a donde se encontraba Orel, el aura que irradiaba este se difuminó cuando el bizarro logró tomarlo de la cabeza enredando una de sus extrañas extremidades.

Los ojos de Orel se hacían hacia atrás, parecía como si estuviara poseído. Pero al mismo tiempo Orel ponía una fuerza de voluntad digna de respeto, era una batalla de mentes y recuerdos contra el bizarro, yo no sabía como reaccionar, me quedé allí parado, sin hacer nada.
Volver arriba Ir abajo
Ingvar

avatar

Cantidad de envíos : 72
Localización : En un Callejón Oscuro y Solitario.
Fecha de inscripción : 08/05/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
450/1000  (450/1000)
Coronas: 200

MensajeTema: Re: Las Cenizas Sagradas.   Vie Mayo 21, 2010 12:31 am

El Medio era casi palpable en el aire, los soldados simplemente estaban petrificados, algunos trataron de ayudar a Orel pero se detenían antes de siquiera levantar su espada, Orel luchaba mentalmente contra la criatura, el bizarro parecía molesto...nunca había durado tanto en conseguir un alimento, no podía simplemente quedarme viendo, Tome otra flecha y la coloque en el arco, no apuntaría a el glóbulo ocular, esta vez seria a la conexión que lo une a el cuerpo, posiblemente así podría salvar a Orel de el terrible destino de los demás.

Tense la cuerda y apunte a la especie de "vena" que unía el ojo con el cuerpo, dispare sin preámbulos, la flecha corto el ligamento al mismo tiempo la bestia emitió un sonido horrendo que me hizo tapar mis oídos con las manos, Orel se libero de el glóbulo ocular, Orel enfurecido clavo su guadaña en el ojo, al recibir el guadañado el ojo perdió la pupila y solo se hizo blanco.

Orel me miro con mirada de agradecimiento pero este no era momento para dar las gracias, el bizarro todavía seguía vivo y dudaba si alguien sabia como matar a uno, Orel parecía saber la teoría pero no la práctica, gracias a los dioses los movimientos del bizarro se volvieron lentos después de perder su ojo.

-Escuchen soldados, Nadie sabe como poder matar a estos bastardos, las leyendas dicen que la luz solar los puede matar...- Orel hizo una pausa mientras posaba su mirada en uno de los ventanales, el sol estaba a punto de esconderse atrás de las montañas. -!Tendremos que darnos prisa!, !Saquen a este bastardo a golpes!.-.

Orel fue el primero en envestir contra la criatura, usando su guadaña como escudo choco contra el bizarro, el bizarro tambaleo unos metros hasta volver a ponerse a la defensiva, estaba a unos escasos 20 metros de la puerta....era hora del contraataque.
Volver arriba Ir abajo
Duriel

avatar

Cantidad de envíos : 63
Fecha de inscripción : 08/05/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
360/1000  (360/1000)
Coronas: 120

MensajeTema: Re: Las Cenizas Sagradas.   Vie Mayo 21, 2010 3:49 am

La pelea continuaba, y yo simplemente estaba allí parado sin hacer nada, hasta que Ezio logró hacerme conciente de la situación. Este lanzó una flechazo hacia la extremidad que tenía aquel orbe extraño al que suponíamos que era un ojo, el bizarro emitió un sonido totalmente estridente que me rompió la cabeza por unos segundos.
Ezio había luchado contra su miedo y había podido dañar al bizarro, al igual que Orel quien actuó heroicamente luchando mano a mano contra semejante criatura, pero yo me sentía inutil, el miedo me había dominado.

Tomé conciencia luego del grito de Orel, no podía quedarme de brazos cruzados, tenía que hacer valer mi largo camino hasta aquí, tenía que obtener toda la información necesaria acerca de Knolgmir y mi familia, y si moría eso sería imposible.

Los soldados fueron en contra de la bestia, esta simplemente lanzaba golpes con sus extremidades, estaba totalmente enfurecida por la perdida de su "ojo". Al parecer llevabamos la delantera en la batalla, pero de todas formas no podíamos cantar victoria, dos de nuestros compañeros habían resultado gravemente heridos, psicologicamente claro, pero en un estado de Shock que nunca antes creería haber visto, sin contar el pobre hombre que perdió la vida con esas arpías.

Tomé mi mandoble con ambas manos, mientras este nuevamente volvía adquirar la luminiscencia característica de la luz sagrada que rodeaba mi arma, formando un aura que esperaba que aumente el daño en esa criatura.
Esperé mi momento al mismo tiempo qu eluchaba contra aquel miedo que intentaba dominarme, aunque la confianza y la voluntad de mis compañeros poco a poco hicieron que este sea ínfimo, y tuviera las agallas suficientes para continuar en la pelea.

Dos de los soldados que nos acompañaban me sirvieron perfectamente de distracción, uno de ellos atacó por el flanco derecho de la criatura, mientras que el otro por el frente, junto con los demás. La bestía tomó con su extremidad a uno de los soldados, ahora estaba indefensa, o por lo menos eso esperaba.
Salté hacia ella al mismo tiempo que daba un brusco corte horizontal a la altura de lo que suponía que era su cintura, más bien el medio de ese bizarro.
Lancé un grito mientras blandía mi mandoble con todas mis fuerzas.

Lo había logrado, el golpe había sido extraordinario, la bestia se partió por la mitad, literalmente, ambos pedazos quedaron en el suelo, revoloteando como un pez al que se le sacó del mar. Los soldados sin pensarlo dos veces clavaron sus espadas en ambas mitades del cuerpo, hasta que este quedó completamente inmóvil, lo habíamos logrado.

Caí victima del esfuerzo de ese ataque, me recosté sobre la pared que se encontraba más cercana, y lancé mi mandoble al suelo, ahora podíamos continuar con nuestra misión.
Volver arriba Ir abajo
Ingvar

avatar

Cantidad de envíos : 72
Localización : En un Callejón Oscuro y Solitario.
Fecha de inscripción : 08/05/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
450/1000  (450/1000)
Coronas: 200

MensajeTema: Re: Las Cenizas Sagradas.   Sáb Mayo 22, 2010 6:24 am

Después de unas acciones heroicas de parte de los soldados y Duriel habíamos logrado al fin vencer a la criatura la cual resulto ser tan mortal como cualquier otro ser, esto debía ser escrito en un manual para luchar contra un bizarro, aun que no sabía a ciencia cierta si eran frecuentes los encuentros con tales criaturas, en todo caso información buena de mas nunca va de sobra, guarde mi arco en mi espalda, me acerque a la extremidad cortada por mi flecha, tome la flecha y la guarde en el carcaj.

Dos soldados estaban ayudando a los que la bestia había atacado, sus ojos en blanco no era una buena señal, tenían signos vitales pero no reaccionaban a ningún estimulo, Orel mostraba preocupación, era muy probable que los soldados no se recuperaran nunca. A Los "Heridos" los recostaron aun lado de la fuente.

Yo por mi parte no podía creer todo lo que había pasado en menos de una semana, la fatiga era inmensa y mis ánimos se estaban agotando, solo quería volver al pueblo y dormir una larga siesta, me tire en el suelo dando grandes bocanadas de aire fresco, necesitaba algo de relajación.

-Bueno...Todo salió según lo planeado, en la mañana regresaremos a el pueblo donde cada quien tomara su rumbo, Hemos logrado lo que muchos han deseado hacer, Ahora las tumbas de los 7 están en su lugar....Descansen y les digo de parte de la Orden...Mi casa es su casa.- dijo Orel con un extraño tono de amabilidad.

Los soldados rápidamente fueron hacia las provisiones. El cocinero creó una pequeño hoguera la cual le costó un tiempo prender dado que Elune no estaba "Disponible" para ayudarlo, un pequeño círculo se formo al rededor de la fogata, a Orel le preocupaba que el fuego quemara el mármol del suelo pero eso era lo de menos, él y los demás tenían un hambre de muerte.

El cocinero empezó a pasar plato tras plato de una sopa con diferentes ingredientes, Algunos soldados antes de comer rezaron, otros simplemente atacaron el plato, yo juego con la cuchara unos segundos antes de empezar a comer, La Lucha Había terminado, mañana por la mañana todos iríamos a Casa.
Volver arriba Ir abajo
Duriel

avatar

Cantidad de envíos : 63
Fecha de inscripción : 08/05/2010

Hoja de personaje
Nivel: 1
Experiencia:
360/1000  (360/1000)
Coronas: 120

MensajeTema: Re: Las Cenizas Sagradas.   Sáb Mayo 22, 2010 7:01 am

La batalla había terminado, habíamos podido vencer a aquella extraña criatura trabajando en equipo, y ya todo hacía cesado. De todas formas todos lamentamos la muerte de uno de nuestros compañeros, sin contar además de que Elune y otro soldado más estaban inconcientes, al parecer sus mentes quedaron en blanco, no podíamos hacer nada.

Todos comenzaron con sus actividades, reponerse de la pelea, improvisar una fogata, atender a los heridos, etcétera. Yo solo me levanté de donde me encontraba, tomé mi mandoble y lo ajusté nuevamente a mi espalda.

Caminé lentamente hasta llegar al centro del templo, donde reposaban los restos de los siete guerreros, aquellos por quienes hoy habíamos dado la vida. Me acerqué a la urna donde estaban contenidas las cenizas de Knolgmir. Estaba adornada finamente, era de oro como todas las demás, esta tenía un gran martillo en su relieve.
No logré contenerme ante todos aquellos pensamientos que se me pasaron por la mente en tan solo unos segundos, todas las cosas que había vivido con Knolgmir, y ahora encontrarme con todo este mundo detrás de él, lleno de misterio, tal como había escrito en su carta antes de morir.

Sentí unos pasos de atrás, una mano se posó sobre mi hombro derecho, era Orel.
-Ahora todos descansan en paz Duriel, tu camino recién empieza, esto es solo una pizca de todo lo que sabrás más adelante.- Miré a Orel, una lágrima corría por su rostro, no podía olvidar que Espheria era su madre, tenía todo el derecho a sentirse honrado y orgulloso de ser heredero de tal poder.

-Lo sé.- Dije sin perder la vista de aquellas urnas.

Me quedé allí unos cuantos minutos, contemplando todo a mi alrededor, recordando los viejos momentos que pasaba con Knolgmir, aquel testarudo enano que llenó mi vida de alegría, y lo más importante, aquel que me había dado una familia.
Me prometí a mi mismo seguir con los ideales de Knolgmir, adentrarme aún más en mi pasado, averiguar el porqué de su muerte y varias cosas más, mi aventura recién comenzaba, este solo había sido el primer paso.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Las Cenizas Sagradas.   

Volver arriba Ir abajo
 
Las Cenizas Sagradas.
Volver arriba 
Página 3 de 3.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3
 Temas similares
-
» El templo de las cenizas sagradas {Sacred ashes}
» Siguen medidas en Aeropuertos por cenizas del Puyehue
» Las 5 bestias sagradas
» Bariloche oscureció cubierta de ceniza volcánica
» Volcán Puyehue al sur de Chile en erupción

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Utopia Medieval :: Montes helados-
Cambiar a: